Gimnasia jugará su séptima final de Liga Femenina

Desde la temporada 1999-2000, las Lobas son parte de las definiciones del certamen. Cuatro títulos, pero primera vez que enfrentarán a San Lorenzo

Gimnasia afronta una nueva final de Liga Argentina Femenina, pero seguro la más peculiar. Aunque la primera vez haya sido particular y el primer paso para las Lobas, este 2021 presenta un panorama nunca pensando: en pandemia, sin público, con restricciones y pautas a cumplir en la cancha.

Seis finales ya disputó, de las cuales en cuatro las Lobas lograron festejar. Festejos que se dieron en la temporada 1999/2000, 2000/01, 2002/03 y 2017, con Alicia Caporali y Paula Casamiquela -última. Se les escapó en la 2001/02 y la 2004/05, ante la Universidad de Buenos Aires y River, respectivamente.

Y por primera vez, enfrentará a San Lorenzo. Las restantes -y ganadas- fueron ante Náutico Hacoaj, La Bancaria, Boca Juniors y Vélez. Además, en esta oportunidad, nuevo entrenador que llega a etapa decisiva: Marcelo Silva.

Virginia Granado y Brenda Graff se mantienen del último equipo campeón, mientras que Alejandra García Croquer hoy es mánager.

Para las Matadoras, tercera oportunidad para poder ganar el título: 2018 y 2019 les fueron esquivas, frente a Boca.

Esa primera vez

Aquel primer equipo campeón contó con Verónica Azcona, Mariana Burgos, Marcela Ré, Carla Morel -volvió al país-, Lilian Ferreira -desde Brasil-, Jeanne Duarte -también brasilera-, Julia Rollié, Mariela Trioni, Alejandra Arce, Natalia Otero, Daniela Moccagatta, Paula Casamiquela, Maia Constant, María Alejandra Torrijos Fuertes, Cintia Cernuda, Fernanda Koleff y Daniela Del Curto. Todas ellas, dirigidas por Alicia.

Esa Liga tuvo un arranque peculiar, por aquel diciembre de 1999: las Lobas comenzaron ante Náutico Hacoaj, subcampeón del campeonato anterior, candidato y encima en Tigre, mismo lugar donde meses más tarde volverían a verse. Las Triperas venían de ser terceras.

Pasaron rivales como River -campeón defensor-, Regatas, General Paz Juniors, CEF N1º, Banco Nación, Alcorta, Atenas, Asociación Bancaria y Hacoaj, el ya mencionado y al que enfrentó seis veces. Sí, tres en la fase regular y las restantes en las finales. Porque en su momento, era al mejor de cinco partidos.

Los primeros dos encuentros finalizaron 3-1, siendo el primero en Tigre y el segundo en La Plata. Es decir, serie 2-0 para las Lobas y otra vez viajaban a la cancha de Naútico. Y en ese tercero, los parciales marcaron 26-24, 23-25, 19-25, 25-16 y 15-13 para desatar la algarabía de todas las chicas, como también de las decenas de hinchas que se acercaron a verlas.

Verónica Azcona fue la que estampó la última pelota contra el piso.

Y la segunda

Un año particular: no sólo defendieron y se quedaron con la Liga, sino que también con la División de Honor. Alicia Casamiquela continuó al mando de las Lobas, pero sumó a Paula como asistente. La economía del país no era la mejor, por lo que el certamen contó con menos equipos

El formato contó con dos Súper 4 para definir al campeón: el primero en Catamarca, y el segundo en Entre Ríos. Ahí llegaron los cuatro mejores de la fase regular, es decir: las Lobas, Asociación Bancaria de Catamarca, Náutico Hacoaj y Koyote de Salta. Jugaron todos contra todos, y los dos mejores pasaron a definir el título. Gimnasia y Bancaria fueron a por el todo, también en abril pero del 2001.

Gimnasia y La Bancaria se vieron en el primer Súper 4 y fue un categórico 3-0 para las catamarqueñas, en un momento donde las lesiones complicaban al plantel albiazul. Pero para el segundo, el campeón defensor dio nota de su apodo, en Chajarí.

Un viernes y un domingo fueron los días para los primeros encuentros por el título, jugados en Catamarca por la ventaja deportiva que tenía la Asociación. Y allí, ante un rival de grandísimas jugadoras (algunas con pasado en River, que no participó, y además con el entrenador de Boca), ambos fueron 3-2 para Gimnasia.

El último partido terminó 3-1, en un partido jugado en el Polideportivo albiazul colmado. Y tanta era la ansiedad por el festejo, que lo hicieron antes. En una pelota que parecía que se iba, parte del banco tripero se metió en la cancha a celebrar, cuando el juego seguía. Por ende sanción y punto para la visita, aunque más tarde pudieron gritar y festejar un nuevo título.

Verónica Azcona, Mariela Trioni, Alejandra Arce, Mariana Burgos, Natalia Otero, Mónica Bahnson -volvió al país-, Magda Camargo -desde Brasil-, Melina Lorentti, Carla Morel, Marcela Ré, Maia Constant y Lilian Ferreira -brasilera ya asentada- formaron ese plantel, también conducido por Alicia.

Marcela Ré fue la que estampó la última pelota contra el piso.

Se lo negó la Universidad

Tras dos títulos de Liga, Gimnasia buscaba más. Se quedó con las ganas ante la Universidad de Buenos Aires, quien se quedó con la temporada 2001/02, aunque en el Metropolitano 2001 la alegría fue de las Lobas pero no así el 2002.

No hay dos sin tres

Por ende, ya eran cuatro los trofeos importantes que había logrado el equipo de Casamiquela. Y además, ya venía con competencia internacional: Liga Sudamericana y Torneo de Salompas, prestigiosos campeonatos que disputó en Brasil. Pero tenía una importante baja: Azcona, por lesión.

Siendo primeras en el Grupo D del Súper 8, esa posición les dio la posibilidad de localía en las semifinales ante Banco Nación. Rival con el que habían perdido en la fase regular, no así con Ferro, Boca, Independiente de Bahía Blanca y Deportivo Penales. Luego, superaron a Sonder, Indepediente y a su par gimnasista de Rosario. Y con el triunfo ante Banco, la final fue fuera de la ciudad y en la antesala de una de las del masculino.

En Rojas, Gimnasia visitó a Boca para definir el título. Con parciales de 25-20, 22-25, 25-19 y 25-21, las Lobas volvieron a festejar. Esa fue la última vez, ante un equipo que luego de convertiría en un clásico para el vóley femenino nacional.

Maia Constant, Natalia Espinosa, Melina Lorentti, Daniela Preiti, Sandra Kobetik, Marcela Ré, Mónica Kostolnik, Fernanda Koleff, Nadia Fernández, Noelia Suárez y Rocío Rivas formaron parte de ese equipo, también conducido por Alicia.

Daniela Preiti fue la que estampó la última pelota contra el piso.

Final perdida en 2005

También en abril, pero hace más de una década, Gimnasia jugaba su última definición de título. Al mejor de tres partidos, el primero terminó 3-2 para River, en Arrecifes, mientras que el segundo las Millonarias lo liquidaron en sets corridos. Esa había sido la quinta final jugada para las Lobas, de las cuales supo ganar tres.

2017, la vuelta las finales bajo el mando de Paula

Aquel festejo del 2003 volvió a darse: Gimnasia es el nuevo campeón de la Liga Argentina Femenina, por cuarta vez en su historia. Las lágrimas de las jugadoras; el abrazo entre Alicia y Paula Casamiquela; el reconocimiento de los hinchas a cada una de las participantes como también a todo el cuerpo técnico; el punto final de Brenda Graff; el champagne que pasó de mano en mano, hasta por la copa; el reloj que marcaba las 22 horas, una después de haber logrado el título y el plantel que seguía de festejo. Todo eso representó a esa casi quincena de años que transcurrieron para que las Lobas puedan decir, por cuarta vez, campeón. O mejor dicho, tetracampeón.

Eran las 20:40. 24-17 marcó el tablero. Vera al saque. René, desde lo alto, le dio el ok. Silbatazo y a jugar. Una, dos, tres, cuatro, cinco, las veces que la armadora picó la pelota al suelo. Tomó posición y lanzó. Piccolo, por el centro, recibió una que fue fácil, sin exigencia. Curatola, armadora velezana, dispuso el esférico para el ataque de Pérez. La capitana metió un fortísimo remate que recibió Rivas, la otra con la cinta en la camiseta. Tras eso, otra vez la número 10 armó una de las tantas pelotas que le dio a la venezolana…

Atacó García Croquer, suave con su mano derecha, a la cual llegó González a defender. La venezolana volvió a tener el esférico en sus manos porque el mismo pasó de bando, se la cedió a Vera y la lúcida armadora buscó a la embalada Graff que arrasó con todo lo que había por el centro. Con la pelota en lo alto, superando la altura del fleje, la número 7 impactó con su mano derecha al balón de colores celeste y blanco. Y con una trayectoria en diagonal rumbo a posición 1, aquel rincón desprotegido, la misma tocó el suelo y generó un aullido estruendoso al unísono. El aullido de campeonas.

Un plantel compuesto por Tatiana Vera, Fernanda Melo, Rocío Rivas, Sofía Bulgarella, Carolina Onofri, Jazmín Molli, Alejandra García Croquer, Berenice Almeyda, Virginia Granado, Hilén Gasparini, Brenda Graff, Natalia Palma, Antonella Caporali, Virginia Montanelli, Silvia Meglioli, Iliana Robador, Lucía Nonnis, Ludmila Lagorio, Rocío Roggia y Paula Bolatti. 

Gimnasia en la Liga Argentina Femenina (historial de Vóley 631)

1998/99: Tercer puesto.

1999/2000: Campeón.

2000/01: Bi-campeón.

2001/02: Sub-campeón.

2002/03: Tri-campeón.

2003/04: No jugó.

2004/05: Sub-campeón.

2005/06: Jugó

2006/07: No jugó.

2007/08: Jugó.

2008/09: Quinta posición.

2009/10: Jugó.

2010/11: Cuarta posición.

2011/12: No jugó.

2012/13: Jugó.

2013/14: Llegó hasta Cuartos de final.

2014/15: Tercera posición.

2015/16: Llegó a Octavos de final.

2016/17: tetracampeón

2018: Llegó hasta Cuartos de final

2019: semifinales

2020: cancelada

2021: en juego

Fuente: Voley 631

Comentarios

- Advertisement -