fbpx
25.6 C
La Plata
sábado 26-11-2022

Aborto, “nazismo” y subvención a la Iglesia

MÁS NOTICIAS

El Papa Francisco despotricó contra la aprobación de la despenalización del aborto, lo comparó con “nazis con guantes blancos”. Ahora la lupa está puesta en el Senado: en septiembre puede hacer historia convirtiendo en ley la interrupción voluntaria del embarazo; y además, tiene en su poder el dictado de la media sanción del quite del pago de haberes a los obispos

La semana se tiñó de verde en todo el país. Más de un millón de mujeres se movilizaron a favor de la legalización y despenalización del aborto, sin embargo, la Iglesia sigue presionando para impedir que se convierta en ley. Desde el movimiento feminista el avance a la Cámara Alta se vivió como un triunfo histórico y, también podría serlo, que el gobierno deje de destinar millones de pesos a la Iglesia.

El mismo jueves, a dos horas de que se aprobó la media sanción a favor del aborto, la Conferencia Episcopal Argentina a través de un comunicado titulado, lamentó dicho avance y señaló que “la Cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos”, ya marcando su posición y presión hacia los ediles de la Cámara Alta.

En tanto, el Papa Francisco (Bergoglio) habló contra todas las personas que apoyaron la legalización del aborto: es “lo mismo que hacían los nazis para cuidar la raza, pero con guantes blancos”, sin importarle ni tener en cuenta la cantidad de mujeres que mueren por abortos clandestinos. Según datos del Ministerio de Salud en 2008, mueren 100 mujeres por año, con lo que el aborto es la principal causa de muerte de mujeres gestantes.

El nuevo azorbispo de la ciudad, monseñor Víctor “Tucho” Fernández que fue puesto por Bergoglio, no pasó el tema desapercibido y también ayer en su primera homilía en la Catedral le dedicó un mensaje a los senadores (ver nota aparte)

Más allá de las presiones dentro del poder político, el movimiento feminista salió masivamente a las calles. Más de un millón de personas se congregaron en los alrededores del Congreso exigiendo “aborto legal, seguro y gratuito”, explicando que no se trata de una discusión sobre “aborto sí o aborto no” sino que se trata del derecho a decidir de las mujeres y personas gestantes, siendo además un problema de salud pública.

Todos los partidos políticos, salvo el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), estuvieron divididos en los votos y sus diputados tuvieron libertad de acción a la hora de exponer su posición, a pesar de la “rosca” que llevaron a cabo hasta el último minuto, entre cenas y desayunos.

Ahora la lupa está puesta sobre la Cámara de Senadores, donde la expresidenta, que se posicionó totalmente en contra durante su gobierno, ocupa una banca y ahora revisó su posición. Rápidamente el bloque del FPV aseguró que todos sus ediles votarán a favor, por lo que se palpita otro triunfo en unas pocas semanas.

Acá cabe resaltar, que el pasado 26 de marzo el senador de Cambiemos, Alejandro Etchegaray, presentó un proyecto para que el Estado deje de pagar los sueldos de la Iglesia. Según afirmó el jefe de gabinete, Marcos Peña, en la primera presentación del informe sobre el Presupuesto 2018 en el Congreso, el gobierno gasta $130 millones de pesos anuales en obispos, quienes –según detalló- cobran entre $40.000 y $50.000.

“El artículo 2 de la Constitución Nacional establece que el gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano, esto no se trata necesariamente de sueldos”, afirmó Etchegaray. Al tiempo que agregó: “Debemos tener en cuenta que la administración de recursos públicos con fines sociales debe estar a cargo del Ministerio de Desarrollo Social, que tiene la obligación de rendir cuentas”. Y recordó que las remuneraciones a favor de distintos integrantes del clero católico se dispusieron por cinco decretos de la última Dictadura Militar, “son esas disposiciones las que buscamos derogar con este proyecto”, aclaró.

Las diferencias religiosas y políticas están tensionando cada vez más a los gobernantes y parecieran enfrentarlos con la Iglesia Católica. En esta coyuntura de un Papa argentino, en acuerdos con ciertos sectores sociales, se legitima el debate del aborto y se fortalece el movimiento feminista en nuestro país.

Más conocida como “Tefa”, nació en Mar del Plata en 1989. Trabajadora de prensa, periodista y Licenciada en Comunicación Social (egresada de la UNLP). Buscadora de la aguja en el pajar: le apasiona el periodismo de investigación. Trabajó en prensa institucional, en diversos medios privados de La Plata, y colaboró en medios alternativos como ANRed. Actualmente escribe notas vinculadas a los derechos humanos, política y cada tanto entrevista a personajes de diversos territorios. También integra el área audiovisual, En Foco, como productora periodística. Siempre redactando con las gafas violetas puestas. Desde 2018 forma parte de la cooperativa Pulso Noticias, donde aprendió a vender publicidad, gestionar pautas y hasta armar un gran escritorio en madera.

spot_img