Respaldo a las periodistas acosadas en las redes sociales

La conductora y la productora de Todes fueron escrachadas, insultadas y amenazadas por participar del programa local sobre género y feminismo. Por eso, desde la Universidad se realizó una concentración en apoyo a las comunicadoras sociales. “No estamos asustadas ni vamos a retroceder”, dijo la conductora del programa a Pulso Noticias

La Universidad Nacional de La Plata respaldó a las dos comunicadoras escrachadas y amenazadas por los sectores vinculados a la iglesia, antiabortistas y en contra del avance del feminismo. Se trata de Belén Valenzuela y Nadia Portillo, conductora y productora respectivamente del programa televisivo Todes, que no llegó a un mes de continuidad y comenzó a recibir amenazas e insultos a través de las redes sociales debido a su contenido feminista, con lenguaje inclusivo y temáticas como el aborto, la violencia machista y la desigualdad de género.  

Luego de un par de proyecciones del programa, las periodistas comenzaron a denunciar el acoso del que fueron víctimas, un ataque sistemático en las redes sociales y en algunos medios de comunicación. Desde entonces, la comunidad universitaria, las colegas periodistas y los espacios feministas se solidarizaron y organizaron una concentración en las escalinatas del Rectorado.

Desde las 15 comenzaron a acercarse militantes feministas, periodistas, autoridades vinculadas a la formación en género, como Verónica Cruz, prosecretaria de Derechos Humanos del Rectorado y, desde la Dirección de Políticas Feministas, Diana Broggi. También la presidenta de la FULP Gisela Cernadas y la decana de la Facultad de Periodismo Andrea Varela, entre otras autoridades, militantes feministas, docentes, periodistas y estudiantes en general.

Belén y Nadia hablaron con Pulso Noticias luego de la foto colectiva: “No estamos asustadas, no pensamos retroceder ni un centímetro en lo que avanzamos y no se trata de nosotras dos, sino del colectivo feminista que se cansó de sufrir tanta violencia naturalizada”, aclaró Belén y añadió: “Somos comunicadoras sociales y a través de la comunicación vamos a dar esta batalla”.

Con respecto a las denuncias y ataques por las redes sociales, por su parte, Nadia describió que lo que se intenta es “desvalorizar, deslegitimar una lucha que lleva a cabo todo el espacio feminista. Nosotras vemos del otro lado el miedo y la incomodidad ante este programa que habla sobre feminismo y menciona a identidades disidentes, lo que los medios hegemónicos no muestran o tergiversan”. Además, agregó que en este contexto “la intolerancia también viene de la mano del gobierno, que lleva estas prácticas adelante”.

Ambas explicaron que, dentro de las amenazas, se realizó un evento en Facebook para repudiar a la conductora. También hubo muchos mensajes de violencia en las redes sociales. Además, Belén Valenzuela recibió en su casa pedidos de reparto de Glovo de parte de alguien que le mandaba comida “en un intento de demostrar que saben dónde vive”, explicó su compañera.

Por su parte Verónica Cruz, prosecretaria de Derechos Humanos de la UNLP expresó: “Estas prácticas dañan mucho la vida democrática y desconocen los derechos legítimamente conquistados por las mujeres”.

Finalmente, la presidenta de la Federación Universitaria de La Plata (FULP) explicó qué sería una universidad feminista: “Tiene mucho que ver con los planes de estudio y las matrices ideológicas de los que estos están atravesados; por ejemplo, en las carreras biológicas tiene que ver con las discusiones sobre la maternidad deseada, planificada. Medicina recién este año se ha declarado a favor del aborto, ese es un punto para incorporar en las currículas. En las Ciencias Económicas se tiene que desandar el reparto de tareas, que se estudia en base a un reparto patriarcal, con la reproducción de tareas divididas entre las mujeres y los hombres, sin entender el aporte de las mujeres en la macroeconomía, por eso la economía feminista”. Otra carrera con la que lo relacionó fue Ciencias de la Educación. Al respecto, afirmó que “la Educación Sexual Integral (ESI) es ley desde hace doce años, pero actualmente hay una contraofensiva que plantea que la ley es ‘una aberración a la vida humana’, de forma absurda. La ESI enseña sobre los cuerpos, sobre los placeres, distingue el consenso del abuso, la diversidad, etc”.

Comentarios

- Advertisement -