“La calidad institucional del Municipio de La Plata es lamentable”

Así lo aseguró el concejal Guillermo “Nano” Cara, quien participó del ciclo Entrevistas en Piso en la nueva redacción de Pulso Noticias. Allí explayó sobre las políticas públicas municipales durante la pandemia; dio su opinión en torno al proyecto de Código de Convivencia y también su mirada sobre las próximas elecciones legislativas

El concejal Guillermo “Nano” Cara (Frente de Todos) participó del ciclo Entrevistas en Piso, que comenzó a realizarse en la nueva redacción de Pulso Noticias. Allí habló sobre las políticas públicas municipales durante la pandemia; también en torno a la subejecución presupuestaria en áreas críticas de la gestión de Julio Garro; comentó sobre su iniciativa para regular el acceso a la información pública en la ciudad; dio su opinión sobre el proyecto de Código de Convivencia y también aportó su mirada en torno a las próximas elecciones legislativas y las perspectivas del armado que integra.

A continuación, la entrevista completa:

– Pulso Noticias (P.N.): Pensando en el camino hacia la etapa post-pandemia: ¿cuáles son los tres temas que te parecen más urgentes en términos de políticas públicas para la ciudad?

– G. Cara (G.C.): Está claro que lo primero que hay que hacer es una inversión fuerte por parte del Municipio en torno a recuperar el trabajo. La verdad es que se ha abandonado mucho todo el tema de créditos para la pequeña y mediana empresa. El comercio en la ciudad redunda en 25 mil puestos de trabajo de manera directa, y todo lo que eso conlleva alrededor.

Y después por supuesto todo lo que tiene que ver con la obra pública municipal, que ha tenido un retiro enorme en términos presupuestarios en los últimos 5 años, y el año pasado fundamentalmente. No ha habido inversión. Y cuando vos no vas haciendo un mantenimiento y un crecimiento en términos de la obra pública misma, impacta en la calidad de vida de la población. Se suma a eso los puestos de trabajo que no se están generando.

Y la tercer cosa que te agrego es una inversión fuerte en lo social. Atravesamos un mundo sumamente golpeado por la pandemia y la recesión, la ciudad de La Plata no escapa a esto. Es necesario que haya una inversión por parte del municipio muy fuerte, para contener esta demanda social, y es otra área que lamentablemente viene siendo sistemáticamente recortada en términos presupuestarios por parte del intendente.

– P.N.: ¿Qué análisis hacés sobre la forma en que la ciudad atravesó la pandemia en términos del sistema sanitario local y las políticas del Estado Municipal? ¿Creés que se pudieron haber evitado los picos de casos que pusieron en tensión al sistema de salud?

– G.C.: Por supuesto que sí. Lo que uno ve en términos de salud es que se maneja como si fuera un compartimiento estanco, como una suerte de erogación de recursos, separada del resto. No una política integral.

En este año, la economía puso muy en relieve esa situación. Porque por un lado el control preventivo del cuidado y tránsito de las personas junto con él del Covid fue abandonado. Por no decir que además fue estimulado lo que ha sido el aperturismo que se ha dado en varios comercios que no estaban en ese momento pautados para que estuvieran abiertos. Esto generó que seamos la ciudad con la mayor cantidad de contagios de todo el país. La ciudad de La Plata escaló por arriba de la media nacional. No es una cuestión azarosa y aleatoria. Claramente tiene que ver con una ausencia de políticas de Estado en ese sentido.

Después lo otro, en términos de salud, lo más nocivo y vergonzante, es que se haya subejecutado esta área. A mi no se me ocurre otro lugar en donde haya ocurrido esto, lo debe haber, pero no se me ocurre un lugar donde se haya subejecutado presupuesto que estaba disponible.

Además, la cantidad de vacunas en la ciudad de La Plata, por calendario, cayó en un 70% el año pasado. Es decir, de cada 10 vacunas que se aplicaban, 7 no se aplicaron. Acá hubo una definición política: se planteó una idea de atender sólo las urgencias en los Centros de Atención Primaria a la Salud. De esto, el Secretario de Salud Enrique Rifourcat es el responsable. Estamos en julio y que alguien me muestre dónde está la campaña de vacunación de Julio Garro. Sin embargo esta Secretaría tuvo 137 millones de pesos para gastar en publicidad, cuando en realidad tenían presupuestado 0 pesos para eso.

– P.N.: Claro, ustedes como bloque denunciaron en el debate sobre la Rendición de Cuentas, que hubo otras áreas donde aumentó exponencialmente el gasto en publicidad. Pasó también en el Mercado Central.

– G.C.: Es el número más grotesco el de la publicidad. De todo el presupuesto Municipal, creció en un 220% lo estipulado en pauta publicitaria. Mientras la Secretaría de Salud tuvo un recorte del 20% en total. O sea, no sólo no creció, si no que tuvo un recorte del 20%.

– P.N.: Ahora, volviendo a las políticas públicas en el marco de la pandemia. Mencionabas las aperturas de comercios por fuera de los protocolos. Ahí también había cierta presión concreta de sectores que no estaba pudiendo sostenerse también. ¿No faltó extender más las políticas para sostener a los sectores más postergados tanto a nivel municipal como provincial y nacional? Esto, teniendo en cuenta que empezamos el año sin IFE ni ATP –que sí hubo el año pasado- mientras los niveles de parate de la actividad económica se mantuvieron, así como también el desempleo, la inflación.

En lo municipal hubo una demagogia extraordinaria. Porque cuando vos habilitás a funcionar sectores de la manera en que lo hicieron, obviamente… ¿a quiénes habilitó? No a todos. Empezó a habilitar a los amigos del Intendente. No es que cualquier cervecería abrió, cualquier local abrió, eso no es así, no es real. Con lo cual ya le da una discrecionalidad sumamente reprochable hasta en términos legales. Porque hubo favoritismos. Te voy a decir uno: el dueño de Baxar, que por ejemplo es uno de los lugares que tuvo ese nivel de apertura, y ahí vos tenés a sectores del comercio, dueños del lugar, que están muy vinculados al intendente Julio Garro. Lo vemos en otros rubros también.

Después, hubo un retiro de 300 millones de pesos que estaban pautados para créditos blandos para las pymes, de eso se ejecutó cero pesos. El presupuesto muncipal que nosotros tuvimos en el 2020, en términos de cantidad de guita, fue más de lo que habíamos pensado. O sea que es una mentira que por la pandemia no tuvieron los fondos.

El Gobierno de la Provincia duplicó la asistencia que había pautado para el municipio de La Plata: iba a ser el 10% del presupuesto y terminó siendo casi el 20%. O sea lo que se perdió en recaudación genuina propia del Municipio, lo transfirió Provincia. Y también Nación, que duplicó, pero implica en este caso el 5% o 6% del presupuesto.

Creo que de Provincia y de Nación hubo una enorme transferencia de recursos. Obviamente sostener la actividad económica de la actividad privada, desde el Estado, es imposible en su totalidad. Lo que se hace es estimularla con inversión directa. Eso estuvo durante todo el año pasado, con los IFE y ATP. Este año no estuvo el IFE, ahora si vos ves el crecimiento en lo que son las asignaciones sociales que da el Estado, se triplicaron algunas, se duplicaron otras, han sido muy fuertes. Y ahora lo estamos teniendo por la falta de recaudación del Estado, que es una transferencia de recursos en términos impositivos,  a través del monotributo y a través del impuesto a las ganancias, que está empezando a generar más movimiento y más guita.

En el medio somos el país número 12 en el mundo en producir vacunas, por un laboratorio que fue subsidiado por el Estado durante el gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner). Este es un valor fuertísimo.

– P.N.: Metiéndonos dentro del Concejo Deliberante, el proyecto de Código de Convivencia se volvió a reflotar en la Comisión de Seguridad. Teniendo en cuenta que el oficialismo quitó la pena de arresto, uno de los reclamos de la oposición, y que de todas formas el resto del articulado se mantiene, ¿qué opinión tenés al respecto?

– G.C.: Lo de la pena de arresto era medieval. Porque un juez de Faltas es un juez meramente administrativo, no puede llevar a una persona al arresto. La palabra Juez a veces confunde, pero está por fuera del sistema judicial en este caso. Por ejemplo, la Justicia ordinaria tiene un montón de recursos por parte de la persona que sea denunciada, imputada, etc, para defenderse, cosa que en el Juzgado de Faltas no lo tenés. De hecho hay una enorme discusión incluso en torno a las multas: porque vos primero tenés la sanción y a posterior recién tenés la posibilidad de descargo. O sea, ya la Justicia de Faltas está en discusión en sí misma, en términos estructurales. Si encima le das la posibilidad del arresto, era una locura.

La posibilidad de plantearse un Código de Convivencia, por supuesto que lleva tiempo, pero es algo interesante, es enriquecedor, si uno tiene en juicio todas las particularidades de lo que implica la palabra convivencia en una ciudad.

Pero primero como concepto general de todo el Código de Convivencia, este es un código que viene a restringir el acceso de la ciudadanía al espacio público. Segundo, es un código pensado en un sensacionalismo comunicacional, de prensa, porque sus normas se direccionan hacia los conflictos que se atraviesan en el casco urbano, que sólo es una delegación de 21 que tiene la ciudad. Es importante, sí, pero es una de 21. Y todo siempre se aborda desde una manera restrictiva, donde el juicio del derecho superior parece ser de aquel que tiene resuelto el acceso a toda la ciudad. Ese es el que tiene el derecho superior, aquel que puede transitar, que tiene trabajo, que está dentro de todas las formalidades, cosa que hoy es bastante complejo.

No es que hay gente que hoy está trocando ropa por comida, en el centro, porque quiere, porque les gusta, porque tienen desprecio por la norma del libre acceso al espacio público, o como han dicho algunos “de la tasas de seguridad e higiene”, lo cual me parece aberrante.

Tenemos que buscar políticas proactivas para que esa gente tenga trabajo digno y un ingreso digno, me parece, ese es el Código de Convivencia soñado. No es restrictivo. En todo caso tenemos que dejar muchos lugares abiertos.

Por eso tenemos que pensar cuáles son los canales de mediación en torno a los conflictos que se dan, por nuevos emergentes, de distinto tipo. No estoy diciendo que no haya conflictos, no niego el conflicto. Lo que digo es cuáles son los mecanismos de resolución y las permisividades que hay, en el marco de una sociedad que es dinámica. Donde la comunidad va eligiendo, cuando puede, nuevas formas de convivencia. Y otres que no pueden elegir determinadas pautas de acceso a la ciudad, pero se ven forzados a utilizarla. Entonces, hay que pensar cómo nosotros en lugar de estigmatizar, de demonizar, hacemos otra cosa.

– P.N.: Presentaste un proyecto para regular acceso a la información pública. ¿Por qué es importante que La Plata esté a tono en este aspecto con la legislación nacional?

– G.C.: La calidad institucional del Municipio de La Plata es lamentable. Lo dice una ONG que hizo un chequeo en los 135 distritos de la Provincia de Buenos Aires: categoriza cinco grupos, La Plata está en el último, entre los peores municipios.

Lo que nosotros estamos discutiendo es el acceso a la información a través de una norma que regule la demanda del conocimiento; quién es la autoridad de aplicación por parte del municipio y cuáles son las responsabilidades inherentes concretas; los tiempos y las formas en responder. Entonces si yo le pregunto al Municipio hoy cuánto lleva ejecutado en el ejercicio actual por ejemplo en el área de Salud ¿por qué no puedo saberlo? ¿Por qué me voy a enterar en abril de año siguiente cuando todo eso ya pasó?

Obviamente, esto es una construcción de un ideario, porque también uno piensa en un nuevo gobierno, Garro no es dueño de la Intendencia municipal. Es el Intendente en ejercicio de su segundo mandato, y eso va a terminar. Nosotros estamos pensando generar y ser parte de un nuevo Gobierno municipal. Y estamos planteando que en ese nuevo gobierno municipal haya transparencia.

Digo esto porque no tenemos esperanza en Garro, que además incumple normas y está en vías de ser judicializado ese incumplimiento de normas: por ejemplo la clave RAFAM (sistema que cuenta con un registro único de la información financiera del municipio). Yo tendría que tener acceso a esa clave, como concejal, por ley.

– P.N.: Mirando el escenario electoral, con el balance de la derrota del 2019, ¿qué tipo de campaña te imaginás y qué pensás que necesita la fuerza que integrás para aumentar su representación en el Concejo Deliberante?

– G.C.: Esto es una reflexión colectiva, que creo que están realizando muchos dirigentes y dirigentas del Frente de Todos: hay que tener una mayor lectura de generosidad en torno a la política. Me parece que ese es el gran punto en el cual a la dirigencia del Frente de Todos que les ha tocado en otro momento, y a alguna que le puede llegar a tocar, encabezar las listas, están obligadas en términos políticos a sostener un mayor volumen de generosidad.

Está claro que el problema del Frente de Todos no es la interna. Está claro que ese no es el problema de la comunidad, entonces si no es un problema de la comunidad, es un problema que la dirigencia tiene que resolver. La comunidad no está discutiendo la interna del Frente de Todos, sino lo que está discutiendo son sus problemas y le está pidiendo en todo caso al Frente de Todos que sea la herramienta que ayude. Está claro que vivimos en una ciudad que está cada vez más profundizando un derrotero de problemas. En el Frente de Todos hay principios de acuerdo que son muy importantes, en el proyecto político nuestro de una ciudad inclusiva, más armónica, con mayor inversión. Lo que tiene que haber por parte de la dirigencia es no plantear la discusión o cualquier problemática interna sino tener una mayor generosidad en la convocatoria, porque hay referencias valiosísimas. Hay una riqueza en las potencialidades, en las diferencias y particularidades, que son menores a un proyecto pero indispensables para que la sociedad se vea reflejada en tal o cual referente o referenta del Frente de Todos.

Comentarios

- Advertisement -