Justicia por Renzo: piden perpetua para el padre

Hoy realizaron los alegatos la representación legal de la madre del niño y la fiscalía. El jueves lo hará la defensa. “Yo lo había educado a Renzo. Él sabía que una ventana generaba peligro”, afirmó Ángela Donato

El Tribunal Oral Criminal III de La Plata reanudó este martes el juicio oral que se suspendió en marzo último por la pandemia de coronavirus y que tenía a Diego Villanueva (38) y Rosa Martignoni (32) como acusados de asesinar al hijo de él, Renzo, de 7 años y con Síndrome de Down, quien en 2017 cayó por una ventana de un edificio ubicado en el centro de la ciudad.

Tras más de ocho meses sin audiencias, el tribunal resolvió retomar el debate con la etapa de alegatos que estaban previstas para el pasado 25 de marzo pasado. Precisamente hoy fue el turno de la querella y de la fiscalía.

El hecho que se les imputa a Villanueva y a Martignoni ocurrió alrededor de las 20 del 10 de octubre de 2017, en un edificio situado en la calle 9, entre 55 y 56 en pleno centro de la ciudad de La Plata, cuando Renzo Villanueva cayó desde el balcón del 7° piso “A” y murió a consecuencia de los golpes sufridos.

En sus declaraciones indagatorias, los dos acusados argumentaron que el niño jugaba en una habitación que da a un patio interno cuando presuntamente se le cayó un juguete y por eso se habría asomado por la ventana, perdió equilibrio y se precipitó al vacío.

Pero Ángela Donato, la mamá del niño, está convencida de que no fue así. “Hace 3 años Renzo fue arrojado por la ventana de un séptimo piso, del departamento de su papá. Un departamento completamente vacío en donde ellos dicen que estaban haciendo una mudanza, un día a las ocho de la noche, de lluvia, frio y viento”, relató a Pulso Noticias.

“En esas condiciones, Diego, que hace poco había recuperado el vínculo con Renzo, ya que había tenido una restricción perimetral de nueve meses por violencia hacia él, estaba haciendo una mudanza ese día”, afirmó.

Además, recordó: “A las 20:20 yo vuelvo del kiosko de comprarme cigarrillos, y me encuentro con que tengo cuatro llamadas perdidas de Diego. Esas cuatro llamadas perdidas me mostraban que algo malo había sucedido porque él jamás me llamaba ni respondía mis llamadas. Ni cuando Renzo estaba enfermo, jamás respondía mis llamadas”.

“Lo llamo, le pregunto qué pasó, me contestó ‘Renzo’, le pregunto qué pasó con Renzo, me dijo ‘se cayó’, le dije ‘de dónde se cayó’ y me dijo ‘del balcón’ y me cortó el teléfono. Me quise comunicar y nunca más tuve respuesta de él”, aseguró Donato y agregó un argumento para ella terminante: “Yo lo había educado a Renzo: él sabía que una ventana generaba peligro”.

Acusaciones por homicidio

En este marco, la fiscalía planteó la acusación de homicidio culposo, basándose en la hipótesis del accidente, con una pena de dos años y ocho meses para ambos acusados, dando por purgada la pena por el tiempo que ya llevan de prisión domiciliaria.

En tanto, uno de los abogados de Donato, Gastón Nicosia, explicó la postura de la querella: “En el transcurso del debate nos llevó a nosotros a plantear que existe un término medio entre el homicidio simple y el homicidio por negligencia, que para nosotros es un dolo eventual. Quizás sin haber actuado con la intención de causar la muerte, pero no podía dejar de representarse esa posibilidad. Por eso para nosotros la pena es la que se solicitaría para el caso de homicidio simple con dolo directo. Pedimos cadena perpetua por ser un homicidio calificado con dolo eventual como autor para él. Y su pareja como partícipe necesario, con una pena de quince años para ella”.

Este jueves serán los alegatos de la defensa, y luego podrán volver a intervenir las partes pudiendo contra argumentar posiciones, antes de que el tribunal ya esté en condiciones de dar a conocer la sentencia.

Comentarios

- Advertisement -