fbpx
25.6 C
La Plata
sábado 26-11-2022

Las caras de la represión en el Bosque

MÁS NOTICIAS

La hinchada de Gimnasia fue víctima de una violenta represión por parte de la policía de la Provincia de Buenos Aires. Conocé a los máximos responsables en esta nota

Pasan las horas pero en La Plata, y sobretodo en los hinchas de Gimnasia, continúa el dolor y la conmoción por la violenta represión ejecutada por la policía de la Provincia de Buenos Aires que le costó la vida a “Lolo” Regueiro y causó un incontable número de heridos.

Pero, ¿Quiénes fueron los protagonistas de tamaña agresión?: desde las responsabilidades políticas hasta los efectivos que ejecutaron una orden, son muchos nombres.

El primero, pero no más ni menos importante que el resto, es Juan Manuel Gorbarán (foto principal), jefe del operativo y por ahora uno de los dos detenidos bajo la carátula de estrago doloso seguido de muerte que prevé una pena de entre 8 y 20 años de prisión, razón por la cual está c. El otro detenido es Nahuel Falcón, el uniformado que le disparó e hirió con postas de goma al camarógrafo de TyC Sports Fernando Rivero. Claro que no fue el único que disparó, pero quedó registrado por uno de los medios más masivos del país.

Otro de los encargados del operativo fue Alejandro Morinigo, subjefe y quien en primera instancia fue corrido del cargo, luego premiado con un ascenso a tal punto que iba a estar al frente de Estudiantes-Lanús, aunque esta decisión fue finalmente descartada. Juan Navatta quedó como máxima autoridad de la comisaría Novena por lo que comandó a los más de 400 efectivos que “brindaron seguridad” en el estadio de 1 y 57.

En este sentido, durante el encuentro entre el Pincha y el Granate, hubo alrededor de 420 efectivos -100 más que en un partido normal- que estuvieron monitoreando la zona. Además, aseguraron en la previa que “se hará hincapié en el desempeño profesional del personal”.

En tanto, Sebastián Perea es el flamante jefe de la Departamental La Plata. Fue designado en ese cargo en lugar de Diego Galarza sólo 24 horas antes de lo sucedido. Son muchas las voces que le apuntan a este cambio como posible eje de la represión.

Perea ya había estado en ese cargo entre abril de 2019 y mayo de 2020. Cuenta con un amplio recorrido en seccionales y en jefaturas distritales de la capital provincial. Hasta su designación, se desempeñaba como director provincial de la Plantas Verificadoras.

“NO HAY UNA PERSONA MUERTA”

En julio de 2022, Sergio Berni designó al exministro de desarrollo social Eduardo Aparicio como nuevo titular del Aprevide. Claro que a Aparicio le cabe responsabilidad ya que está al frente de un organismo cuyas siglas significan “Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte”. Primero negó rotundamente la muerte del hincha en una entrevista (ver video abajo) que brindó mientras seguián sucediendo los hechos en los alrededores del Bosque. Luego habló de que había 10.000 hinchas en las inmediaciones del estadio esperando poder entrar, luego entre 4.000 y 5.000 para finalmente este domingo reducir todo a “300 violentos”. Sus contradicciones hablan por sí solas, pero aún no está en discusión su cargo.


Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quedó contra las cuerdas tras la represión del último jueves. Mientras la oposición brega por su renuncia, desde el seno del oficialismo provincial no niegan su responsabilidad aunque buscan darle un espaldarazo. También, como Aparicio, en primera instancia justificó la brutalidad con la que actuó la policía: llegó en helicoptero, brindó entrevistas pero en ningún momento se reunió con dirigentes de Gimnasia, lo que dejó más la sensación de querer figurar y sacarse responsabilades que otra cosa.

Horas más tarde, criticó el accionar policial. ¿En qué quedamos Berni?

El gobernador Axel Kicillof carga con la responsabilidad política de seguir sosteniendo y defender el trabajo de Berni al frente del Ministerio de Seguridad, a pesar de su cuestionable actuación tanto en este hecho como en otros (la represión en Guernica o la desaparición de Facundo Astudillo Castro)

Kicillof dijo que la Policía bonaerense “actuó de la peor manera” en la represión registrada el pasado jueves en las inmediaciones de la cancha de Gimnasia y sostuvo que va a “actuar en consecuencia” de acuerdo a cómo avance la investigación judicial, aunque por ahora descartó la salida de Berni del Ministerio de Seguridad.

Al referirse a la situación del ministro dijo que va a esperar a las investigaciones que llevan adelante la Justicia y Asuntos Internos de la Policía bonaerense. “Ni bien reciba los informes correspondientes tomaré las decisiones que tenga que tomar”, apuntó.

Asimismo, destacó que Berni “acompañó” las decisiones de apartamiento por la represión, mientras que también resaltó que el ministro “no está acusado en ningún hecho de corrupción” y “trabaja con muchísima dedicación”. Sin embargo, el titular de la cartera de Seguridad fue el primero en defender la represión culpando a la sobreventa de entradas y minimizando la muerte de “Lolo” Regueiro, aduciendo que tenía problemas cardíacos previos a lo sucedido, lo cual fue desmentido por la familia.

Por su parte, Julio Garro, quien en primera instancia cuestionó que el partido no se haya disputado en 25 y 32, en las últimas horas se comunicó con el presidente de Gimnasia, Gabriel Pellegrino, para hacerle saber que el municipio apoya la idea de que el Lobo sea local en el Bosque.

EL ROL DE LOS MEDIOS

En un contexto de cuestionamiento de los discursos de odio, también es importante señalar las responsabilidades de aquellas personas que frente a un micrófono no tienen reparos. Por ejemplo, Juan Pablo Ferrari, jefe de deportes de diario Hoy y cronista de la radio Red92, estuvo toda la previa alardeando contra el club y sus hinchas.

Antes y después del partido defenestró al estadio Juan Carmelo Zerillo señalando que Gimnasia debía mudar su localía hacia el Ciudad de La Plata, una discusión que ya quedó atrás. Incluso no se percató de dos detalles: el estadio de 25 y 32 no estaba disponible para esta fecha y en ese mismo lugar un hincha de Lanús fue asesinado por la policía de la Provincia en un partido contra Estudiantes que significó el fin de los hinchas visitantes.

Para peor, como fue víctima de una golpiza por parte de un hincha que no supo tolerar sus constantes improperios denunció penalmente al club y horas más tarde brindó una entrevista en Radio La Red donde aseguró que “la policía actuó en defensa propia”. Claro que también es condenable la actitud del hincha que lo golpeó, la violencia nunca es el camino.

Otra periodista que fue repudiada es Marina Calabró, quien naturalmente se dedica al periodismo de espectáculos pero en la mesa de Mirtha Legrand decidió esbozar que la responsabilidad era del club por la sobreventa de entradas. No fue la única en expresarse de esa manera y vaya a saber bajo qué interés lo hacen porque ya no quedan dudas de que se trató de una brutal represión.

EL FIN DE LOS GASES LACRIMÓGENOS

Más allá de los arrestos de los dos policías, el descontrol operativo expuesto por la policía bonaerense derivó en una inédita resolución administrativa. Tras la trágica noche en La Plata el cuerpo bonaerense de control de manifestaciones perderá uno de sus recursos más utilizados: se prohibió a la Policía de la provincia de Buenos Aires el uso de gases lacrimógenos en los estadios de fútbol.

El partido entre Gimnasia y Boca se suspendió cuando apenas iban 9 minutos a raíz del humo de los gases lacrimógenos que ingresó a las tribunas y entre detonaciones de balas de goma que la Policía disparó en las adyacencias del estadio contra hinchas que no habían podido ingresar, muchos con entradas.

En ese marco, se produjo la muerte de César Regueiro (57 años) por un paro cardiorrespiratorio. Por esto hubo un minuto de silencio en todas las canchas y todas las hinchadas coincidieron en gritar “El que no salta es un botón” además de las diversas banderas pidiendo “Justicia por Lolo”.

LEER TAMBIÉN “Ni sobreventa ni un estadio viejo: la tragedia la provocó la policía de la Provincia

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img