Multitudinaria marcha en La Plata a 45 años del golpe

Bajo el lema “A 45 años del golpe, fue genocidio. Son 30.000”, miles de personas se movilizaron por las calles de la ciudad para reclamar Memoria, Verdad y Justicia para los desaparecidos por la última dictadura militar. Galería de Fotos

Fotos: Nicolás Braicovich

Convocada por la Multisectorial de La Plata, Berisso y Ensenada desde las 16 comenzaron a reunirse en Plaza San Martín organizaciones de izquierda, organismos de derechos humanos, coordinadoras ambientalistas, jóvenes precarizados, vendedores ambulantes y agrupaciones de mujeres, quienes decidieron unir su fuerza para reclamar contra el ajuste, y contra la represión y la impunidad de ayer y de hoy. Fueron m{as de 1′

El último golpe de Estado en Argentina, ejecutó un genocidio del que resultaron 30 mil víctimas, suspendió la democracia por más de 7 años y destruyó la incipiente industria nacional, echando por suelo el proyecto económico de trascender el rol de exportadores de materias primas.

Por otro lado, trabajadores ambulantes, feriantes y manteros que vienen siendo perseguidos por el municipio comando por Julio Garro, marcharon para hacer escuchar su reclamo.

COMUNICADO

Para finalizar y frente a la casa de gobierno provincial se leyó un documento acordado por la fuerzas integrantes de la Multisectorial, afirmaron “En las últimas cuatro décadas enfrentamos los múltiples intentos de perpetuar la impunidad: desenmascaramos las trampas de la teorías de los dos demonios, la obediencia debida y el punto final, las prescripciones, los indultos menemistas, frenamos el 2×1 de la Corte macrista y repudiamos al negacionismo en todas sus etapas, como cuando al comienzo de su mandato, Alberto Fernández intentó instalar la idea de que los crímenes del genocidio fueron inconductas y que era necesaria una vuelta de página. También repudiamos a los sectores de derecha que llenaron la Plaza de Mayo de bolsas negras mortuorias con nombres de referentes de Derechos Humanos”.

Y agregaron: “Somos los y las que ocupamos las plazas y cada rincón del país exigiendo la aparición con vida ya de los y las 30.000 y quienes la volvimos a exigir ante la 2° desaparición forzada de Jorge Julio López y más adelante, con las de Luciano Arruga, Daniel Solano, Santiago Maldonado, Facundo Astudillo Castro, Ariel Valerian y Luis Espinoza, solo por nombrar algunos. Por esto viejas y nuevas gargantas decimos hoy: SON 30.000, FUE GENOCIDIO!”.

Asimismo, denunciaron que “los juicios por los que tanto hemos peleado, son intencionalmente atrasados, por un poder judicial cómplice, para asegurar la impunidad biológica de los represores. Decenas de genocidas van muriendo sin siquiera haber pasado por ninguna cárcel. Cientos, a pesar de haber sido condenados, son beneficiados con la libertad de irse a su casa bajo la excusa de su edad avanzada, otros van siendo declarados incapaces”.

Además , “las causas que aún no llegaron a juicio, o residuales de juicios ya realizados, duermen el sueño eterno en los tribunales de primera instancia y cuando logramos que algunas sean elevadas a juicio, se deja afuera a cientos de víctimas y decenas de represores de manera tal que, que en la mayoría de los casos, sólo conseguimos enjuiciar a pocos genocidas por los crímenes contra pocos y pocas compañeros y compañeras”.

Comentarios

- Advertisement -