Acusado por la muerte de Emilia Uscamayta Curí, impune en TV

El Peque García, empresario platense, se mostró días atrás en el programa “Bienvenidos a Bordo” que conduce Guido Kaczka por Canal 13. Indignación de los familiares de la joven que murió ahogada en una fiesta en enero de 2016

Ismael “Peque” García, uno de los acusados por la muerte de Yésica Emilia Uscamayta Curí, la estudiante de periodismo que murió ahogada en una pileta durante una fiesta privada, apareció en un programa televisivo, generando la indignación de la familia de la joven, que aún reclama justicia.

El empresario tuvo su aparición en el programa “Bienvenidos a Bordo” que conduce Guido Kaczka por Canal 13 y se presentó como “un tipo contento que le pone onda a la vida y con gusto musical”. Pero claro, olvidó recordar que es uno de los imputados que más complicado está en la causa por la muerte de la joven, ocurrida el 1 de enero de 2016.

“Este personaje, es uno de los empresarios inescrupulosos que organizó la fiesta ilegal aquel 1 de enero de 2016 en Melchor Romero, evento que contó con el aval mediante coimas de funcionarios públicos del municipio de Julio Garro, y como consecuencia murió Emilia”, sostuvieron los familiares de Emilia al día siguiente de la aparición televisiva.

“El Peque García tendría que estar detenido por trata de personas, y es uno de los imputados que más complicado está en la causa por la muerte de mi hermana Emilia Uscamayta Curi. El Peque es uno de los responsables y principal organizador de la fiesta clandestina del 1 de enero del 2016. Da mucho asco e impotencia la impunidad con la que se manejan”, se despachó en su cuenta de Facebook el hermano de Emilia, Cristian Uscamayta Curi.

García fue detenido y apresado a comienzos de 2019 en el marco de un operativo que dio con una red de trata de personas en San Bernardo. Todo ello, mientras le pesaba una imputación por “homicidio simple con dolo eventual” y seguía libre.

“En abril de este año quedó en libertad y poco parece pesarle todos los delitos que cometió que, con total descaro se aparece en los medios como si nada”, agregaron desde la familia de Emilia.

Al comienzo de la investigación, el juez de Garantías Fernando Mateos había pedido su prisión preventiva, pero un fallo a su favor de la Cámara lo dejó en libertad. También están libres los otros imputados, Carlos Federico Bellone, dueño de la quinta de 520 entre 159 y 160 donde se hizo la fiesta, y los empresarios Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure.

También fue procesado por “incumplimiento de deberes como funcionario público” el exsecretario de Seguridad local Daniel Piqué.

En un mes, se cumplirá otro año de la muerte de Emilia y ninguno de los responsables que organizaron la fiesta ni los funcionarios de Garro encargados de controlar, tuvo una pena ejemplar. “En ese camino seguiremos firmes hasta que todos los responsables tengan su castigo”, concluyeron los familiares.

Comentarios

- Advertisement -