Docentes piden incluir en la paritaria “el salario perdido en 2018”

Foto: Nicolás Braicovich


De cara a la primera reunión que se celebrará este miércoles los gremios buscan que el Gobierno de la Provincia recomponga primero el salario en un 15% para luego discutir el incremento de 2019. El año pasado el aumento del sueldo fue del 32% mientras que la inflación anual fue del 47,6%.

Este miércoles, a menos de un mes del comienzo de clases, se celebrará la primera reunión paritaria entre los gremios docentes y la Gobernación bonaerense.

Los sindicatos, tras haberle recriminado a la Gobernadora María Eugenia Vidal y el Ministro de Trabajo Bonaerense Marcelo Villegas por el retraso para iniciar la negociación, advirtieron que buscarán que en la paritaria se reconozca el salario perdido en 2018 por la inflación antes de comenzar a debatir el aumento para este año. 

En ese sentido, la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, explicó que “el salario docente quedó aproximadamente un 15% por debajo de la inflación”, y recordó que “en enero se liquidó el último 2% de incremento otorgado por la Provincia, para completar un 32% de aumento salarial 2018 (cuando la inflación fue del orden del 47,6%). Esto significó, por ejemplo, $108 al Básico. Estamos pidiendo recuperar el salario perdido; ya ni siquiera estamos discutiendo un incremento, sino recuperar el poder adquisitivo”.

Asimismo, la dirigente gremial indicó que “se ha perdido un tiempo valioso en la discusión de las condiciones laborales y el salario de los docentes. Pedimos que nos convocaran en enero y recién tenemos la primera reunión del año este miércoles”.

“El 6 de marzo, los docentes queremos estar en el aula, dando clases normalmente. Pero va a depender de la gobernadora Vidal, su voluntad y su decisión por solucionar esta situación por la que está atravesando el sector”, dijo Petrocini.

Por su parte, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, consideró que “el Gobierno se ha preparado para confrontar” y sostuvo que esa postura “no es una buena señal” de cara a la primera reunión paritaria del año.

En diálogo con Radio Estación Sur de Florencio Varela, insistió con la necesidad de incorporar la “cláusula gatillo” en la pauta salarial de 2019. A su vez, insistió en que el comienzo o no de las clases es “responsabilidad de la gobernadora (María Eugenia) Vidal” y volvió a quejarse de las “mesas de diálogo” convocadas por el Ejecutivo para incorporar a los padres al debate educativo.

“Dilataron la convocatoria y armaron mesas de Cambiemos partidarias para enfrentar a los docentes. Creo que esa no es una buena señal, pero vamos a ir con toda la buena voluntad”, manifestó.

Comentarios