“A la que le pedimos verdad es a la institución”

Familias de niños y niñas que asisten a la colonia del colegio Lincoln se manifestaron en las puertas del establecimiento para reclamar que no se reinicien las actividades en el predio en el que la semana pasada falleció ahogado Lucas Lin y rechazar el destrato que afirman que las autoridades están manteniendo con ellos. Finalmente Min Lin, el papá del niño, fue recibido

Un niño de 10 años le pregunta a su mamá Natalia: “¿cómo podemos ir a la colonia de nuevo? ¿no saben que ahí se murió un nene?”. Tan simple como eso. Sin embargo las autoridades del Colegio Lincoln le habían avisado a las familias vía mail que este lunes se retomarían las actividades “normalmente” en el predio de 518 y 137 en el que falleció ahogado en la pileta Lucas Kevin Lin, de cinco años, hace apenas seis días.

Hoy padres y madres de niños y niñas que asisten a esta colonia realizaron una movilización pacífica a las puertas de la escuela ubicada en 40 entre 6 y 7, para pedir que no se retomen las actividades y manifestar su rechazo al destrato que afirman que la institución está teniendo con las familias.

Mientras pedían mantener una reunión con las autoridades del establecimiento, la representante legal del mismo, Marisa González, se hizo presente, y señaló: “Han sido convocadas personalmente una por una las familias que iban a la colonia, para que sus hijos puedan recibir contención psicológica, aquellos que lo deseen. Está acá adentro un equipo interdisciplinario esperando a los alumnos que deseen venir con sus papás. Hoy nos estamos dedicando a tareas de contención con la gente de la colonia”. De esta forma, descartó que se buscara la reapertura del predio.

Sin embargo, las madres y padres que estaban presentes negaron que ese hubiera sido el motivo de la convocatoria. “Nunca nos dijeron que nos estaban llamando para algo vinculado a la contención psicológica”, señaló Natalia, y reiteró que la única comunicación que recibieron indicaba que volvía a funcionar la colonia.


Por su parte, fuentes municipales informaron que esta mañana fue montado un operativo en el exterior del predio por parte de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano para impedir que se retomaran las actividades hasta tanto la Justicia resuelva si el lugar está en condiciones de volver a funcionar, de manera que el sitio en donde ocurrió el hecho finalmente no fue reabierto.

La representante legal del Lincoln reiteró la postura de la institución respecto a lo sucedido: “En el lugar estaba el personal idóneo, eso fue acreditado el mismo día del hecho. El predio está habilitado, hay una médica en el predio las ocho horas que está abierto, hay un guardavidas certificado, estaba el coordinador, el director de la colonia, profesores de educación física. No sabemos qué pasó. Esto está siendo objeto de una investigación. El colegio está disponible para lo que la Justicia nos requiera”.

De todas formas, las familias se mostraron disconformes con la actitud de las autoridades del colegio, de quienes aseguran que todavía no recibieron ningún tipo de explicación sobre lo que pasó. “No le creemos nada a la institución. Nos tendrían que haber llamado al otro día del hecho, abrirnos las puertas y explicarnos qué sucedió”, remarcó Natalia. En tanto, Gastón, otro de los papás, indicó: “Las familias queremos saber la verdad. La fiscal está trabajando, la justicia está trabajando, a la que le pedimos verdad es a la institución”.

Tras una hora y media de estar en la puerta del Colegio, finalmente Min Lin, padre de niño fallecido, fue recibido por las autoridades de la escuela por primera vez. Antes de entrar, había declarado a los medios: “Yo quiero que no abra la colonia. Por eso estamos acá. Para avisar a los otros padres que no lleven sus niños. Lo único que quiero decir a los padres es que se hagan más tiempo para estar con sus niños. Todavía no tuve una reunión con las autoridades del colegio. Recién vino una señora para decirme si quería hablar. Y yo le dije que quería una explicación”.

Comentarios