La UNLP participará de un novedoso mapeo de Campo de Mayo

Acompañará al Equipo Argentino de Antropología Forense en el procesamiento de datos provenientes de un relevamiento aéreo realizado con una tecnología especial sobre la guarnición militar. Buscan la presencia de restos humanos

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) finalizó ayer el relevamiento aéreo sobre la guarnición militar de Campo de Mayo para determinar posibles enterramientos de desaparecidos y ahora se abocará al análisis de los datos en conjunto con expertos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El escaneo de las 5 mil hectáreas del predio se realizó con el equipo láser LIDAR, adosado en la parte inferior de una avioneta, que relevó las coordenadas planas y verticales, penetrando la vegetación para obtener un mapeo exacto del terreno.

“Lo que se obtiene es una gran nube de puntos, de millones de puntos, en la que podemos ver toda la vegetación y también el terreno” detalló Daniel Del Cogliano, licenciado en Astronomía y doctor en Ingeniería Geotécnica.

El experto, docente de la Universidad de La Plata, agregó que “ahora vamos a filtrar toda esa información con distintos algoritmos y entonces comenzaremos un análisis de las áreas de mayor interés, de acuerdo al comportamiento del terreno”.

Una vez que se determinen las “anomalías” enterradas, el EAAF iniciará la etapa de excavación, usando técnicas de arqueología tradicional para determinar sin margen de duda si son o no restos humanos.

Si se encontraran restos de desaparecidos, el Equipo deberá abocarse al análisis de las piezas óseas y a la comparación genética con los familiares que ofrecieron muestras, para poder hacer una identificación positiva y la restitución a los deudos que llevan más de 40 años conviviendo con esa ausencia.

La tecnología LIDAR es la primera vez que se aplica en el país en investigaciones de lesa humanidad y la idea del EAAF, en combinación con la Secretaría de Derechos Humanos, es llevar este sistema de búsqueda a Misiones, Santa Fe, Córdoba y Tucumán, en los próximos tres años.

Hasta la aparición del LIDAR, los antropólogos argentinos hacían las búsquedas de restos en terrenos grandes con palas mecánicas, revisando el corte en la tierra para determinar si había sido removida anteriormente.

El EAAF inició en 2006 la etapa de investigación “preliminar” o “histórica” en Campo de Mayo, en estrecha colaboración con Juan Carlos “Cacho” Scarpati, el principal testigo de los centros clandestinos que funcionaban en ese predio militar.

El ex detenido-desaparecido, fallecido en 2008, aportó datos que llevaron a que el equipo realizara cuatro excavaciones, sin resultado, aunque hay testimonios coincidentes de que en los cuatro centros clandestinos que funcionaban en Campo de Mayo hubo enterramientos ilegales.

Una de las hipótesis de los investigadores judiciales, conducidos por la jueza federal de San Martín, Alicia Vence, es que en Campo de Mayo podrían estar los restos del líder del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Mario Roberto Santucho, herido en un enfrentamiento con efectivos del Ejército en julio de 1976 y trasladado con vida a esa guarnición, donde desapareció.

Fuente: Télam

Comentarios

- Advertisement -