Un médico celebra sus 50 evocando a los grandes del fútbol

Ricardo Emmerich festeja sus 50 años como médico de una forma original: presenta un libro en el que cuenta sus raíces, recuerda a sus pacientes de tres generaciones y toca la fibra emotiva del futbolero, para contar cómo originó y quiénes pasaron por el “Gonnet Paleta Club”, el espacio que fundó en su casa. Se presentará el 3 de diciembre

Por Gabriel López

Si algo le faltaba al señor Ricardo Emmerich era escribir un libro. Un platense que transitó la vida con extremada pasión, desde sus años juveniles con los salesianos del colegio Sagrado Corazón, siguió en el sacerdocio de la medicina, y luego el tiempo hermoso del fútbol, vistiendo dos camisetas de la región.

El 3 de diciembre, cuando se festeja el Día del Médico, a las 19, juntará como tantas veces a sus amigos, pero en este caso en un amplio salón que la Municipalidad le cedió en el Pasaje Dardo Rocha. Presentará una obra de 42 capítulos, 260 páginas y 300 fotos a todo a color.

Cada página tiene la música de la cancha, el aroma del vestuario y la calidez de las anécdotas que dejó el tiempo bien vivido. Es que el libro está basado en el “Gonnet Paleta Club”, la institución que fundó con sus amigos, donde brindaron con otras copas, compartieron una cena y el ritual de cuentos, anécdotas y guitarras.

“En cada uno de los capítulos estarán todos los que nos visitaron en treinta años, intendentes, presidentes, gente de los cinco clubes grandes, de la ciudad y de la selección. El principio es ensalzar la amistad y hacer una obra de bien, ya que con la venta de estos ejemplares queremos  recaudar fondos para el Hospital de Niños”, confiesa el doctor especializado en pediatría que antes fue futbolista en Gimnasia y Cambaceres.

“Juego en primera y me lastimo a los 22 años cuando me hacen el primer contrato. Era suplente de Daniel Bayo, quedo libre y juego en Cambaceres. De ese tiempo deportivo quedaron amigos, que venían a casa a jugar a la paleta. Así nace el Gonnet Paleta Club”.

Las comidas de los viernes atrajeron a personalidades del ambiente, por citar a algunos, Pepe Santoro y Juan Carlos Rulli, campeones del mundo a nivel clubes con Independiente y Racing, respectivamente.

“Acabo de cumplir 50 años de médico, el 29 de septiembre, tenía 25 cuando me recibí. La vida me premió de distintas formas, soy un agradecido de las buenas relaciones personales, y llegué a atender a tres generaciones de pacientes, como el caso de  tres abuelas que atendí de recién nacidas y que me trajeron a sus hijos y a sus nietos”, confiesa orgulloso.

El 3 de diciembre, el doctor Emmerich moverá desde el centro de la ciudad: el pasaje Dardo Rocha (50 entre 6 y 7, con distanciamiento social y sanidad controlada) será el escenario donde el fútbol y la medicina otra vez se vuelven a estrechar sus manos.

Comentarios

- Advertisement -