Productores denuncian abandono y marcharán a la Municipalidad

Vecinos del cordón frutihortícola de Arana movilizarán este miércoles para pedir seguridad, mantenimiento y la llegada de los servicios básicos. La ola de inseguridad no cesa y en Olmos denuncian “zona liberada”  

Este miércoles a las 10 de la mañana, vecinos y productores frutihortícolas de Arana marcharán a las puertas de la Municipalidad de La Plata para exigir soluciones ante lo que consideran un “abandono” que sufren sus barrios por parte del municipio. 

“El intendente Garro no se hace cargo de nada y los vecinos se sienten olvidados por el municipio. Hay un abandono total en todo lo que es luminarias, residuos, limpieza de zanjas, mantenimiento del pasto”, denunció Elías Amador, referente de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) y productor de Arana. 

Según cuentan, en Arana viven y producen miles de familias, en lo que se considera uno de los cordones frutihortícolas más grandes del país. Los productores denuncian que los barrios más abandonados se encuentran en dos arterias principales de la zona entre la calle 167 y 66 hasta 167 y 635, y desde 600 y 137 hasta 167. 

Según relatan, los camiones que trasladan la mercadería y los transportes públicos no están entrando a sus barrios por el mal estado en que se encuentran las calles. “Muchas personas tienen problemas para ir a trabajar ya que el micro que entraba en sus barrios dejó de hacerlo”, cuestionan. 

“Además de que ya estamos aislados por el transporte, la zona está liberada y constantemente sufrimos robos, ya no podemos vivir más así”, expresó Patricia D’Agostino, vecina de la zona. Y agregó: “Fuimos atendidos en la Delegación de Los Hornos pero desde allí se nos manifestó que no cuentan con maquinarias para realizar los distintos trabajos, así que seguimos buscando una respuesta”. 

Violencia extrema 

En las últimas semanas, en la localidad de Olmos, tres familias de productores frutihortícolas fueron atacadas por delincuentes y exigen seguridad en la zona, a la que consideran “liberada” de las fuerzas de seguridad.  

Según relataron, a una de las quintas ingresaron once personas armadas con mucha violencia, se llevaron efectivo de la producción, golpearon a una mujer, violaron a una joven y amenazaron a los niños. Al respecto, sostuvieron que “no recibieron apoyo de la fuerza policial en lo inmediato, lo cual es repudiable”. 

“Que no le tomen la denuncia en la comisaría, ante semejante delito, es discriminación a la comunidad, las familias migrantes somos ciudadanos al igual que vecinos nativos, por tanto tenemos los mismos derechos. Exigimos justicia para nuestros hermanos bolivianos”, expresaron los damnificados a través de un comunicado. 

Comentarios

- Advertisement -