Seguidores de Trump irrumpieron por la fuerza en el Congreso estadounidense

El ingreso de los manifestantes sucedió mientras un grupo de legisladores republicanos intentaban obstaculizar la certificación tradicional del voto del Colegio Electoral que proclamó a Joe Biden como nuevo mandatario

Las autoridades del Congreso de Estados Unidos cerraron hoy el edificio y suspendieron la sesión de ambas cámaras en las que se debía certificar la victoria presidencial de Joe Biden, luego que miles de simpatizantes del mandatario saliente Donald Trump rompieran el cordón de seguridad y tomaran las escalinatas y la entrada del Capitolio.

Poco antes de los hechos, la alcaldesa demócrata de la ciudad de Washington, Muriel Elizabeth Bowser, había decretado un toque de queda para la capital a partir de las 18 de hoy (las 20 en la Argentina) en un intento por dispersar las protestas antes de que caiga la noche.

Las imágenes de manifestantes, algunos de ellos disfrazados, caminando libremente por los pasillos del Capitolio, sentados con los pies sobre el escritorio en las oficinas de los legisladores, rompiendo ventanas y hasta corriendo a policías que quedaron solos ante la multitud se repetían una y otra vez en los medios de todo el país.

Las protestas, que incluyen grupos armados ultranacionalistas y supremacistas, se fueron multiplicando a lo largo del día y acercándose al Capitolio, hasta que luego de varios forcejeos con la Policía, lograron tomar por completo las escalinatas y la entrada de la sede del Poder Legislativo.

Recién cuando la situación se descontroló, Trump pidió evitar “la violencia”, pero no llamó directamente a los manifestantes a retirarse como le están exigiendo dirigentes de ambos partidos.

Comentarios

- Advertisement -