Ley “Ángel Azul”: el Senado bonaerense ante una oportunidad histórica

El proyecto, que propone brindar cobertura de IOMA a niños, niñas y adolescentes que se encuentran en hogares de la provincia, ya tiene media sanción de Diputados y aguarda hoy por la aprobación de la Cámara alta. Una historia de amor que se inició en La Plata y puede transformar la vida de muchas niñeces

Por Walter Amori

No todos los días pasa en el ámbito de la política que la modificación de un simple artículo puede cambiarles significativamente la vida a miles de niños, niñas y adolescentes. Eso es lo que puede suceder hoy si el Senado de la provincia de Buenos Aire aprueba la ley “Ángel Azul”, para que los niños que están en condiciones de guarda o adopción en el Estado provincial puedan recibir la cobertura de IOMA.

El proyecto, que fue impulsado por la diputada de Ensenada, Susana González, a partir de una propuesta del Hogar Ángel Azul de La Plata, ya consiguió media sanción la semana pasada en la Cámara de Diputados.

La iniciativa propone una modificación al artículo 16 de la ley 6982 para, de esa manera, garantizar a los niños y niñas que se encuentran en situación de adoptabilidad y sin cuidados parentales el acceso efectivo a una cobertura de salud integral, siendo incorporados como afiliados obligatorios a la obra social del Estado bonaerense.

“Cada vez que uno de estos niños se enferma no es que no tengan un sistema de salud al cual recurrir. Tienen un sistema de salud público que los atiende y los cobija, como nos atienden a todos. Pero la mayoría de estos niños atraviesan por una situación que no es igual a la de todos. Son niños en los que el abuso, en el sentido más amplio de esa palabra, los marca desde que son muy chiquitos. Y muchos de ellos necesitan de un acompañamiento psicológico para transitar su niñez y algunos hasta su adolescencia”, manifestó la legisladora González en la pasada sesión de Diputados.

Y en la misma línea remarcó: “Nuestro sistema de salud pública, que es muy bueno, no está preparado en cuanto a cantidad de psicólogos sociales e infantiles que los pueda tratar de manera temprana, de manera continua. También muchos de ellos tienen problemas dentales, tiene problemas ginecológicos. Son niñas que no tienen derecho hasta este momento de poder elegir una ginecóloga y poder continuar todos los meses con esa misma profesional. No tienen el mismo derecho que todas las adolescentes”.

En diálogo con Pulso Noticias, la legisladora resalta que “agregar dos renglones a un artículo le va a cambiar sustancialmente la vida a niños y niñas que están bajo la tutela del Estado provincial, que han sido abandonados por sus progenitores o retirados de sus hogares por situaciones de violencia o situaciones de abuso”.

Elena Vita (derecha), junto a un grupo de colaboradores y niñes del hogar | Foto: Facebook Hogar Ángel Azul

Del dolor al amor

El proyecto de ley ha sido bautizado como “Ángel Azul”, porque fueron los responsables de esa institución platense, los encargados de llevar la propuesta al ámbito legislativo. Su directora, Elena Vita, inició esa casa que hoy alberga a más de 20 personas en el año 2000. Tras la pérdida de su hija de siete años en un accidente automovilístico, logró reconvertir su dolor en amor para cientos de pibes y pibas que han transitado por el hogar, que hoy es una referencia en la materia.

De hecho, dos de los actuales colaboradores, Sonia y Walter, son hijos del corazón de Elena. Hoy continúan viviendo y trabajando allí para crear un entorno familiar cargado de amor, respeto y cuidados. Se ocupan de que esas niñeces tengan una segunda oportunidad de ser felices y lo logran.

“Conozco a los niños y niñas del hogar Ángel Azul, conozco a Elena Vita que es la fundadora, he visto la calidad y la calidez humana que hay en el hogar y cómo tratan a esos niños como si fueran sus propios hijos. Y además cómo los adolescentes del hogar cuidan a los más chiquitos. Es una gran familia en la cual se cuidan entre todos. Cuando entrás ahí lo que fluye es amor y por eso me emociona”, cuenta Susana González, quien se mostró particularmente conmovida tras la obtención de la media sanción.

Asimismo, aclara: “La ley no es mía, es del Hogar Ángel Azul, yo solamente puse mi firma y la defendí. Y con eso que es tan chiquito se hace un cambio muy profundo, no solamente en Ángel Azul, sino en todo los hogares y casas de abrigo de la provincia de Buenos Aires”.

Diputada Susana González | Foto: Hernán Foulliet

Dos años de lucha

El camino para la aprobación de la media sanción no fue sencillo, el proyecto fue presentado en 2018 pero el gobierno de Cambiemos decidió no tratarlo. Luego tuvo que atravesar un presupuesto prorrogado y otra urgencia como la que implicó la pandemia en materia de asignación de recursos para el sistema de salud. Finalmente, cuando estaba a punto de perder estado parlamentario pudo ser retomado y hoy espera por su concreción definitiva.

“El argumento era que no había plata para esto, y presumo que en el fondo se trata no sólo de partidas sino de sensibilidad social. No nos olvidemos que en el organismo de Niñez prácticamente se vaciaron las políticas para niñas, niños y adolescentes, se dieron de baja becas, programas. Y creo que tuvimos una gobernadora que no se caracterizaba por su empatía, no sólo hacia los niños, hubo un gobierno de ajuste en todos los ámbitos de la administración pública”, señala la diputada del Frente de Todos.

Ese camino hoy puede tener un final feliz en la Cámara alta, donde es Juntos por el Cambio quien tiene mayoría. Allí será el senador Roberto Costa, jefe del bloque de esa fuerza, el encargado de sumar las voluntades de los legisladores de la oposición (entre los que se encuentran los platenses Juan Pablo Allan y Florencia Barcia).

Elena Vita hoy tiene un hijo de sangre que se llama Hernán, tiene dos del corazón que se llaman Sonia y Walter y cientos de hijos de la vida. Esa gran familia, como muchas otras de la provincia de Buenos Aires, aguardan ansiosas una palabra mágica: “Aprobado”.

Comentarios

- Advertisement -