Córdoba: conmoción en Paso Viejo por un caso de gatillo fácil

Se trata de Joaquín Paredes de 14 años, quien perdió la vida por una bala policial. Mientras que hay dos jóvenes internados en grave estado a causa de una balacera realizada por efectivos de la Policía Local de Córdoba. Detuvieron a cinco agentes imputados por el delito de “homicidio agravado”

Durante la madrugada de este domingo, la Policía de Córdoba atacó a balazos a un grupo de adolescentes que se encontraban en la plaza de su pueblo, Paso Viejo. Allí estaban escuchando música y tomando algo, hasta que llegaron dos móviles policiales y los balearon. Mataron a Joaquín Paredes de 14 años de un tiro por la espalda.

Según relató una de las vecinas del lugar, testigo del hecho, “la policía pasó y los vio, al rato volvieron con otro móvil, les dispararon y se fueron. Ahí los chicos comenzaron a gritar: ´le pegaron a Joaquín, le pegaron a Joaquín, auxilio, una ambulancia´. Enfrente está el dispensario, y los chicos empezaron a golpear la puerta para que los atendieran pero la enfermera no les quiso abrir, y el de la ambulancia no los quiso llevar”.

“Se fueron a la comisaría a pocos metros y ahí los corrieron a balazos. Una balacera terrible”, contó la vecina que reside a 200 metros del lugar del hecho. “Cuando lo llevaron a Joaquín ya había pasado 40 minutos que estaba tirado, y murió”.

Un domingo lleno de conmoción en el pueblo de 1000 habitantes, en el departamento de Cruz del Eje, Córdoba. Las familias y amigos de los jóvenes piden justicia. Los disparos dejaron también a dos jóvenes internados con heridas graves.

Joaquín Paredes tenía 14 años, estaba en la plaza con sus amigos cuando fueron atacados por oficiales de la Policía de Córdoba

La investigación está a cargo de la fiscal de Deán Funes, Fabiana Pochettino, quien caratuló la causa como “homicidio agravado” y ordenó la detención de cinco policías. Se trata de los agentes: Maykel Mercedes López, de 24 años, Enzo Ricardo Alvarado, de 28 años, Ronald Nicólas Fernández Aliendro, 26 años e Iván Alexis Luna, de 25 años; y del sargento Jorge Luis Gómez, de 33 años.

La funcionaria judicial confirmó a La Voz que el disparo, a priori, fue efectuado con un arma reglamentaria policial y fue realizado por la espalda.

Para las autoridades policiales los jóvenes estaban violando las medidas de aislamiento y “ocasionando disturbios”, lo que no es argumento para asesinarlos. Por su parte el jefe comunal Darío Heredia aseguró a Cadena 3 que “si tengo que dar un paso al costado, lo hago. Estoy acá poniendo la cara”, durante la manifestación que se realizó en las últimas horas para pedir justicia por el joven asesinado.

En tanto, el Tribunal de Conducta Policial de dicha provincia puso en situación pasiva a los cinco efectivos y a un subcomisario (jefe de zona), aunque según aseguraron fuentes judiciales ese jefe todavía no está imputado.

Comentarios

- Advertisement -