fbpx
27.2 C
La Plata
lunes 28-11-2022

Recarga Verde: el proyecto que propone viajar a cambio de botellas

MÁS NOTICIAS

Pulso Noticias dialogó con la diputada Fernanda Bevilacqua sobre la propuesta que impulsa en la Legislatura bonaerense. En la actualidad se compran un millón de botellas de plástico por minuto en todo el planeta y se desechan rápidamente, produciendo un desastre ambiental

Por Walter Amori

Vasos, botellas, cepillos de dientes, bolsas, ropa, juguetes, cosméticos, recipientes de todo tipo, packaging y envoltorios innecesarios de distintas clase de alimentos, todos ellos y muchas más de las cosas que nos rodean y con las que convivimos a diario están producidas parcial o totalmente con plástico. La mayoría de estas tienen una funcionalidad efímera pero permanecen en nuestro planeta por mucho tiempo.

Según Naciones Unidas, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en todo el mundo y el 50% de los plásticos que consumimos es de un solo uso. Además, pese a que se trata de un material que podría reciclarse y reutilizarse unas 20 veces, el 90% termina siendo parte de nuestros residuos sin ningún tratamiento.

Tan sólo una de ese millón de botellas que son adquiridas por minuto tarda 450 años años en degradarse, pero debajo de la tierra puede permanecer mucho más tiempo. El joven científico argentino, Jerónimo Batista Butcher, elegido como uno de los 100 líderes del futuro por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, así lo gráfica: “Si Cristóbal Colón hubiese llegado a nuestras tierras con sus marineros, en 1492, tomando con botellas de agua mineral, esas botellas hoy seguirían entre nosotros”.

Batista Butcher desarrolló una máquina que fabrica vasos biodegradables a base extractos de algas, cuya vida útil es de dos semanas, con el objetivo de reempalzar los vasos descartables. “Sucede que el plástico nunca termina de biodegradarse, no se reintegra a los ciclos de la naturaleza sino que se va descomponiendo en partes cada vez más chicas”, detalla al momento explicar su desarrollo.

El plástico es un material relativamente nuevo, su inicio podría fijarse en los primeros años del siglo XX. Aunque su producción fue creciendo exponencialmente, a tal punto que en los últimos 10 años se produjo más plástico que en todo el siglo pasado.

Un grupo de científicos liderados por Roland Geyer, de la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.), calcularon la cantidad generada de este material desde los inicios de su producción industrial intensiva, hace 65 años. El resultado fue de 8300 millones de toneladas, una cifra equivalente al peso de mil millones de elefantes.

Se calcula que para el año 2050 va a haber más plásticos que peces en los océanos

Más del 70% de esa producción se encuentra ahora en los flujos de desechos y en los océanos. Se calcula que, a este ritmo, para el año 2050 va a haber más plásticos que peces en los océanos. “Hay suficientes restos de plástico en el mundo para cubrir un país entero del tamaño de Argentina”, dijo Roland Geyer para dimensionar la problemática.

Como corolario de ello, más de 800 especies de animales marinos están afectadas por estos residuos, y de acuerdo a estudios científicos estamos consumiendo plástico a través de los alimentos y el agua, bajo efectos aún desconocidos.

En nuestro país, según el Observatorio Nacional para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos, los plásticos constituyen en promedio el 15 % de los residuos totales, aunque en algunas localidades alcanza el 21%.

Movilidad sostenible

Para revertir esta situación no sólo alcanza con las acciones de ONGs y las advertencias de los científicos, sino que son necesarias un conjunto de políticas públicas orientadas a la reutilización del plástico, así como a la sustitución del mismo por otros materiales.

En el camino a ello se ubica el proyecto de la diputada bonaerense Fernanda Bevilacqua, de “Servicio de Recarga Verde de Transporte de Personas”. La iniciativa propone un régimen especial de boleto para los usuarios del sistema de transporte ferroviario y de colectivo de pasajeros, mediante el cual se podrá obtener crédito en la tarjeta SUBE a cambio de botellas que serán destinadas a reciclaje.

“Se trata de máquinas que reciben botellas de plástico a cambio de otorgar crédito en la tarjeta SUBE del usuario para el transporte público. Cada máquina que reciba botellas de plástico, la clasificará por peso, unidad y/o la unidad de medida que la Autoridad de Aplicación determine; a efectos de otorgar crédito a favor del usuario”, señala la propuesta legislativa.

“Las máquinas que existen hoy en día en el resto del mundo, funcionan como un cajero automático, una vez insertadas las botellas son aplastadas y reducidas a un tercio del tamaño original y luego compactadas para su transporte y tratamiento”, detalla.

La medida que pretende trasladarse a territorio bonaerense tiene experiencias similares en Sydney, Medellín, Pekin, Indonesia, entre otros lugares. Todas ellas son iniciativas públicas que, además del reciclaje, persiguen sensibilizar a la población sobre la necesidad de una gestión más responsable de los desechos para que puedan ser reaprovechados. En la experiencia colombiana, durante su primer año de aplicación se intercambiaron casi 2,5 millones de envases por pasajes.

Transformar y reutilizar

Para conocer más de esta iniciativa, Pulso Noticias dialogó con la legisladora del Frente de Todos sobre el proyecto de Ley impulsado en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

-¿Cómo surge la propuesta de Servicio de Recarga Verde de Transporte de Personas?

“Es una iniciativa que se está desarrollando en varios países del mundo y que creíamos adaptable a nuestra región. Muchas veces, en lo que se refiere a medidas de cuidado del ambiente, lo que nos separa de los llamados ‘países desarrollados’ es simplemente la voluntad política de pensar en mejorar nuestro ecosistema. Por sobre todas las cosas reciclar el plástico, en este caso las botellas”.

-¿Existen diálogos con sectores de la industria o de las universidades respecto de la fabricación de estas máquinas y el desarrollo del software?

 “Estamos en una etapa inicial de elaboración y presentación del proyecto por lo que esperamos que, con este documento ya discutido, podamos atraer a los diferentes actores sociales tanto industriales como académicos para que mejoren y potencien estas iniciativas”.

-¿Cree que el Estado bonaerense puede afrontar el costo de fabricación? ¿Se podría financiar con aportes privados?

“Personalmente tengo mucho interés en que el proyecto avance pero entiendo que estamos en un período especial en donde se deberán evaluar todas las facetas que aborda el proyecto. En ese sentido, será el Ejecutivo provincial quien tendrá que estimar costos y evaluar su posible realización. Por otro lado en algunos municipios, como por ejemplo Villarino, se están llevando adelante acciones que van con el objetivo final de este proyecto, reciclar con un beneficio a cambio para el vecino. Allí se lleva adelante el ‘Eco Canje’, en el cual a cambio de tus botellas te dan compost realizado en el vivero forestal Argerich”.

-¿Cree que el proyecto puede ser tratado y aprobado en este período legislativo?

“El tratamiento y la aprobación depende de la actividad parlamentaria que tenga la Cámara en su conjunto así como de las prioridades que el legislativo provincial tenga. Estando en un período de pandemia como el que estamos, hay que ser prudentes y pacientes. Aunque como mencionaba antes, sí está en mis prioridades y pelearé por ello. Estoy convencida de que la pesadilla de esta pandemia debe ser transformada en una mínima oportunidad de cambio para mejorar nuestro mundo y el ambiente”.

-¿A partir de la pandemia, la agenda socioambiental logró ocupar un lugar más preponderante en la agenda legislativa?

“En mi caso, llevo adelante proyectos que responden a una agenda ambiental desde el primer día que llegué a la Cámara. En ese sentido presentamos este proyecto y otros como la construcción de viviendas a base de materiales sustentables, el reemplazo progresivo de vasos, sorbetes y plásticos de un solo uso por biodegradables, la promoción para la construcción de vehículos eléctricos y el uso de packaging sustentable, entre otros. Mi compromiso con la agenda del cambio climático y la agenda del sector emprendedor, es total. En ese sentido es un gran orgullo cuando logramos combinar ambos intereses fortaleciendo al sector emprendedor con una mirada sostenible y sobre todo fomentando los emprendimientos de triple impacto: social, económico y sustentable”.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img