“Estamos luchando por Lucía Pérez y por todas las que faltan”

El Jurado de Enjuiciamiento bonaerense decidió esta mañana la suspensión de los jueces que absolvieron a los femicidas de Lucía Pérez, quienes serán sometidos a Jury. Frente al Senado bonaerense, familiares de mujeres asesinadas en contexto de violencia de género se manifestaron por distintas causas y para poner fin a la justicia patriarcal

Los jueces del Tribunal Oral Criminal 1 de Mar del Plata, Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas, que absolvieron a los acusados del abuso sexual y femicidio de la adolescente Lucía Pérez, fueron suspendidos provisoriamente en sus funciones para ser sometidos a un jury.

La decisión fue adoptada esta mañana en la audiencia preliminar que se llevó acabo en el Salón Dorado del Senado de la provincia de Buenos Aires. Con esta resolución ahora los familiares de Lucía, como de tantas otras victimas esperan que los magistrados sean expulsados y condenados.

Según explicó a Pulso Noticias, Cristina Monserrat Hendrickse, abogada de la familia de la adolescente, los elementos para el enjuiciamiento “surgen de la propia sentencia, surge de la interpretación que hizo la Cámara de Casación Penal, que la anuló por parcialidad”. Los jueces Gómez Urso y Viña “no han sido imparciales porque estaban alcanzados por prejuicios, por estereotipos de género, que desplazaban esa imparcialidad”.

En la misma línea señaló que “la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires confirma ese fallo” por lo que “entendemos que hay verosimilitud para llevar a Jurado de Enjuiciamiento a estos jueces”.

Además, indicó que “hay una gravedad institucional en cuanto a que la acusación no es meramente de las partes identificadas, de los particulares, de Marta Montoro y Guillermo Pérez (mamá y papá de Lucía), de los hermanos, sino que aquí hay una posición tomada por instituciones como la Procuración de la Provincia, la Comisión Bicameral compuesta por varias fuerzas políticas, por el Defensor del Pueblo, que le dan esa verosimilitud al proceso”.

“Hoy, a 5 años, Lucía Pérez está esperando su juicio con lo cual al República Argentina sigue incumpliendo los compromisos asumidos frente a la comunidad internacional para prevenir, sancionar, castigar, los hechos de violencia de género, en este caso un homicidio en contexto de violencia de género, más conocido como femicidio”, afirmó Monserrat Hendrickse

“Hace 5 años que venimos pateando la causa de mi hija. Hoy tenemos a los jueces en las puertas de un jury, que lo va a ser, se los va a destituir. Y como esos seguirán jueces, fiscales, quien tenga que caer va a caer. Esto no lo permitimos más”, había señalado hace apenas unos días atrás Marta Montoro, con motivo de la presentación de la obra artística “El Cuarto de Lucía” en el Museo de Arte y Memoria.

“Esta justicia patriarcal nos mata todos los días”

La audiencia preliminar, celebrada en la Cámara alta bonaerense, fue acompañada de una movilización que integraron familiares mujeres víctimas de la violencia de género, en reclamo de una justicia que adopte la perspectiva de género.

También participaron representantes de la Asociación Judicial Bonaerense, desde donde reclamaron una reforma integral del sistema judicial y mayores presupuestos para los programas y las leyes de género, entre otras demandas

En ese marco Lorena Valle, tía de Micaela (víctima del cuádruple femicidio de La Loma, en 2001), recordó que “este 26 de noviembre se cumplen 10 años sin justicia”. “Al ‘karateca’ Martínez lo absolvieron de culpa y cargo en el año 2014. Hace 10 años que yo estoy en las calles tratando de buscar justicia y acompañando a familiares de víctimas”, expresó.

A su vez aseguró: “Hoy estamos en un lugar donde vamos a sentar jurisprudencia. Todas las mamás, tías, familiares de víctimas de femicidio esperamos este fallo. Esto nos da esperanza porque esta justicia patriarcal nos mata todos los días”.

Por su parte, Jimena Aduriz, mamá de Ángeles Rawson (asesinada por el portero de su edificio del barrio de Palermo, Jorge Mangeri, en 2013) manifestó tener un “vínculo muy especial” con la familia de Lucía Pérez.  “Estuvimos muy cerca desde el día 1. Yo los acompañé en el juico en Mar del Plata, que fue una vergüenza, y además porque nos contenemos un montón”, contó.

“Ojalá el resultado sea digno y que estos jueces reciban la sanción que se merecen y se pueda hacer un juicio, porque realmente fue una burla. Que siente un precedente para que los jueces y la justicia no puedan hacer lo que quieran y que ese femicidio como tanto otros femicidios tengan acceso a la justicia y en segundo lugar tengan justicia. Los jueces y las juezas tiene que tener perspectiva de género”, resaltó.

En tanto, Marta Ramallo, mamá de Johana  (víctima de trata y femicidio en La Plata, en 2017) dijo: “Estamos para acompañar y resistir ante la impunidad con la que la Justicia se maneja hacia las familias”. “La causa de Johana continúa con la misma impunidad. Tenemos que llevar la perspectiva de género a los jueces y a los fiscales para que dejen de ver a nuestras hijas como pibas prostitutas y no como pibas en estado de prostitución y de abandono por un Estado ausente”, sentenció.

Florencia Cabrera, mamá de Claudia Salgán (víctima de femicidio en 2015, en Gorina), relató el terrible asesinato de su hija a manos de Marcelo Raúl Núñez.  “La atacó, la ahorcó, con una bufanda, la golpeó, la apuñalo con un destornillador y simuló un robo”, dijo, y señalo que la condena a Núñez implicó “un proceso muy largo de idas y vueltas de la justicia durante 4 años”.

“Hoy estamos luchando por Lucía Pérez y por todas las que faltan, nos matan todos los días, un caso va tapando al otro. Estos jueces tienen que pagar por lo que hicieron, tiene que estar condenados y presos como todos los violentos”, aseveró.

Otro de los presentes fue Gustavo Melmann, papá de Natalia (joven violada y asesinada en Miramar, en 2001): “Hace más de 20 años que venimos luchando. En esta lucha he conocido a Guillermo y a Marta. Hoy se está dando una situación especial donde se está juzgando a la justicia, por un fallo arbitrario de la justicia machista en Argentina”, resaltó.

Respecto a la causa por el femicidio de su hija, relató con preocupación: “En la causa de Nati, a corto tiempo se está planteando la libertad condicional a los tres policías homicidas, femicidas, peso a que lo informes psicológicos dicen que no están en condiciones de integrarse a la sociedad y seguro que van a cometer femicidios y se van a vengar con nuestra familia”.

Lito Costilla: la pelea de una hermana

Entre los asistentes se encontraba Daiana, hermana de Lito Costilla, el joven repartidor asesinado por tres efectivos de la policía Local de La Plata. En diálogo con este medio mostró su tristeza e indignación porque “a un año de que la causa sea caratulada como homicidio doloso, volvió a estar en cero”.

“Ahora está en Lomas de Zamora la causa de Lito para ampliar lo que es la autopsia y lo que nos dice la asistente del fiscal es que hay que determinar si hubo dolo. Y no tengo dudas que hubo dolo, el fiscal Bertellone tampoco tuvo dudas de que hubo dolo, por eso pasó la causa a doloso. Las pericias están hechas, y se había determinado que hubo una fuerza externa que hizo separar a Lito de su moto, que no coincidía la posición final de su cuerpo y así podría nombrar millones de cosas más”, detalló.

“Lo que estamos pidiendo es la detención preventiva de estos tres efectivos, porque ellos ya hicieron tres pedidos de eximición de prisión y eso quiere decir que están sucios. Todavía no los llamaron ni siquiera a indagatoria, no están ni siquiera imputados”, contó.

“La verdad es que me parece triste porque nosotros la venimos peleando hace un año y la venimos peleando con la verdad, demostrando con cada prueba la verdad. Y lo mínimo que pueden hacer es llamarlos a declarar y que cuenten ellos mismos la versión de los hechos, qué es lo que pasó ese día y qué es lo que hicieron con Lito”, concluyó Daiana entre lágrimas.

Comentarios

- Advertisement -