Cacerolazo en todo Brasil contra Bolsonaro y su política sanitaria

La pandemia ya provocó 208.246 muertos en todo el país y la población se manifestó masivamente contra las políticas oficiales para hacer frente a la enfermedad. Incluso en zonas donde el dirigente resultó ampliamente ganador en 2018

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo anoche el cacerolazo más sentido en sus dos años y 15 días de gestión en todas las capitales del país, e incluso en barrios donde en 2018 había sido el amplio vencedor, en el marco de la crítica a su manejo de la pandemia por coronavirus.

La población brasileña se quejó además por la incertidumbre que existe oficialmente en torno a la vacunación y la falta de oxígeno en hospitales en Manaos, Amazonas, una de las zonas más saturadas por la asistencia sanitaria por el coronavirus.

Los barrios de clase media alta de Manaos, bastión de Bolsonaro en las elecciones de 2018 y las municipales de noviembre pasado, mostraron un repudio masivo al mandatario, en una ciudad que sufre su segundo colapso hospitalario por la pandemia, que ya provocó 208.246 muertos en todo el país.

Los cacerolazos al grito de “Fuera Bolsonaro y “Genocida” se escucharon en barrios populares y ricos de San Pablo y Rio de Janeiro, según mostraron los diferentes medios de comunicación del país vecino.

Desde las 20:30 y por espacio de diez mlnutos, las cacerolas se hicieron escuchar en Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Curitiba, Florianópolis, Salvador, Recife, Fortaleza, Maceió y Sao Luiz, entre otras ciudades, de acuerdo a los medios locales.

Los cacerolazos los había protagonizado apenas la oposición izquierdista en marzo, cuando el presidente ponía en duda la existencia de una pandemia. Ayer fueron masivos.

Comentarios

- Advertisement -