Preocupación por la situación crítica de una tercerizada de YPF

La empresa estatal no le renovará los contratos a Media Caña SA, una firma de Ensenada que presta servicios para la petrolera. Están en riesgo alrededor de 400 puestos de trabajo

Se viven horas de preocupación en el sector petrolero de la región, a causa de que el viernes los directivos de la empresa Media Caña SA informaron a sus trabajadores que YPF no renovará los contratos con la firma, lo que podría ser el golpe de gracia para la misma, que viene arrastrando una serie de problemas económicos desde hace dos años.

Son alrededor de 400 las familias que dependen de esta tercerizada, fundada en el año 1991 por extrabajadores de la Refinería. Cañistas, caldereros, soldadores calificados, montadores, herreros, aisladores, pintores, albañiles, carpinteros y fumistas de la empresa están hoy en estado de alerta ante las consecuencias que puede tener la medida tomada por YPF.

Entre las opciones que se estarían manejando ante una posible quiebra de la empresa, que tiene una deuda de aproximadamente 140 millones de pesos, estaría la de que los empleados puedan ser absorbidos por otras dos firmas del sector, pero todavía no hay certeza de si se traspasará todo el personal.

Cabe recordar que en marzo pasado los trabajadores de la contratista habían estado realizando medidas de fuerza ante la falta de pago de salarios. La empresa está desde hace un año y medio en concurso de acreedores, y hace dos meses intercedió incluso el intendente de Berisso, Jorge Nedela, para concretar una reunión entre los directivos de la contratista y el ministro de gobierno bonaerense, Joaquín de La Torre, con la intención de buscar una salida a los problemas financieros de la firma. El 80% de los empleados de Media Caña viven en la ciudad ribereña, razón por la cual el jefe comunal motorizó la gestión.  

Mañana los directivos del Sindicato Petrolero (Supeh) continuarán una serie de gestiones con YPF que tienen como misión salvaguardar los puestos de trabajo. Según trascendió, hasta el 31 de este mes rigen los contratos con la compañía estatal, y el problema será el sostenimiento de la empresa después de esa fecha.

Comentarios

- Advertisement -