“Movida de Locos” necesita una mano para seguir funcionando

La ONG local que impulsa emprendimientos productivos para personas con padecimiento mental lanzó su campaña de socios 2021. No reciben ayuda estatal y solo se sostienen con el apoyo de sus aportantes

No son tiempos fáciles para los emprendimientos autogestivos. Desde hace más de un año, atravesados por un contexto de crisis económica agravado por la pandemia, muchos de ellos hacen malabares para seguir en pie. El de la ONG local Movida de Locos, que trabaja en la inclusión laboral de personas con padecimiento mental, es uno de esos casos. 

Así, los emprendimientos de indumentaria, vivero, gastronomía, telas y otros que forman parte del proyecto debieron adecuarse a la venta on line, que dejó de ser una posibilidad para convertirse en realidad. También comenzaron a establecer lazos con otros emprendedores, como una forma de seguir adelante colectivamente, y, por supuesto, confiaron -confían- en el apoyo de sus socias y socios, que con su aporte económico ayudan a sostener a la organización.

“No contamos con ningún tipo de ayuda estatal. Los costos de alquiler y servicios de nuestro local los bancamos con el apoyo de nuestros socios. Hoy tenemos alrededor de 180, pero aspiramos a que sean mucho más”, cuenta a Pulso Noticias Elena García, su presidenta. 

En ese sentido, como todos los años, Movida de Locos lanzó días atrás la campaña de socios 2021. Esta vez la necesidad de generar ingresos es aún mayor a raíz de un hecho lamentable que los perjudicó recientemente: el 16 de marzo delincuentes ingresaron al local ubicado en 10, entre 63 y 64, robaron materiales de trabajo y causaron destrozos. 

“Hicieron un desastre. Fue horrible entrar y encontrar la casa así. Tenemos que hacer varias refacciones, como arreglar la ventana del patio por la que entraron, poner un alambrado, entre otras remodelaciones que hagan al lugar más seguro. Para eso necesitamos dinero”, dice García.

lee también: “locos por la inclusión”

Aquellos/as que estén interesados/as en dar una mano deben saber que su gesto tendrá recompensa. Muy pronto estará disponible una cartilla con distintos beneficios y descuentos en comercios, clubes, instituciones y servicios particulares. La misma no está cerrada, por lo que aún pueden sumarse más emprendimientos: “Cualquier persona que tenga un comercio, dé clases o brinde algún servicio y quiera hacernos el aguante formando parte de la cartilla de beneficios, que se contacte con nosotros”.    

Hay diferentes formas de asociarse a Movida de Locos: mediante el pago de una cuota mensual de $200 o más, una anual de $2.000 o con un aporte único de entre $1000 y $1500, ya sea a través del débito automático o de Mercado Pago. Respecto a esta última alternativa, también está la posibilidad de abonar cualquier monto seleccionando la opción “Enviar dinero”.

¿Cómo transitaron la pandemia desde que comenzó y cómo siguen hoy? 

—Fue un año súper difícil. Los emprendimientos estuvieron parados prácticamente toda la primera mitad del año hasta que en octubre empezamos de nuevo con actividades presenciales. Una vez por semana, después dos y así. El 2021 lo arrancamos con todas las pilas, pero la semana pasada, con las nuevas restricciones, decidimos suspender hasta el 30 de abril. Está bueno tomar conciencia ciudadana y saber que entre todos tenemos que aportar para que esto se termine de una vez.

Elena cuenta que durante la etapa más dura de aislamiento la mayoría de las y los emprendedores no pudieron movilizarse con normalidad para desarrollar su actividad, ya que son pacientes de riesgo. “Al no vivir en el casco urbano, tenían que tomar el transporte público. Y la verdad que no queríamos exponerlos.Todos hacen tratamiento ambulatorio en algún servicio de salud mental y tienen alguna enfermedad de base, ya sea diabetes, hipertensión,  EPOC, obesidad, u otra. A eso se le suma que viven en condiciones bastante precarias”, explica. 

Ante la complejidad de la situación, las y los acompañantes de la asociación redoblaron esfuerzos a fin de garantizar una mínima rentabilidad. Así, por ejemplo, organizaron rondas de visitas para llevarle tela a los trabajadores del emprendimiento textil “A todo trapo” y que estos pudieran empezar a producir para luego vender. 

Asimismo, las redes sociales ya no solo se usaron para difundir los proyectos sino que pasaron a ser un canal activo de consultas, ventas y coordinación de entregas. Hasta entonces, la comercialización solo era presencial, ya sea en la sede de calle 10 o en la feria “La Veredita”, un programa de extensión de la Facultad de Trabajo Social de la UNLP en el que Movida de Locos participa.

Ahora, con las nuevas restricciones decretadas por el gobierno, la apuesta de la ONG pasa por seguir reforzando el vínculo con otros sectores productivos con los que viene trabajando hace un tiempo, como la comercializadora universitaria La Justa y el mercado cooperativo Minka, que incluyeron a los productos de Movida de Locos en sus tiendas virtuales.

La pandemia los puso ante el desafío de reinventarse y buscar nuevas estrategias

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre