Charla virtual: “La memoria no es un privilegio CIS heterosexual”

Hoy, a pocos días que se cumplan 45 años del Golpe cívico, eclesiástico y militar en nuestro país, organizan una charla virtual donde se preguntan: ¿la memoria es un privilegio cis heterosexual?

Durante la última dictadura cívico militar en Argentina, ¿no hubo detenides desaparecides que fueron perseguides por su identidad de género? Hace años, en 1987, Carlos Jáuregui lo dijo por primera vez: “Nuestra comunidad, como toda minoría en tiempos dictatoriales, fue víctima privilegiada del régimen. El fallecido rabino Marshal Meyer expresó en 1985 que la Comisión había detectado en su nómina de diez mil personas denunciadas como desaparecidas, a cuatrocientos homosexuales. Esas personas no habían desaparecido por esa condición, pero el tratamiento recibido, afirmaba el rabino, había sido especialmente sádico y violento, como el de los detenidos judíos”.

Jáuregui contó que durante una reunión que mantuvo con el rabino Marshal Meyer, miembro integrante de la CONADEP (Comisión Nacional para la Desaparición de Personas, creada durante el gobierno de Alfonsín) se había logrado revelar alrededor de 400 personas que fueron diferencialmente torturadas y vejadas por su identidad de género. En aquellos tiempos, la palabra “homosexual” era un modo de designar a todas las identidades que no eran estrictamente heterosexuales. Se incluía en esa catalogación a gays, lesbianas, trans, travestis, bisexuales. 

Por eso hoy, a dos días de cumplirse 45 años de la última dictadura militar en nuestro país, habrá una charla virtual donde van a participar:

•María Belén Correa, directora del Archivo de la Memoria Trans Argentina

•Jorge Luis Giacosa, ex integrante del Frente de Liberación Homosexual

•gabi herczeg y fabi tron, integrantes del Archivo del Activismo Lésbico Potencia Tortillera

•Eugenio Talbot Wrigth, activista, comunicador e investigador de las memorias LGTBIQ+ de Córdoba

•Integrantes de Nietes La Plata

La charla se podrá ver hoy desde las 19 hs a través de Youtube o Facebook.

Para nosotres afirmar les 30.400 no es una disputa, es una reparación. Sabemos poco o casi nada de la persecución, criminalización y torturas que el terrorismo de Estado imprimió en las personas LGTBIQ+. Pero sí sabemos que dichas prácticas de exterminio, silenciamiento, criminalización no terminaron con el regreso de la democracia. La visibilización de nuestres compañeres no es un fenómeno sin historia. Hemos construido como pudimos nuestras propias genealogías. Nuestras memorias y existencias –sistemáticamente expulsadas– han sobrevivido en los márgenes y en cada proceso de lucha. Son vidas y sus sueños truncados lo que nos desvelan y nos impulsan a insistir con nombrarles. 

Estamos convencides de que para lograr comprender los procesos de nuestro pasado reciente de manera íntegra, para saber de dónde venimos y cómo transformamos el presente para un futuro digno de ser vivido, tenemos que poder dar cuenta sobre qué  sucedió con todes les protagonistas”, dicen desde Memorias Disidentes Sudacas en su comunicado.

Comentarios

- Advertisement -