Buscan gestar un Distrito Productivo del Oeste de La Plata

La zona abarca el 73% de la superficie de todo el partido, explica el 24% del Producto Bruto Geográfico, y la tasa de crecimiento de su población duplica al resto del territorio. Representantes de sectores productivos apuntan a “ordenar la región en cuanto a sus potencialidades”

Por David Barresi

La zona oeste de La Plata representa, en términos productivos, poblacionales y territoriales, una de las áreas de mayor envergadura de la región. Aún así, tiene en su haber una serie de déficits en términos de infraestructura y calidad de vida que, de lograr una mejora de los mismos, podría transformarla en un ámbito con una proyección todavía más pujante.

La idea de generar en ese sector de la ciudad un Distrito Productivo se viene gestando en una serie de encuentros entre referentes de los motores económicos de la región, que tiene entre los de notable gravitación a los que componen la Cámara La Plata Oeste (Calpo), entidad que reúne a sectores de la industria, el comercio, la producción, la construcción y los servicios de la zona.

“Tiene un peso en la economía muy elevado, es por eso que deseamos intentar ordenar nuestra región en cuanto a sus potencialidades”, explicó a Pulso Noticias el presidente de la Calpo, Diego Principi, y retomó el estudio realizado el año pasado por el Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial de la Facultad de Ciencias Económicas la Universidad Nacional de La Plata, que grafica en números la situación de esta porción de la ciudad.

La zona oeste de La Plata abarca los centros comunales de San Carlos, Los Hornos, Melchor Romero, Arturo Seguí, Lisandro Olmos, Abasto, Etcheverry y El Peligro. Se trata de 654 de los 893 kilómetros cuadrados que posee todo el territorio de la ciudad, es decir, el 73% de la superficie.

Informe del Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial de la Facultad de Ciencias Económicas (UNLP)

Según indica el estudio de la UNLP, en términos demográficos representa el 29% de los habitantes, pero cuenta con una tasa de crecimiento que duplica la del resto del Partido. “Entre los dos últimos censos, evidencia un crecimiento de su población del 23%, muy por encima del registrado a nivel partido (14%) y provincial (13%)”, señala.

A su vez, la zona explica el 24% del Producto Bruto Geográfico de la ciudad. En el desagregado, si bien los servicios representan una porción importante del mismo, la participación del conjunto de los sectores productores de bienes es del 25%, es decir 7 puntos porcentuales más que en La Plata. Esto se debe, según el informe, “a que la zona posee una elevada relevancia en términos de la producción agropecuaria, ya que en su territorio se localiza el 85% de dicha actividad. Cabe tener presente que el Cinturón Hortícola Platense es el área productiva más importante de la Provincia (y del país) dado que representa el 46,15% de la superficie productiva total y el 25,15% de la superficie hortícola total de Buenos Aires”.

La otra cara de la moneda

Por otro lado, el estudio también señala que el nivel de analfabetismo en la población de la zona si bien es bajo, duplica los valores del total La Plata. “En la zona oeste reside el 29% de los habitantes que asisten a establecimientos escolares y el 53% de los que nunca asistieron”, se indica. En cuanto al análisis del mercado de trabajo, “en 2010 tenía el 27,6% de los ocupados, pero el 30,7% de los desocupados”.

Informe del Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial de la Facultad de Ciencias Económicas (UNLP)

En esa línea, los hogares de esta área son más grandes que los del Partido, y con mayor proporción de propietarios de vivienda, pero “con muchas necesidades básicas insatisfechas”. Si bien en el Partido la proporción de hogares con gas de red alcanza el 76%, en la Zona Oeste no llega a la mitad (y en algunas zonas ni al 20%). Con respecto a la red pública de agua el porcentaje de población que accede es del 91,2% en La Plata, pero es menor (83,4%) en la Zona Oeste”.

Además, según indica el diagnóstico realizado por la Defensoría del Pueblo sobre arrendamientos rurales, buena parte de los productores hortícolas se ven en la realidad de tener que arrendar una superficie exigua a un precio comparativo alto, situación lleva a la dependencia de la utilización de agroquímicos, sobre los cuales no existe ningún tipo de regulación en la región.

En ese marco, Principi afirmó que este es uno de los puntos más preocupantes sobre los que se tiene que trabajar. “El uso no adecuado de agroquímicos o fertilizantes tiene un impacto directo en la salud de la comunidad, por el alto poder residual que algunos productos tienen”, afirmó y agregó: “Si deseáramos realizar exportaciones de producción de la zona oeste, serían muy pocos los productores con un volumen muy acotado, los que alcanzarían a reunir todas estas condiciones fitosanitarias, que hagan apta esta mercadería para su exportación”.

También ejemplificó a la hora de nombrar los problemas de infraestructura que tiene la zona, la ausencia de transportes públicos que lleguen al Parque Industrial II. “Puede ser una problemática menor, pero serían este tipo de cuestiones las que en el distrito deberíamos contribuir a identificarlas, diagnosticarlas y proponer una solución”, afirmó.

“Para poder darle contenido a toda una política de mejora de todas estas cuestiones, nos pareció que pensar en el término de Distrito Productivo podía ser el paraguas de contención de todas las acciones que en la región pudiéramos encarar. Articulando con la UNLP, que hoy es un aliado estratégico para nuestra cámara, pero también con las distintas dependencias nacionales, provinciales y municipales”, remarcó Principi.

Comentarios

- Advertisement -