“Dejaron pasar la posibilidad de plantarse ante las normativas machistas”

Paula Casamiquela, exjugadora y exentrenadora campeona de Gimnasia, sobre el polémico presente del vóley femenino. “Era el momento de plantarse pero priorizaron los intereses”, sostuvo

Paula Casamiquela es una de las mujeres referentas que tiene el vóley argentino, e integrante de una de las familias más importantes de dicho deporte a nivel mundial. Fue campeona como jugadora pero también la última entrenadora en ganar una Liga Argentina: no solo con las Lobas, sino en el país. Y rompió el silencio, para basarse con su palabra autorizada y hacer referencia de lo que se vive en el país.

“Que feo es todo lo que esta pasando, cuando los intereses están por encima de los valores y nos muestran crudamente como el egoísmo, los intereses personales, la falta de empatía, la bajeza”, empezó la entrenadora platense en un comunicado en sus redes sociales.

Foto: Gimnasia Oficial

“Empieza a prevalecer aún sobre los valores propios que promueve el deporte: insensibilidad por todos lados, ganar a cualquier precio, aún a costa de la salud; principal valor que promueve cualquier práctica deportiva”, mantuvo, sensatamente.

“Los dirigentes (ausentes)v, continuó la DT, “se olvidan que son el primer eslabón de una cadena donde nos deben dar los mejores ejemplos”. Y amplió, sobre pares y deportistas: “Entrenadores que se olvidan que son ante todo formadores, educadores y creo que en su mayoría docentes y que algunos forman staff de selecciones; y jugadoras que dejaron pasar la gran posibilidad histórica de plantarse ante estas normativas tan machistas. Alejadas de la solidaridad y el compañerismo; por el contrario, avalaron el siga siga con tal de ganar a cualquier precio”, expresó.

Casamiquela, ganadora de la Liga 2017 como entrenadora principal, afirmó: “Los partidos se ganan y se pierden en la cancha, sobre todo los equipos que manejan otro presupuesto para pelear los campeonatos. Particularmente las Lobas están acostumbradas a jugar finales, ganarlas y perderlas sin que nadie le regale nada, al contrario. En definitiva si verdaderamente hay convicción, militancia, era el momento de juntarse y plantarse contra esta manga de dirigentes mediocres que piensan solamente en sus propios intereses”, sumó.

Y cerró: “Hubieran marcado un hito, un antes y un después en la historia del vóley femenino, pero todos pusieron los intereses por encima de los valores y los que hacen las cosas bien.. .pierden. Lamentable…”.

Comentarios

- Advertisement -