fbpx
18.1 C
La Plata
sábado 04-02-2023

El 70% de los trabajadores de la salud sufrió violencia en hospitales

MÁS NOTICIAS

El preocupante dato surge a partir de una investigación realizada por la Agremiación Médica Platense. Las mujeres y los residentes que trabajan en el sector público son los más afectados

Una investigación realizada por la Agremiación Médica Platense sobre hechos de violencia en el sistema de salud local reveló que son las mujeres, los más jóvenes y quienes trabajan en el subsector público, los miembros del equipo sanitario más afectados por agresiones en sus ámbitos laborales.

El trabajo, que se presentó ayer en formato de libro bajo el título Las diferentes caras de la violencia en la salud, reúne entrevistas y encuestas a 733 miembros del equipo la salud del Gran La Plata, de los hospitales San Martín, Sor María Ludovica, Rossi, San Juan de Dios, Alejandro Korn de Melchor Romero, Italiano, Ipensa y Español, entre otros.

De allí se desprende que el 87% de quienes se desempeñan en hospitales públicos manifestaron preocupación por la violencia en sus lugares de trabajo y, de este subsector, 7 de cada 10 dijo haber sufrido alguna situación violenta durante su desempeño laboral. En tanto, en el subsector privado de la salud, esa preocupación afecta a un 53% de los entrevistados, 34 puntos porcentuales menos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la comparación por género, el 62% de las mujeres y el 58% de los hombres sufrieron alguna situación de violencia en su lugar de trabajo. Un 25% de las profesionales refirieron haber sido víctimas de violencia interna en el último año, es decir, aquella que se da entre los miembros del equipo sanitario. Entre los varones, en cambio, solo un 20% respondió haber sufrido esa violencia en el mismo período.

En el estudio se destaca que los enfermeros constituyen el sector más afectado por la violencia dentro del equipo de salud, al punto que el 31% de ellos sufrió alguna agresión física en su lugar de trabajo. Constituyen a su vez el sector más perjudicado por la llamada violencia interna y, como consecuencia de estas circunstancias, son quienes más han migrado de lugar de trabajo en busca de mejores condiciones laborales.

Los investigadores señalaron que los hombres son los que más sufren agresiones físicas, pero que son las mujeres las más afectadas por la violencia. Al discriminar por tipo, el 59% de ellas dijo haber sido víctima de violencia psicológica, categoría en la que se incluyen amenazas, insultos y frases discriminatorias.

A su vez, la investigación mostró que los más jóvenes del sistema engrosan las filas de los más expuestos. Según la encuesta, el 75% de las personas menores de 35 años siente inseguridad en su ámbito laboral, una proporción superior a la registrada entre los profesionales mayores de esa edad, que refirieron percibir inseguridad en su trabajo en el 56% de los casos.

De la investigación, a cargo del Ipsoar (Instituto de Políticas Sociales para Argentina) se desprende, también, que los médicos residentes, aquellos que están en etapa de formación de posgrado, son los que más sufren de violencia psicológica en sus trabajos, con un 73% de respuestas positivas sobre el total de casos.

“Desde la AMP estamos convencidos que es necesario un análisis de la violencia que nos permita el reconocimiento de la complejidad de este fenómeno multifactorial”, expresó ayer durante la presentación del libro que recoge los datos de la investigación, el vicepresidente de la Agremiación, Jorge Varallo. En ese sentido, señaló que la decisión de hacer un estudio en profundidad sobre el tema “se funda en la convicción de que, desde la AMP, tenemos que trabajar para diagnosticar el estado de situación de nuestras condiciones laborales y, sobre la base de datos certeros, planificar políticas y medidas concretas que permitan incidir positivamente para la construcción de espacios de trabajo saludables y seguros”.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img