Ni los chicos se salvan: ajuste y despidos en Billiken

La clásica publicación para los más chiquitos dejará de ser semanal para pasar a ser mensual, implementando para ello una drástica reducción de personal. La crisis en los medios no se detiene

Tan argentina como el dulce de leche o el asado, una de las cosas que en toda casa de nuestro país siempre ha habido a mano es la revista Billiken, que viene acompañando a generaciones enteras en su paso por el colegio.

La crisis económica que vive el país no salva a nadie y en este caso le ha tocado a la clásica revista para chicos, que frente a la disminución de ejemplares vendidos en los últimos meses, Editorial Atlándida ha decidido que deje tener una frecuencia semanal para pasar a ser mensual, llevando adelante para ese objetivo un recorte en el 40% de su personal y una baja en los salarios de los empleados que quedarán trabajando en ella.

Por medio de un comunicado de prensa, los trabajadores reunidos en asamblea aseveraron que “las autoridades de Editorial Atlántida decidieron que, a partir de junio de este año, Billiken pase de ser una revista semanal a una publicación mensual. Como consecuencia, 12 colaboradores permanentes vieron reducido su salario en un 40% y 9 colaboradores ‘factureros’ se quedaron sin trabajo”.

En su notificación a la sociedad del conflicto desatado en Billiken, los trabajadores sostienen que “según los directivos de la empresa, se trata de una medida transitoria (por 6 meses) hasta que ‘puedan ordenar los números del negocio’, y pidieron que los trabajadores ‘aguanten’ con un salario reducido hasta tanto la situación se normalice”.

“Estamos unidos y no vamos a permitir que la variable de ajuste sean los trabajadores. Reclamamos que sea la patronal quien se haga cargo económicamente de su decisión para que no terminen siendo los laburantes la variable de ajuste”, especificaron los trabajadores de la revista para chicos.

El ajuste al interior de la empresa le tocó a todo el personal, pasando por redactores y correctores, hasta oficinistas y diseñadores, lo que se suma a la crisis que viven los medios de comunicación a nivel nacional, que en el último mes ha visto sentenciar la carrera de 357 trabajadores de la Agencia Télam que el gobierno de Mauricio Macri busca despedir a través de la acción que viene ejecutando concienzudamente el titular de Medios Públicos, Hernán Lombardi.

Desde la llegada de Cambiemos al poder, el sector de prensa ha sido uno de los más castigados por la crisis económica, con más de 4.000 despidos a nivel nacional, donde los cierres de medios son una constante que se repite sin que las autoridades hagan algo para frenar una realidad preocupante que pone a todos los trabajadores ante una dura encrucijada sobre lo que vendrá a futuro para la profesión en nuestro país.

Comentarios

- Advertisement -