La compañera del primer enfermero fallecido por Covid, contra la precarización

Carmen es enfermera en el Hospital San Martín y desde que falleció su marido, trabajador del Hospital de Niños, prometió movilizarse todos los 21 de cada mes para visibilizar la situación que viven los trabajadores de salud. «No tenemos respuestas del gobierno», denunció

El pasado 30 de agosto falleció en La Plata Antonio Gil Yovera y se transformó en el primer enfermero caído a causa del Covid 19 en La Plata. El hombre tenía 61 años y trabajaba desde el 2013 en el Hospital de Niños. Su esposa, Carmen Burgos, también es enfemera, trabaja en el Hospital San Martín y desde aquel momento prometió llevar adelante la lucha «para que el pueblo argentino sepa que estamos en la primera línea de riesgo».

La mujer y su fallecido esposo formaban una familia popular de migrantes peruanos en nuestra ciudad, participantes en una iglesia católica evangélica y, ambos, trabajadores enfemeros. Carmen se encuentra transformando toda su tristeza y desesperación por perder a su compañero de vida, en lucha para mejorar las condiciones de trabajo. Desde ese momento, todos los 21 de cada mes, Carmen junto a otros y otras enfermeras y médicos se movilizan en La Plata, también porque «no hemos tenido ninguna respuesta del gobierno».

En comunicación con Pulso Noticias la mujer expresó que «es necesario que se sepa que somos un equipo disciplinario entre el médico y enfermero para atender a los pacientes y que salvamos vidas», dijo y agregó: «en las terapias estamos a full, la mayoría que están internados son colegas, se están muriendo… le pedimos al pueblo que tenga conciencia, ya sabemos que están cansados, por los 7 meses, pero es mejor estar en casa que salir y perder la vida» dijo. «.Como enfermeros también nos encantaría estar en casa y que nos paguen el sueldo, pero si nos hemos formado 3 años para estar en una salita u hospital, tenemos que estar ahí», agregó.

Carmen y sus compañeros también tienen reivindicaciones para el Estado. «Todos los 21 vamos a marchar, se juntan médicos y enfermeros… no vamos a parar hasta que el gobierno nos de una respuesta, desde el 21 de septiembre estamos marchando», contó. Como vocera de miles de enfermeros, expresó cuál es la realidad: mencionó un sueldo digno, una pensión digna para los familiares de los caídos, vacaciones, estrés, y agregó: «Desde que empezó la Pandemia no tenemos descanso…que los q están con becas de trabajo tengan planta permanente, que el gobierno tome conciencia que sin enfermeros y médicos no existirían los hospitales».

«Nosotros como trabajadores de la salud tenemos q trabajar en 3 lugares, un hospital, una clínica y cuidando a pacientes a domicilio, porque el sueldo está bajo la canasta familiar» dijo y finalizó: «muchos somos discriminados por trabajar en salud y hay colegas que han salido del Covid 19 y quedan con secuelas como problemas respiratorios, las piernas hinchadas, un ACV etc».

La próxima movilización será el 21 de noviembre, se va a hacer un monumento a los trabajadores fallecidos en pandemia, «entre ellos mi esposo y otros colegas de Berisso».  «Soy representante de los familiares caídos, que quieren una pensión digna.. No tengo respaldo de nadie, si no fuera por un psicólogo y psicóloga que me atienden», expresó la señora y agregó que en la marcha, además de enfermeros, médicos, habrá también estudiantes de medicina y enfermería.

Comentarios

- Advertisement -