La Fundación de Estudiantes, arquitecta de la identidad pincharrata

En diálogo con Pulso Noticias, el director de la Fundación de Estudiantes de La Plata, Daniel Cajade, habló sobre el trabajo que realizan y dejó en claro la gran influencia que tiene el organismo en cada rincón del club

Por Mariano Fusé

El trabajo, el esfuerzo y el sacrificio traen recompensa. En Estudiantes tienen eso muy en claro desde que Osvaldo Zubeldía llegó al club y logró posicionarlo en lo más alto del fútbol mundial. “A la gloria no se llega por un camino de rosas”, solía decir.

A lo largo de la historia Pincharrata, muchos han levantado esa bandera y han vuelto a poner en valor el mandato de Zubeldía. Carlos Salvador Bilardo y Alejandro Sabella son dos ejemplos de técnicos que, siguiendo la mencionada línea y aggiornándola a sus tiempos, se han esforzado por grabar a fuego entre sus dirigidos la importancia de la planificación, el compromiso y el trabajo. Y esa posta también ha sido tomada por la Fundación de Estudiantes de La Plata, bajo la dirección de Daniel Cajade.

Daniel Cajade

Tras recibirnos con muy buena predisposición y encarnando la filosofía de que contribuye para construir un club con las puertas abiertas, Cajade contó que desde la Fundación buscan fortalecer y difundir valores que el Pincha siempre tuvo, pero que es necesario trabajar de manera precisa y sostenida. Refiriéndose a esos principios, comentó: “No son cosas que hayamos inventado nosotros, son los cimientos que llevaron a Estudiantes a la proyección internacional y apuntamos a trabajarlo para transmitirlo, pasarlo de generación en generación y no perderlo”. Y agregó: “Buscamos resaltar ideas y formas de pensar valiosas como el trabajo, la planificación, ser meticulosos, respetuosos”.

Bajo el entendimiento de que el deporte es una herramienta transformadora capaz de motorizar importantes cambios sociales, Cajade explicó las dos dimensiones en las que trabajan: puertas adentro y puertas afuera. Puertas adentro del club, se relacionan e implementan acciones conjuntas con cualquier área que quiera tener un mayor impacto social desde el deporte, o con referentes que tengan el deseo de colaborar con la sociedad o generar un cambio positivo. Por ejemplo, con el área femenina de hockey, han trabajado para pensar y darle forma a acciones destinadas a visibilizar y concientizar con relación a la violencia de género.

También realizan un importante aporte dentro del fútbol infantil, inculcando valores y colaborando con los profesores al momento de desarrollar metodologías de trabajo. Según Cajade, lo que los chicos aplican e incorporan en el ambiente del fútbol luego lo replican en otros espacios, como la escuela o la familia. En este sentido, explicó: “La metodología es de alta competencia, de alta exigencia, pero no deja de lado los valores. Generalmente en el fútbol se asocia el jugar para ganar, para ser exitosos, para ser ídolos, pero nuestra idea es quitarle un poco de esa presión y ese dramatismo, y brindar una formación que les dé herramientas para resolver problemas de la vida cotidiana a través del futbol”.

En Estudiantes apuntan a fomentar solidaridad y  compañerismo, y también a mostrarles a los jóvenes otras realidades para que salgan de la burbuja del fútbol. Con respecto al futuro, Cajade contó que junto con Agustín Alayes tienen la idea de “sacar a los chicos de inferiores para que palpen la verdadera esencia de la realidad social”. Están comenzando  a moldear algunas ideas y planificar con el objetivo de que los juveniles del Pincha puedan salir a dar clínicas en clubes de barrio para enseñar a otros y, a la vez, aprender de la experiencia.

Puertas afuera han trabajado con diversos grupos y en muchos espacios distintos. Organizaciones de la sociedad civil de La Plata y la región se han acercado al Club en busca de colaboración y se han encontrado con la Fundación, que pone a disposición la mejor voluntad y propuestas para generar vínculos genuinos y realizar labores verdaderamente significativas.

Cajade contó que han trabajado con “hospitales, Abuelas de Plaza de Mayo, Teatro por la Identidad” y una gran cantidad de actores sociales a los cuales les abren las puertas y con quienes trabajan codo a codo para facilitarles la llegada a un público más amplio y el logro de sus objetivos. “El público del fútbol es muy diverso y a veces es difícil llegarle pero, desde Estudiantes, nosotros podemos lograrlo y colaborar. El club es un trampolín que permite generar acciones positivas que quizás no podrían implementarse de otra manera”, comentó.

La Fundación también ha permitido proyectar al Pincha en el plano internacional. Sus miembros han participado de foros y congresos internacionales vinculados al deporte y la sociedad, eventos en los cuales muchas veces ni siquiera hay otros clubes de fútbol.

Tanto trabajando puertas hacia adentro como puertas afuera, Daniel Cajade tiene muy en claro el norte de su labor: generar un cambio social significativo y fortalecer la identidad Pincharrata. Ya sea colaborando con distintas áreas del Club, filiales, barrios u organizaciones civiles, las acciones llevadas adelante por la Fundación son un ejemplo para otros clubes y no solo enaltecen y consolidan a Estudiantes desde lo institucional y lo deportivo, sino que también tienen un gran valor para la sociedad en su conjunto.

Comentarios