Por un planeta mejor: Body Painting de La Plata al mundo

“Una manifestación poética de la realidad que vivimos” expresaron las artistas que organizaron el Festival FIBOPA, de la rama artística vinculada al maquillaje corporal. Pulso Noticias observó la colorida intervención sobre el ecocidio en un cuerpo, en un departamento platense

Por Ramiro Laterza
Fotos: Nicolás Braicovich

Una artista plástica oriunda de Dolores pero, como tantos, formada y viviendo en La Plata durante años, es una de las principales impulsoras del bodypainting. Se trata de Maris Bustamante Carballo, que durante años viene habitando diferentes ramas del arte para vincularlas a todas de manera performática, siempre con mensajes de conciencia.

Durante el último fin de semana, junto a otras artistas de La Plata como Ana Clara Peés, participaron de un nuevo Festival Internacional de Body Painting (FIBOPA) en La Plata, actividad que ya tiene su importante historia y su lucha para ser reconocida y para ganarse un lugar en el espacio público.

El pasado domingo 14 de diciembre ambas artistas mencionadas, junto a Dayana Mega, que compartió su cuerpo para hacer de modelo, hicieron body painting en un pequeño departamento de plaza Moreno, entre pinturas, espejos y conexiones digitales, ya que fue transmitida en vivo para todo el mundo a través de YouTube y Zoom, junto a otras decenas de artistas que hacían lo mismo desde latinoamérica, Estados Unidos, países de África y Europa.

Durante esa tarde y en ese departamento Maris, Ana Clara y Dayana recibieron a Pulso Noticias para poder conocer la historia de esta rama del arte y cómo se vive en nuestra ciudad, observando la intervención poética y política sobre un cuerpo.

Foto: Nicolás Braicovich

El Fibopa

Fue Maris quien comenzó a organizar este festival por primera vez en 2015, en La Plata pero con participación mundial. Antes también estaba vinculada al Expobody que nació en 2012. Siempre se intentó allí unir las disciplinas artísticas, el bodypainting con música en vivo, exposición fotográfica y audiovisual, charlas, workshops, talleres, etc.

“Nació de poder mostrar el maquillaje corporal, del que había muy poca visibilidad… de a poco lo fuimos expandiendo y gente que se sumó de todos lados”, comienza contando Maris haciendo una pausa a la pincelada sobre el cuerpo de Daiana, quien está erguida sobre una alfombra, concentrada, con la mirada enfocada en un cuadro al frente suyo y el cuerpo completamente pintado y vestido con la parte de abajo de una bikini también ya coloreada.

Alrededor de las artistas, este redactor y el fotógrafo de Pulso, además de colores, una decena de cables recorren el living conectando luces, cargadores de teléfono y dos computadores conectadas al Zoom, donde se ven personas haciendo bodypainting en vivo desde otros lugares del mundo. “Hey, I am from the coast of North Carolina!”, expresa con gran sonrisa en un cuadrito del monitor una artista pelirroja desde la costa este de Estados Unidos.

Fue así que el domingo se realizó esta exhibición mundial de bodypainting, como cierre del Fibopa organizado en La Plata y con feedback con artistas de todo el mundo. “El intercambio es hermoso, tenemos el mismo sentir, no nos unifica un idioma sino poder converger en arte… nos intercambiamos mucha información ya que el problema ambiental pasa en todo el mundo” explicó Ana Clara Peés.

El día anterior, con 32° en La Plata, las artistas organizaron una performance en el Parque Saavedra para dar inicio al Fibopa. Se trató de “Despertar, Fuegos en Latinoamérica”, una producción que viene realizando Bustamante Carballo junto a la bailarina y coreógrafa platense Paloma Ardetti.

“Me identifica como artista poder representar las problemáticas medioambientales y hacer visible en el espacio publico todo el ecocidio que se está viviendo”, explicó a su turno “Anaclararte”, el nombre artístico de esta activista que además de ser maquilladora y docente también participa de la murga local “Flores del Desierto”.

“Usamos arcilla, hojas, medias, flores, se representaron animales, sonidos”, agregó respecto a los cuerpos de las 12 mujeres y 2 varones que intervinieron bajo la sombra del Parque.

“La gente primero miraba un poco de lejos, después se fueron acercando” describió también respecto a ciertas limitaciones que aun tiene la sociedad respecto a mirar arte a través de la intervención sobre un cuerpo desnudo. También hubo una “visita” de Control Urbano, interrogando y cuestionando, pero que no pasó a mayores.

“Se hizo hincapié en el ecodidio no solo en Argentina sino en todo el mundo” insistió y agregó que el objetivo es “generar conciencia y poder cambiar algunas políticas que nos gobiernan, para poder mejorar la calidad de vida de todos los seres vivientes del mundo”.

Sábado 12/11, Parque Saavedra. Foto: FIBOPA

Lo performático

Maris Bustamante Carballo tiene un interesante camino recorrido en la academia y en la formación en diferentes ramas del arte. “Desde muy chiquita estuve con eso, porque mi mamá es vestuarista y artista plástica”, explicó. Luego de la infancia y el colegio se mudó a La Plata para ingresar a la carrera de Diseño y Comunicación Audiovisual. A muy poco de recibirse la fue dejando ya que “era mucha compu y necesitaba algo más manual”. Siguió formándose en fotografía, iluminación y comenzó con el maquillaje; viajes a Montevideo, escenografía en Bellas Artes, trabajos en el Teatro Argentino, estudios en el Teatro Colón: “Todas experiencias que me llevaron a ir bajando al cuerpo, no solo al rostro y al tocado”, expresa respecto a la llegada del body painting a su vida.

“Siempre con temáticas de conciencia ambiental y social, el año pasado Soberanía Alimentaria, hiperconectividad, uso y conservación del agua en el planeta”, también expresó sobre las temáticas. “No está mal hacer maquillajes de fantasía, pero prefiero poder decir cosas… soy meticulosa, curiosa y lo que hago con los temas es investigar y trabajar previamente conceptualmente”, agregó.

Además de cómo llegó al uso del bodypainting como una rama más del arte, a través de un mensaje social, lo que resaltó Maris es la posibilidad de hacer las intervenciones de manera performática, que “hace la diferencia”. “Lo performático es poder trabajar diferentes disciplinas artísticas juntas, que lo visual del maquillaje pueda contar un mensaje desde el movimiento, por ejemplo la danza… trabajamos en equipos, me gusta la masa performática grande, están los performers, quienes maquillamos, música en vivo… así todo es mucho más rico, no solo las opiniones colectivas, sino también en lo corporal, en los ensayos, uno puede ver cómo funciona visualmente”.

Foto: Nicolás Braicovich


Los cuerpos desnudos

“El Body painting es un mundo inmenso, nunca se termina de aprender. Hay muchos lugares donde es más cotidiano que en Argentina, en Europa por ejemplo”, explicó la artista oriunda de Dolores respecto a ciertas limitaciones que la sociedad aún tiene con cierto arte.

Mencionó que hay un festival de Body paintinh en África “pero es en un hotel cerrado” y que en India quisieron hacer otro pero “no consiguieron modelo porque no hay gente que quiera mostrar su cuerpo”. “Acá también sucede, me encanta trabajar en el espacio publico, pero es un riesgo…ayer cayó Control Urbano” recordó respecto a la actividad en Parque Saavedra. “Me ha querido llevar la policía, por ejemplo cuando hicimos la performance Despertar en calle 12”, recordó. “Tenemos que pensar los dispositivos de seguridad, el riesgo está siempre”.

Los problemas medioambientales representados en un cuerpo

Ana Clara fue quien condujo la intervención en el cuerpo de Dayana durante la tarde del domingo, mientras se transmitía por Zoom a lugares de todo el mundo.

Con las tramas, los colores y la idea planificada anteriormente, explicó que lo que se observa por dentro, en las zonas verdes del cuerpo, son “las selvas que están todavía vivas, que son pocas, como el Amazonas”. También se observa cómo “el fuego va avanzando de a poco, pero siempre hay un renacer , un vinculo con la naturaleza”. En la cabeza de la modelo, hay representada semilla: “en la cabeza es donde están las decisiones, donde podemos permitir que esto se revierta, está la semilla, que sería un despertar del pensamiento”, dijo y finalizó: “las lineas negras son el llanto, el peligro, la polución, que sale por los ojos y la boca, también el Covid que este año nos dañó de cerca”.

Foto: Nicolás Braicovich

Comentarios

- Advertisement -