Comunidad originaria denuncia posible desalojo con patota de Gimnasia

El año pasado el municipio cedió 3 hectáreas y media al pueblo Ava Guarani “Iwi Imemb`y” en Abasto, cercanas a Estancia Chica. Contaron a Pulso cómo comenzaron a sufrir hostigamiento policial y la posibilidad de una convocatoria entre barras del Club para sacar a la comunidad del lugar este sábado

La historia de la comunidad  “Iwi Imemb y” (Hijos de la Tierra), parte del pueblo Ava Guarani, es un largo trayecto de despojos y exilio, tal como la mayoría de las naciones originarias.  A pesar de que el Estado reconoció sus tierras y sus comunidades con valor constitucional en la reforma de 1994, dichas normas dan por tierra lo que realmente sucede en la práctica.

Esta tribu habitaba tierras ancestrales en Salta, cuando en septiembre del 2003 el gobierno provincial vendió a la empresa Seabord Corporation dicho territorio. Tal como en otros casos, los empresarios denunciaron, el juez dio el aval y hubo desalojo.

Desde ese momento trágico la comunidad emigró hacia la Provincia de Buenos Aires, donde en su gran mayoría  llegaron a la localidad de El Peligro.  Tras varios reclamos por tierras, fueron acompañados por la Comisión Provincial por la Memoria hasta que en abril del 2019 lograron firmar un Comodato con la Municipalidad de La Plata que les prestaba ciertas tierras en Abasto por 99 años “con el objeto de reagrupar a todas las familias y ejercer sus costumbres ancestrales de pueblo agricultor acorde a su cosmovisión”. Luego esto fue ratificado por el propio Concejo Deliberante el 15 de Octubre del 2020, según expediente 69989. Se trata de 3 y 1/2 hectáreas, en la zona de Abasto (próximas a Ruta 36 y 467), donde planean producción hortícola y la construcción de 16 viviendas y un espacio comunitario.

Comienza a instalarse la tensión y el escenario

Sin embargo, denunciaron que desde el miércoles 11  noviembre efectivos policiales comenzaron a merodear el predio de la comunidad Ava Guaraní de La Plata y empezando a hostigar con pedidos de escrituras y documentos: “La policía expresa que el objetivo de averiguar por qué están afincándose en cuatro hectáreas lindantes a la propiedad de Estancia Chica, perteneciente al Club Gimnasia y Esgrima de La Plata”.

“Si bien los miembros de la comunidad han presentado ante los oficiales los documentos pertinentes, desde esta fecha diversos móviles policiales – tanto de la comisaria séptima de la localidad de Abasto, como de la patrulla del 911- se acercaron haciendo indagaciones”, describen.

Los argumentos esgrimidos en la averiguación policial, son diversos. Uno de los últimos realizados por la comisaria séptima de Abasto, es que “van a ser reubicados por la municipalidad”. “En ningún momento estos policías mostraron órdenes de juez, fiscal u otra autoridad. Sin lugar a dudas, es una acción de amedrentamiento y hostilidad en la que el personal Policial intimida sin documentación que los avale”, expresaron en su comunicado en redes sociales.

La relación con el Club y más hostigamiento

El referente de la comunidad Gumerisindo Gomez explicó a Pulso Noticias: «somos una nación preexistente reconocidos en el 2014 oficialmente como pueblo Iwi Imemb” y (Hijos de la Tierra)” y agregó que están haciendo una denuncia pública por intimidación: “Nos quieren desalojar, hicimos una denuncia penal contra una persona de apellido Julio Amuchástegui, que está organizando para el sábado venir con hinchada para desalojarnos del predio, por las buenas o por las malas”, denunció.

El pedido policial volvió a ocurrir el siguiente lunes 16 de noviembre, cuando se estaba realizando una reunión con presencia de la Comisión de “Trabajos Interculturales con Pueblos Indígenas y Migrantes” del Laboratorio de Investigación Movimientos Sociales y Condiciones de Vida de la facultad de Trabajo Social. Ese mediodía una patrulla del 911 se acercó “en forma intimidante, solicitando nuevamente -antes de realizar pregunta alguna- la documentación de los presentes”, expresaron desde el espacio.

Según los integrantes de la comunidad, si los miembros de la Universidad no hubieran estado presentes, la situación habría sido más complicada, sin embargo los uniformados se retiraron.

Es que desde el año 2012, distintas organizaciones acompañan a la comunidad: activistas de Trabajo Social, de La Comisión por la Memoria y desde el Laboratorio de Investigaciones en Antropología Social (LIAS) de la Facultad de Naturales. Acompañan el reclamo de la comunidad Iwi Imemb`y «por la entrega de tierras aptas y suficientes para el desarrollo humano tal como está estipulado en el Art. 75 Inc. 17 de la Constitución Nacional», expresaron en el comunicado.

“Solicitamos el cese de hostigamiento hacia la comunidad de modo que no se afecten ni vulneren sus derechos especialmente los de niños, niñas y adolescentes”, finalizaron.

Asamblea del viernes y convocatoria “a resistir”

“Necesitamos que se difunda para evitar las amenazas y el desalojo que están a punto de sufrir”, expresaba ayer la antropóloga Lucía Aljanati, desde el laboratorio de Naturales LIAS.

Durante la mañana del viernes hubo una nueva asamblea con una abogada de la CPM, los espacios de Trabajo Social y de Antropólogía, INAI. Allí se ratificó que el terreno es un espacio cedido por contrato y que es legal, firmado por el intendente. “Más allá de las problemáticas que haya entre Gimnasia, la policía y el Estado, es ajeno al asentamiento de la comunidad”, explicó Lucía, presente en la asamblea.

Por otra parte el referente, Gumersindo Gomez, se reunió con la municipalidad. El Inai va a estar presente en el predio y “evitar que haya más violencia», expresó. Se convoca este sábado a las 10 de la mañana, activistas y organizaciones sociales que puedan asistir, en Ruta 36, detrás de la Escuela Agraria N°1, a “resistir este intento de desalojo por parte de la patota de Gimnasia”.

Comentarios

- Advertisement -