fbpx
22.1 C
La Plata
miércoles 28-02-2024

Las ventas caen, los alimentos aumentan y los supermercados siguen especulando

MÁS NOTICIAS

Mientras el consumo no para de derrumbarse, el precio de la canasta básica se ubica por encima del nivel general de inflación. Al mismo tiempo los súper e hipermercados de La Plata ponen sus valores muy por encima de los registrados en los mercados de barrio

La crisis económica se siente cada vez más fuerte en la denominada “economía real”, en el bolsillo de los argentinos en general y de los platenses en particular. Con salarios cada vez más licuados por el incremento del dólar, que repercute en la inmediata transferencia a precios de toda la cadena productiva, el consumidor se encuentra en el lugar de mayor indefensión.

La propia canasta básica de alimentos se transforma cada vez más en un bien de lujo en los sectores populares y, al mismo tiempo, un reciente estudio realizado en la región demuestra que los precios en los súper e hipermercados se incrementan a medida que nos acercamos al casco urbano de La Plata.

Según reveló esta semana CAME, las ventas minoristas cayeron un 8% en agosto en comparación con el mismo mes del año pasado, y ya acumulan una baja anual de 3,7% en los primeros ocho meses del año, y frente a julio se desplomaron 11,2%.

“Este mes influyó el pronunciado derrumbe de la demanda en general”, señalaron desde esa cámara. Las caídas más fuertes se registraron en el rubro alimentos y bebidas. En estos bienes, las ventas bajaron un 4,8% anual.

En este sentido, desde la Unión de Comerciantes Minoristas de La Plata informaron que en la ciudad “hay una caída de la actividad desde el mes de marzo en un 40%, y que muchos comercios chicos han tenido que cerrar o pasar a la informalidad.

En la misma línea de lo remarcado por CAME, el reciente informe del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), que releva los precios de barrios de 20 distritos del Conurbano, indica que el aumento en el precio de los alimentos es del 3,64% y que en los primeros ocho meses de 2018 el incremento acumulado alcanza al 30,32%.

“Una familia de dos adultos y dos niños pequeños al final del año anterior requería $6.144,98 para solventar su consumo mensual de alimentación, mientras que en agosto pasado debió contar con $8.007,93, o sea $1.862 más que en diciembre para cubrir los mismos gastos”, indica el documento.

“Si los aumentos continuaran al mismo ritmo, a fin de 2018 el incremento total estaría cercano al 44%. Desde principios de año la inflación de la Canasta de Alimentos lejos de atenuarse se fue acelerando, por lo que esta proyección podría quedarse corta”, agrega. Cabe recordar que la última proyección de inflación que se maneja hacia el interior del oficialismo se ubica en el 42%.

En el período relevado por el Isepci, la harina de trigo aumentó un 84,62%; el pan, la acelga y los huevos subieron 66%; los tomates y el pescado, 50%; las batatas y el espinazo, 40% y los fideos guiseros, 37,5%, entre otras alzas registradas.

“Cualquiera cobra lo que quiere” 

Un dato más que llamativo es que apenas 900.000 clientes, sobre 4 millones de tarjetas del Bapro, decidieron aprovechar las rebajas del 50% del Banco Provincia, que propuso el gobierno de María Eugenia Vidal como herramienta por intentar paliar la crisis.

Los clientes del Banco Provincia ya no se vuelcan masivamente a las compras con tarjeta

Una de las causales de este bajo porcentaje tiene que ver con que los super e hipermercados (donde se encuentran estas ofertas de la entidad bancaria provincial) poseen precios cada vez más abultados en comparación con otros comercios de la región.

Un informe publicado esta semana por la fundación Milenio, a partir de un registro de 27 locales comerciales de los distintos barrios de La Plata, resalta que en el Casco Urbano de la ciudad la canasta alimentaria en primeras marcas es un 35,15% más cara que en Gorina, donde se registraron los valores más bajos. En tanto, para la canasta básica de alimentos en las segundas marcas, se indica que en el Casco Urbano se ubican los precios más costosos y en la localidad de Lisandro Olmos, los más baratos. En este último caso la diferencia de costos es del 55,5%.

Un dato que surge claramente del relevamiento es la diferencia de precios de un mismo producto en diferentes comercios. En este sentido los precios más altos se dan en los hipermercados y los precios bajos en los mercados barriales de las localidades más lejanas al casco.

“Lo que más nos llamó la atención es que el común denominador, tanto en la canasta de primeras marcas como de segundas marcas, marca que cualquier supermercado de barrio tiene precios más baratos y más accesible que las cadenas de supermercados y los hipermercados”, afirmó a Pulso Noticias el concejal del Frente Renovador José Arteaga, quien formó parte del trabajo elaborado por la fundación Milenio.

“Hay una indefensión absoluta para los usuarios, cualquiera cobra lo que quiere”, señaló el edil. Y, si bien reconoció que las atribuciones principales en el control de precios son nacionales y provinciales, consideró que “tiene que haber una decisión política desde el Estado de intervenir, de regular, de observar estas situaciones”.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img