Judiciales repudiaron los privilegios de dos integrantes de la Suprema Corte

El gremio bonaerense cuestionó a Hilda Kogan y a Luis Genoud, quienes se vacunaron contra el COVID-19 como si fueran personal de salud. “Han demostrado no estar a la altura del comportamiento ético que exige el ejercicio de la magistratura”, afirmaron y pidieron su destitución

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) cuestionó los privilegios de dos integrantes de la Suprema Corte de la Provincia, Hilda Kogan y Luis Genoud, quienes fueron vacunados contra el Covid-19 como si fueran personal de salud, dato que trascendió en los últimos días al calor del escándalo de las “vacunaciones VIP”.

En su caso, no fueron inoculados en el Ministerio de Salud de la Nación, si no que el pinchazo lo recibieron en el hospital El Cruce de Florencio Varela. Si bien se trata de dos personas mayores de 70 años, y por lo tanto pertenecientes al grupo de riesgo, en el momento en el que se vacunaron (21 de enero en el caso de Kogan y 25 en el caso de Genoud, para la primera dosis) sólo estaban habilitados para hacerlo quienes formaban parte del personal de salud.

“Los nombres de Kogan y Genoud se suman a la lista de personas que, amparándose en su posición de poder, sortearon el orden de prioridades dispuesto por las autoridades sanitarias, cometiendo un fraude moral contra el conjunto de una sociedad que transita entre la ansiedad y la desesperación para obtener el acceso a la vacuna”, afirmaron desde el gremio.

En ese sentido, señalaron que la conducta de ambos magistrados “resulta aún más injustificable al constatar que durante toda la pandemia realizaron tareas remotas desde sus domicilios, mientras que miles de trabajadores y trabajadoras judiciales fueron forzados a poner en juego su salud y las de sus familias para llevar a cabo tareas presenciales de alto riesgo y en condiciones de seguridad e higiene inadecuadas, muchas veces lamentables. Cientos de ellas y ellos resultaron contagiados por la enfermedad”.

“Paradójicamente, la noticia se instala en momentos en que pese a los incesantes reclamos de la AJB, la Suprema Corte sigue sin dar respuesta a miles de trabajadores y trabajadoras que esperan ser incluidos en los grupos de vacunación prioritaria. Al mismo tiempo, se fuerza la puesta en funcionamiento de los jardines del Poder Judicial con docentes y personal auxiliar que no han sido vacunados, y donde las características propias de su tarea impiden garantizar condiciones mínimas de prevención como el distanciamiento social y el uso de tapabocas en niños y niñas”, explicaron.

La AJB expresó además que Kogan y Genoud “han demostrado no estar a la altura del comportamiento ético que exige el ejercicio de la magistratura, por lo que resulta necesario que a través de una oportuna decisión individual, o en su defecto mediante los mecanismos institucionales que deba impulsar la Suprema Corte, se inicie el camino para su salida del máximo tribunal judicial bonaerense”.

Comentarios

- Advertisement -