Sin llamado oficial a docentes, las clases no comenzarían el lunes

El gobierno bonaerense confirmó hoy que no harán una nueva propuesta antes del jueves a los gremios. El viernes se anunciaría una medida de fuerza por 72 horas a la espera de una convocatoria por parte de Vidal

El nuevo fracaso obtenido ayer en la reunión paritaria entre el gobierno provincial y el Frente de Unidad Docente (FUD) marca la continuidad de un conflicto que se extiende en el tiempo, con posturas totalmente contrapuestas y que lleva a una radicalización en las posiciones que pone a los más chicos entre la espada y la pared.

Esta mañana el ministro de Asuntos Públicos bonaerense, Federico Suárez, y el director general de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny, confirmaron que no harán una nueva propuesta antes del jueves, incumpliendo de esa manera con uno de los reclamos de los gremios, que habían solicitado al gobierno que llamara antes del viernes a un nuevo encuentro paritario, lo que abre las puertas a que el reinicio del ciclo lectivo tras el receso invernal, corra grave peligro.

Según pudo saber Pulso Noticias, con los mandatos en mano que tienen por parte de las asambleas realizadas al interior de los gremios, los integrantes del FUD anunciarían el próximo viernes un paro por 72 horas para lunes, martes y miércoles, buscando de esa manera presionar al Ejecutivo para los llame de nuevo a una mesa de diálogo para poder seguir discutiendo la cuestión salarial.

El aumento del 15%, más un 1,7% de incremento en concepto de material didáctico para los primeros 7 meses del año, fue recibido como una “burla” por parte de los sindicatos, que ven cómo ante una inflación que se presume rondará el 20% en dicho período, los funcionarios quieren que los docentes sigan corriendo siempre detrás del índice inflacionario y perdiendo poder adquisitivo, algo que consideran “inadmisible” bajo todo concepto.

Los gremios más duros son también los más numerosos, como lo son Suteba, Udocba y la FEB, quienes le vienen pidiendo a Vidal acciones concretas y no “bellas palabras” en su discurso que después jamás se transforman en realidades. “Los docentes estamos cansados de que se burlen de nosotros, queremos un salario digno acorde a la canasta familiar y basta de cifras en negro”, afirmaron anoche los principales referentes del FUD tras el encuentro paritario en el Palacio de Hacienda provincial.

Los gremios tomaron como una ofensa la poca importancia que le dio el Ejecutivo a la reunión de ayer en la Biblioteca del Ministerio de Economía, ya que a la misma no acudieron los responsables de las áreas de Trabajo, Marcelo Villegas, ni de Economía, Hernán Lacunza, con lo que tomaron esto como un “desplante” de parte del gobierno para con ellos, invitándolos de esa manera a proseguir con un conflicto que no quieren ni buscan.

Además, el FUD dejó trascender que la medida de fuerza que habrá la semana que viene puede ser la primera de “las muchas que se vendrán” en el escenario bonaerense si las autoridades insisten en no llamar a los gremios a negociar, tal como sucedió con 94 días donde las paritarias estuvieron paradas y se llegó a esta última cita mediante una medida judicial que obligaba al Ejecutivo a sentarse con los docentes para discutir una salida al conflicto.

Por su parte, desde el gobierno creen que detrás de toda esta movida y de la medida de fuerza que se anunciaría el viernes, se esconden “cuestiones políticas mezquinas y partidarias de la oposición”, donde ven la mano de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner buscando debilitar al gobierno de Cambiemos en medio de la tormenta económica que sacude al país en su conjunto.

Desde el Ejecutivo sostienen que se pueden volver a sentar con los integrantes del FUD “siempre y cuando los chicos estén en las aulas”, y que mientras se hagan paros y medidas de fuerza que deje a los chicos sin clases “no negociarán”, lo que marca un estancamiento en las paritarias muy peligroso de cara a lo que se viene.

Comentarios

- Advertisement -