Bronca y desesperación por parte de trabajadores del Instituto Biológico

El gobierno bonaerense propone que el organismo pase a ser una “Sociedad del Estado”. Desde adentro del lugar denuncian que de ser aprobada en la legislatura, se dejarán de hacer pruebas de agua, de enfermedades de transmisión sexual, intoxicación, entre otras, además del retraso en términos de contratos laborales: “Afecta a la salud de los platenses de forma inmediata y de toda la región”, sintetizó una bioquímica del Biológico

Desde hace dos meses se viven momentos de desesperación, desinformación, bronca y asombro entre trabajadores y trabajadoras del Instituto Biológico “Tomás Perón”, por el proyecto de ley presentado por el gobierno bonaerense de Axel Kicillof, en el cual dejarían de formar parte del ministerio de Salud y el organismo pasaría a ser una Sociedad del Estado.

Un grupo de profesionales y trabajadores del lugar se encuentran en asamblea permanente y realizaron abrazos simbólicos, para tener mayor visibilidad a su reclamo, el cual se centra en las fuertes modificaciones que se generarían de ser aprobado el proyecto de ley en la legislatura bonaerense.

En septiembre el gobierno bonaerense anunció el mencionado proyecto de ley. La norma fue impulsada por el propio ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, y su par que se retiró del cargo hace 3 meses, Daniel Gollan.

Esta mañana de jueves 03 de noviembre, desde el grupo de trabajadores realizaron una nueva asamblea en el lugar. Al mediodía, la delegada, Adriana Mansilla, describió a Pulso Noticias las funciones que “se verían desatendidas” en el caso de aprobarse la ley: la atención a poblaciones que conviven con VIH; el control por intoxicaciones de alimentos; el diagnóstico y campañas de prevención masivas para rabia, entre otras.

Como una de las temáticas principales, Mansilla y los trabajadores denunciaron que desde aproximadamente ocho años se vive un desfinanciamiento sostenido en el Instituto Biológico, donde no se invierte en aparatología, mejoras edilicias, ascensores, insumos, entre otros. “Es evidente que consecuentemente se perjudique enormemente en la producción, produciendo cada vez menos y brindando menos servicios. Pero es totalmente estratégico porque lo que ellos quieren es demostrar que nuestro instituto no funciona porque se quiere avanzar sobre la sociedad del estado”, agregó Mansilla.

La lucha de la asamblea viene siendo constante y paso por paso: La semana pasada se realizó un abrazo simbólico en rechazo del proyecto de Ley impulsado por el Frente de Todos. Mansilla denunció que “se habla del alcohol en gel como si acá se estuviera elaborando alcohol en gel. Lo cual es una falacia porque esa función se pasó a ALGABO, que es una empresa privada. En plena pandemia se dejó de elaborar el alcohol en gel”.

Punto de vista de una bioquímica

Por otra parte, una de las profesionales que participa de la asamblea, y que tiene a cargo a más de 30 empleados, la Dra. Marisa Corazza, también explicó desde su punto de vista cuáles serían los cambios, de aprobarse el proyecto gubernamental.

“Nos van a quitar funciones, inscripción y control de productos, envases y materiales en contactos con alimentos, productos industriales, sanitarios, plaguicidas de uso cosmético, inscripción y control de establecimientos, no podría funcionar en centro provincia de referencia de diagnóstico de HIV Sida, se dejarán de analizar las muestras de Covid que hicimos durante estos dos años para toda la región, análisis de Hepatitis B, Rabia, Hantavirus y enfermedades de transmisión sexual”, relató y agregó que también se dejarían de realizar “los análisis de agua que se realizan en escuelas, jardines y geriátricos” y que eso pasaría a hacerse en alguno otro laboratorio privado.

“Se pretende que sea una farmacia gigante para fabricación de medicamentos, pero se dejan afuera todas las otras funciones que cumple el instituto”, sintetizó.

Finalmente, respecto a la cuestión laboral, explicaron que actualmente todos los trabajadores pertenecen a la Ley de administración púbica 10430. De aprobarse el cambio, pasarían a formar parte del a ley de contrato laboral 20744, debiendo renunciar a la anterior: “Nos ganamos derecho de piso, trabajamos, crecimos. pero no queremos empezar de cero”, expresaron otros de los trabajadores allí. “Nos dicen que debemos reubicarnos en la administración pública, o se quedan en la sociedad del Estado, o algún lugar de salud, pero no nos explican nada, ¿Qué le digo yo a mis empleados?”, se preguntó Corazza con visible bronca y tristeza.

Otra de las críticas es respecto al camino que transita el proyecto de ley en Diputados. Expresaron en el Biológico que está en una comisión que nada tiene que ver con el organismo, que es la Comisión de Minería, “esto tiene que ver con la salud pública, no con la minería”, exclamaron. También le presentaron una carta al presidente de la Cámara de Diputados,  Federico Otermín, bonaerense que dé una respuesta al cargo.

“Esto no solo afecta a la salud de los platenses de forma inmediata, acá se hace el diagnostico de los pacientes de toda la región Nº 11, el Hospital Rossi, el San Juan, Gonnet, todos nos dejan las muestras acá”, concluyó.

Comentarios

- Advertisement -