Preocupación por 34 desarrollos urbanos que busca aprobar Cambiemos

Representantes de las asambleas de vecinos inundados junto a profesionales ingenieros y arquitectos se reunieron hoy con concejales de la oposición ante el inminente tratamiento de un paquete de proyectos inmobiliarios que carecen de un análisis del riesgo hídrico

Esta mañana se reunieron en la sala de relatoría del Concejo Deliberante representantes de las asambleas de inundados que se conformaron tras la tragedia del 2 de abril del 2013, junto a profesionales ingenieros y arquitectos, con ediles opositores para trasladarle la preocupación ante el tratamiento de un paquete de 34 desarrollos urbanos que la gestión de Julio Garro pretende aprobar el próximo miércoles en la última y maratónica sesión de fin de año.

Se trata mayoritariamente de decretos firmados por el ex jefe comunal Pablo Bruera, que otorga indicadores urbanísticos a una serie de loteos (algunos de ellos son barrios construidos a partir del plan Procrear, otros futuros desarrollos urbanos) pero que nunca fueron ratificados por el Concejo Deliberante, por lo tanto no están regularizados. Pero además, junto con éstos, hay un decreto del actual Intendente, que autoriza la construcción de un importante emprendimiento inmobiliario denominado “Clementina II”, en la cuenca alta del arroyo Carnaval.

Lo que se pretende en la mayoría de los casos es rezonificar los lugares en donde están situados estos emprendimientos, ya que de no hacerlo, no se podría avanzar en la ocupación de ese territorio. Por ejemplo en el caso del último mencionado, ese espacio está considerado como “zona de reserva urbana”, y se busca catalogarlo como zona residencial para poder autorizar la construcción. Los concejales opositores afirman de esta forma se termina modificando de “forma encubierta” el Código de Ordenamiento Urbano habilitando este tipo de excepciones sin los estudios pertinentes.

En ese sentido, la oposición ya denunció, en las pocas reuniones de la Comisión de Planeamiento que hubo para tratar estos desarrollos, que lo que hay detrás es un “millonario negociado inmobiliario”, y por esta razón afirman que el Municipio tiene apuro y le dio un tratamiento “express”. En el encuentro de hoy, participaron las concejales Lorena Riesgo (FPV-PJ), Virginia Rodríguez (FRP), Ana Herrán (FPV-UC), Victoria Tolosa Paz (FPV-UC), Florencia Rollié (Cambiemos) y Gastón Crespo (GEN).

Quienes explicaron en términos técnicos la peligrosidad del avance de estos proyectos sin que haya un análisis pormenorizado de su impacto hídrico fueron el ingeniero Pablo Romanazzi y la arquitecta Isabel López, ambos con profundos conocimientos respecto de la planificación hidráulica y urbana de la ciudad.

Romanazzi afirmó sentirse sorprendido por el apuro que tiene la gestión de Garro para aprobar estos expedientes. De hecho, afirmó que se trata de una contradicción de la propia intendencia, ya que el próximo jueves firmará un convenio para la realización de un Plan Director de Reducción del Riesgo de Inundaciones con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Para el especialista, primero se debería esperar los resultados de ese plan, que estarían en nueve meses, para después avanzar con el tratamiento de estos expedientes. De hacer lo contrario, se podría estar avanzando en desarrollos en lugares en que no sería conveniente, o sin los cuidados necesarios para disminuir el riesgo hídrico, en una ciudad que se sigue inundando cada vez que llueve.

Cabe señalar que este Plan Director es el segundo paso tras el desarrollo de cinco proyectos de investigación orientada que se llevaron a cabo entre 2014 y 2017, impulsados por la UNLP y el Conicet, como consecuencia de la inundación de 2013. “No estamos en una etapa de generar nuevos conocimientos, si no de aplicar lo que ya se investigó”, explicó a Pulso Noticias Romanazzi, y agregó: “Tenemos un plazo de 9 meses para desarrollar en todo el partido de La Plata una serie de directivas que disminuyan el riesgo de inundación. Hay partes de la ciudad que ya están construidas en donde el margen para operar e intervenir es muy reducido, pero algunas medidas de adaptación se pueden proponer”.

En torno a los 34 emprendimientos que se quieren aprobar, señaló: “Tenemos que poder meter el análisis de estos proyectos dentro de este plan. Tratar de esperar un poquito. Muchos de esos emprendimientos no van a tener muchos problemas desde el punto de vista del riesgo pero otros sí, entonces se trata de advertir, para ocupar el territorio inteligentemente”.

Por su parte, López remarcó que “las obras hidráulicas son necesarias pero no solucionan el problema de las inundaciones. Se necesita una planificación del ordenamiento del territorio, y eso hace años que no existe”. En esa línea, la concejal Rollié señaló tajante que “el Municipio está delegando la planificación del territorio en el sector privado y pretenden que el Concejo Deliberante sea una oficina de trámite”.

Todavía quedan cinco días para la última sesión del año, y no está todo dicho. Los vecinos pretenden hacer oír su voz, al igual que los profesionales experimentados en materia de planificación urbana. El oficialismo hasta ahora no dio muestras de querer analizar más profundamente los proyectos tomándose más tiempo, o tratar cada uno de forma separada llevando al recinto en primer lugar los que revisten algún grado de prioridad (propuesta realizada por la oposición). Se vienen jornadas clave en medio de las fiestas de fin de año, donde las negociaciones entre los bloques estarán a la orden del día.

Comentarios

- Advertisement -