Docentes y auxiliares buscan salvar un colegio privado del cierre

El Jardín Maternal y de Infantes “Pasito a Paso” y la Escuela Primaria “Paso del Libertador”, ubicados en barrio Hipódromo, iban camino a ser cerrados por decisión de su propietario. Pero sus trabajadoras y trabajadores se están organizando para conformar una cooperativa o alguna figura similar, con la intención de garantizar la continuidad de la institución y los puestos laborales

Por David Barresi

El jueves pasado los representantes legales del propietario del Jardín Maternal y de Infantes “Pasito a Paso” y la Escuela Primaria “Paso del Libertador”, ubicadas en barrio hipódromo, le comunicaron a los trabajadores y trabajadoras de ambas instituciones que a partir del 19 de diciembre se cerrarían las puertas y, en pocas palabras, todos se quedarían sin trabajo.

Para peor, las autoridades le explicaron a docentes y auxiliares que “en este momento no estaban en condiciones de afrontar las cargas salariales correspondientes al mes de diciembre, ni indemnizaciones, ni aguinaldo, ni vacaciones”. La nada misma. Sin el suficiente preaviso, sin haber realizado los procesos correspondientes para cerrar el establecimiento (o para declarar, por ejemplo, una quiebra), la patronal anunció que se retira dejando a los trabajadores, a alumnos y sus familias, en pampa y la vía.

“Lo real es que somos más de 60 trabajadores y trabajadoras que nos quedamos en la calle a esta altura del año. Para quienes trabajamos en el sistema educativo es tremendo esto, porque se congela cualquier posibilidad hasta marzo. No podemos salir a buscar un trabajo rápidamente hoy o mañana, además de que las condiciones del país tampoco permiten que esto sea fácil”, explicó a Pulso Noticias Yamila Berdún, docente de primaria, con cinco años de trabajo en los tres niveles que tiene el colegio.

Sin embargo, ella y sus compañeros están buscando una alternativa para sostener las fuentes laborales y la continuidad educativa de los alrededor de 300 niños y niñas que asisten a ambos establecimientos: conformarse como cooperativa o alguna figura legal similar, y seguir ellos y ellas mismas adelante con el jardín y el colegio.

¿Quién dijo que todo está perdido?

“En este momento, a partir del 1º de diciembre, estamos ocupando nuestros puestos de trabajo, para garantizar el cumplimiento de los días que les corresponden a los chicos por el calendario escolar. Somos todas profesionales docentes que entendemos cuál es nuestra obligación. Estamos aquí cumpliendo nuestras tareas aún a sabiendas de que no percibiremos salario por ello”, afirmó Berdún y señaló: “Nuestra prioridad son los niños y niñas que concurren a esta escuela. Acompañar a sus familias, tratando de garantizarles la continuidad del proyecto pedagógico, y el sostenimiento de los 60 puestos laborales”.

Con el asesoramiento legal de Marcelo Amodio, titular de la Cátedra Libre de Fábricas Recuperadas de la Universidad Nacional de La Plata, buscan que el dueño Darío Ardizzi les ceda el control de la institución que pretendía cerrar, para que los propios trabajadores puedan continuar con el desarrollo de ambos establecimientos. Según explicaron, las conversaciones ya están encaminadas, y además desde el Rectorado de la UNLP se comunicaron con las docentes para manifestar su intención de darles el aval y apoyo institucional.

Incluso también recibieron el llamado del intendente Julio Garro, con quien planean reunirse esta semana, y además estuvieron presentes hoy en la puerta del colegio consejeros escolares y el legislador bonaerense Guillermo Escudero, en apoyo a la iniciativa. A su vez, ya iniciaron gestiones con la inmobiliaria que es propietaria del edificio, en función de llegar a un acuerdo que permita la continuidad educativa.

Enfrentar la crisis

Entre las familias de los niños y niñas que asisten a “Pasito a Paso” y a “Paso del Libertador”, ya se venía acumulando la bronca debido al aumento del valor de la matrícula. En marzo del año que viene iba a estar alcanzando un incremento de 90% comparado con el mismo mes de este año. Para muchas, esa suba resultó impagable, y por esa razón se preveía una reducción a la mitad de la cantidad de alumnos que asisten actualmente.

El argumento del dueño para decretar el cierre es que ya no puede sostener el emprendimiento debido a la crisis económica, que iba a impactar en la mencionada reducción de la matrícula. Pero los trabajadores y las familias dudan que no exista una salida posible al problema y descreen que una institución con 25 años de antigüedad pueda de repente quebrar así, de la noche a la mañana.

Y además, tienen una propuesta: “Queremos brindar un servicio de calidad educativa sostenido en el valor del la otredad, la empatía y la construcción colectiva; que la escuela ofrezca una mirada personalizada que promueva el desarrollo integral de los niños y niñas, trabajar una mirada integral y compleja sobre la educación desde una posición interdisciplinaria, con la inclusión como un derecho y acompañar a las familias desde una posición de escucha, contención y orientación“, había afirmado Berdún ayer al portal Doctrina Laboral.

Hoy las docentes realizaron una reunión junto a padres y madres en la puerta de ambos establecimientos en la que recibieron un apoyo pleno. Basta escucharlas hablar para conmoverse y contagiarse ante semejante compromiso colectivo con la educación. “Antes que esté el tipo ese atrás, prefiero que esté una cooperativa”, comentó una de las madres que las escuchaba atentamente.

Por la tarde tendrán la primer asamblea donde estarán casi la totalidad de los trabajadores y trabajadoras. Esta semana y la que viene serán claves en el avance de las negociaciones, que a tan sólo cinco días de haberse enterado del intempestivo cierre, vienen arrojando una perspectiva auspiciosa. Pasito a paso, en unidad y con convicciones firmes, avanzan para que el año que viene el jardín y el colegio sigan teniendo sus puertas abiertas.

 

 

 

Comentarios