Kicillof confirmó la vuelta a clases para el 1 de marzo

El mandatario señaló que el 17 de febrero comenzará un proceso de revinculación para quienes no pudieron sostener la virtualidad. Avisan que “no habrá clases normales”

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, confirmó este martes que las clases presenciales comenzarán el 1° de marzo en la provincia de Buenos Aires, pero con una “nueva normalidad” que contempla el trabajo con grupos más pequeños e incluye que parte de las cursadas se desarrollen de manera virtual.

En una conferencia de prensa realizada tras reunirse con una veintena de intendentes bonaerenses, Kicillof puso dos fechas para la vuelta a las clases presenciales: el 17 de febrero, cuando se iniciará un “proceso de identificación” con estudiantes que no pudieron sostener la virtualidad en 2020; y el 1° de marzo el comienzo general de las clases.

De todos modos, el mandatario advirtió que será un retorno adaptado a la “nueva modalidad”. “La presencialidad no va a ser como antes: se trabaja con menos chicos, se desdoblan los grupos”, aseguró.

En ese marco, detalló que “se terminará combinando presencialidad y virtualidad, pero con la posibilidad de hacerlo de una manera distinta a lo que fue este año”.

Un triunfo

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, consideró hoy que las medidas de restricción nocturna impuestas la semana pasada ante el aumento de casos de coronavirus fueron “efectivas”, pero ratificó su continuidad hasta tanto se consolide una baja de casos.

El mandatario provincial aseguró que las medidas adoptadas por la Provincia “fueron un éxito”. “Veníamos con una duplicación cada 15 días. Si seguíamos así íbamos a pasar los 9 mil casos promedio diario. Lo que conseguimos con el cumplimiento de las medidas es estabilizar con una leve baja la cantidad de casos”, destacó el mandatario.

En ese marco, dijo que ahora la tarea es “consolidar esa baja de casos”, y prometió que “si la baja se acentúa vamos a poder flexibilizar de nuevo y terminar con las restricciones”.

Kicillof defendió las medidas tomadas y aseguró que fueron más leves de lo que se esperaba. “Apuntamos a la actividad nocturna, que en general tiene que ver con aglomeraciones. Se restringieron de 1 a 6 AM. Lo restringimos lo menos posible”, señaló.

Descenso de casos
En línea con los dichos de Kicillof, el ministro de Salud Daniel Gollan aseguró que en la última semana “empezamos a caminar un sendero que comienza por una estabilización de los casos. Si seguimos haciendo buena letra es posible que este camino de estabilización se transforme en una línea de descenso”.

El funcionario especificó que “hace apenas cuatro semanas, tras haber tenido un piso de 800 casos promedio, se triplicaron los casos. En la semana que culminó este domingo hemos visto un descenso de casi 300 casos en promedio diario semanal (pasando de 4.500 a 4.200)”.

Si bien reconoció que la baja “no es mucho”, Gollan se mostró optimista porque los casos “dejaron de crecer, se estabilizaron y hay un indicio de que comienza una línea descendente”.

En tanto, señaló en el Conurbano hay un 57% de camas de terapia intensiva ocupadas con pacientes con coronavirus, mientras que en el interior baja al 42%. Y destacó que en las semanas previas el aumento de casos “no impactó en las camas: subieron respecto al piso, pero no fue un crecimiento importante”.

Temporada
Por otro lado, Kicillof aseguró que hasta ahora la temporada de verano mostró una ocupación del 60% en los principales destinos bonaerenses, y comparó esa situación con lo ocurrido el verano pasado en el Hemisferio Norte, donde -aseguró- hubo una caída de la afluencia del 70%.

“La provincia de Buenos Aires fue el destino turístico más elegido de la temporada, pese a las circunstancias”, señaló Kicillof, al tiempo que precisó que “hoy la temporada estuvo aprox al 60% de lo que habitualmente es. Más que duplica lo que se logró en otros lugares.

Comentarios

- Advertisement -