Aprender sobre agroecología: se viene una nueva Tecnicatura Universitaria

La Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la UNLP aprobó días atrás la carrera que buscará formar profesionales técnicos que sigan los valores de este modelo productivo cada vez más en auge. Cuándo comenzarían las inscripciones y demás detalles de la propuesta, en esta entrevista con Mariana Marasas, una de sus impulsoras

Por Lautaro Castro

En el último tiempo, la agroecología ha ido ganando terreno en la discusión pública gracias al impulso de múltiples sectores -campesinos, ambientalistas, académicos, entre otros- que la consideran una alternativa real y concreta a los modelos de producción dominantes. Esta voluntad se sostiene en el convencimiento de que es posible producir alimentos sanos a partir de un manejo responsable del suelo y el respeto a los ciclos de la naturaleza, contribuyendo a su equilibrio.

En ese sentido, la formación de futuros profesionales con una orientación hacia este sistema se vuelve un aspecto central para su materialización y en el caso de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales (FCAyF) de la Universidad Nacional de La Plata, se dio un paso importante. Días atrás, el Consejo Directivo de esta unidad académica aprobó la Tecnicatura Universitaria en Agroecología, la cual es el resultado de un amplio proceso participativo que incluyó diversas instancias de debate en toda la comunidad educativa.   

Mariana Marasas, Doctora en Ciencias Naturales y Magister en Ambiente y Patología Ambiental, fue una de las profesionales que más activamente participó en el armado de la carrera. Desde hace 19 años es docente en la cátedra de Agroecología de la FCAyF, donde además ejerce como Secretaria de Investigaciones.

En diálogo con Pulso Noticias, explica que esta nueva propuesta académica no surge de casualidad, sino que fue cimentándose lentamente: “La agroecología tiene una impronta importante en nuestra facultad, es un área que se ha desarrollado durante muchos años. Contamos con equipos de docentes e investigadores formados y reconocidos a nivel nacional e internacional que califican perfectamente para el dictado de esta tecnicatura. Además, hoy es una demanda a nivel local, regional y nacional: hay un montón de políticas públicas vinculadas a la agroecología que necesitan de técnicos que puedan trabajar en el corto plazo en el territorio”.

Claro que no todo se dio tan fácilmente. Puertas adentro de la facultad hubo algunas resistencias, en especial de quienes temen que las tareas que tradicionalmente desarrolla un/a ingeniero/a agrónomo/a puedan verse afectadas por las de un/a técnico/a.  Al respecto, Marasas lleva tranquilidad: “Se trata de un perfil puramente técnico y bajo ningún punto de vista va a interceder con las competencias o actividades reservadas del ingeniero agrónomo. Así está reglamentado en el artículo 43 de la Ley de Educación Superior, que deja en claro que esto no va a ocurrir. Quienes impulsamos esto creemos lo contrario: es un complemento y una potenciación de la temática en el territorio y en el desempeño laboral”.

Luego de la aprobación en el Consejo Directivo de la Facultad, ahora resta el ok de la UNLP y del Ministerio de Educación de la Nación

¿Cuáles son entonces los alcances profesionales de un Técnico en Agroecología?

—Podrá diseñar, implementar y manejar agroecosistemas o sistemas productivos bajo los principios de la agroecología; también colaborar en la planificación y acompañamiento de los procesos de transición de sistemas convencionales de producción a sistemas de base agroecológica; va tener la posibilidad de promover y participar en espacios organizativos y asociativos con los actores públicos y privados para promover actividades de este tipo; acompañar, promover y participar de acciones de investigación, formación, comunicación y difusión en torno a la cuestión agroecológica, colaborar en programas alusivos, entre otras tareas.

En relación a la fecha de inscripción a la carrera, que tendrá una duración estimada de 2 años y medio, todavía hay que esperar. Después de la aprobación del Consejo Directivo de la Facultad, el próximo paso será recibir el aval de la Universidad Nacional de La Plata y del Ministerio de Educación de la Nación. “Veremos cuánto tarda en avanzar el expediente. Si los tiempos burocráticos no se alargan demasiado, la idea es empezar con la Tecnicatura en el segundo cuatrimestre de 2021”, confía Mariana. Vale destacar que la propuesta curricular que ofrece la UNLP no es la única en el país. Existen experiencias similares en ciudades como Misiones, Entre Ríos o Guaymallén (Mendoza), así como otros espacios de formación como cursos, posgrados, diplomaturas, etc.

LEE TAMBIÉN: “GARANTES DE LA AGROECOLOGÍA”

Consultada acerca de cómo ve a la agroecología en su camino hacia la consolidación como un modelo productivo fuerte, Marasas admite que no será fácil, pero igual se tiene fe: “Se trata de un paradigma de producción distinto, con otro enfoque, que atenta contra los intereses de las grandes empresas y un modelo absolutamente productivista que sólo piensa en la rentabilidad de unos pocos a costa de muchos, sin importar las externalidades negativas que genera. Más allá de eso, hoy estamos ante una oportunidad histórica que debemos aprovechar y fortalecer. Antes, nosotros abordábamos la agroecología en la marginalidad y sin avales institucionales. Hoy eso ya no pasa porque el tema está instalado, no solo en el territorio y como una prédica, sino también en el ámbito de la investigación, el desarrollo tecnológico y las políticas públicas”.

A propósito, la especialista destaca una serie de decisiones concretas que van en esa línea, como la reciente creación de la Dirección Nacional de Agroecología (a cargo de Eduardo Cerdá, ingeniero agrónomo egresado de UNLP), el lanzamiento del Programa de Promoción de la Agroecología en la Provincia de Buenos Aires y la permanente articulación de universidades con espacios de gestión nacionales, provinciales y, en algunos casos, municipales.

¿El modelo agroecológico llegó para quedarse?

—Sin dudas. Más allá de las presiones y los obstáculos que quieran poner, esto ya no tiene vuelta atrás ¿Por qué? Porque la agroecología surge de abajo hacia arriba. Es una construcción que viene desde las bases, no es nada impuesto. Lo que se crea y ya existe, no vuelve atrás. Al contrario, en los momentos buenos como este se avanza más rápido y en los momentos difíciles se avanzará más lento, como lo hicimos toda la vida.

LEE TAMBIÉN:”AGROECOLOGÍA EN SAN VICENTE: DISPUTAR LA TIERRA PARA ALIMENTAR A TODOS”

Comentarios

- Advertisement -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre