Impulsan un proyecto para preservar el Arroyo “El Pescado”

Se trata del único cauce de agua dulce no contaminado de la región. La propuesta de la Municipalidad reglamenta los límites del humedal para promover su protección. Hace un año, un decreto del intendente Garro había recibido críticas por la “delimitación defectuosa” del sector a proteger

El intendente Julio Garro elevó al Concejo Deliberante un proyecto que busca reglamentar los límites de los humedales de la periferia de la ciudad con el objetivo de resguardar los afluentes de agua dulce que se encuentran en la zona sur del Partido y con ello proteger al Arroyo El Pescado, el único arroyo de agua dulce no contaminado en la región.

La iniciativa propone modificar el artículo 141° del Código de Ordenamiento Urbano (COU, ordenanza 10.703), para proporcionar una delimitación más clara del área abarcada por el arroyo y los humedales de la zona, de manera de clarificar el área a proteger.

No es la primera modificación que impulsa la comuna en torno a este sector. De hecho, el año pasado se dictó un polémico decreto municipal que modificaba varios artículos del COU, y que fue cuestionado por centros de estudios especializados en desarrollo territorial y también por integrantes de las Asambleas de Inundados (conformadas por vecinos y vecinas que sufrieron la inundación del 2013).

Entre los puntos de ese decreto que objetó el Centro de Estudios de Desarrollo y Territorio La Dorrego, se encuentra precisamente la modificación que se hizo del mismo artículo, que si bien aumentaba el grado de precisión de la norma original con respecto a la demarcación del Arroyo El Pescado señalaba que se realizaba “una muy defectuosa delimitación de las manzanas del viejo loteo Garibaldi que no se pueden construir por estar en el área natural protegida del Arroyo El Pescado ya que quedan muchas más manzanas del viejo plano de fraccionamiento sin mencionar. Es una pobre respuesta a un muy intenso reclamo de los vecinos”.

El proyecto presentado ahora por la Intendencia vuelve a modificar ese mismo artículo y avanza ahora sí en una delimitación mayor, tras haber realizado un estudio que fuera presentado primero en el Consejo Único de Ordenamiento Territorial (CUOT), integrado por concejales y colegios profesionales.

Además, a través de la modificación de la ordenanza, se busca analizar el crecimiento y transformaciones territoriales acontecidas en estos últimos años en la planicie de inundación de la cuenca del mencionado arroyo, identificando los asentamientos que están siendo expuestos al riesgo de inundación.

Al respecto, la Secretaria de Planeamiento Urbano de la Comuna, María Botta, detalló: “El estudio que hicimos sobre la cuenca del Arroyo El Pescado evidencia la degradación del medio; el estado de riesgo de una reserva de agua protegida aún sin contaminar y un problema ambiental potencial para los asentamientos poblacionales que allí se radiquen por sus características de anegabilidad”.

Entre los fundamentos del proyecto de preservación del Arroyo, desde el área local mencionaron el significativo y desordenado crecimiento poblacional durante las últimas décadas sobre terrenos con fuertes condicionantes ambientales y la importancia de El Pescado por su función ecosistémica, considerándolo un área de humedal que regula el sistema hídrico (agua en superficie y acuíferos).

En este contexto, la propuesta que se elevó al cuerpo legislativo busca resguardar las parcelas que rodean al Arroyo para evitar que se avance con construcciones privadas que pongan en riesgo los humedales de la periferia de la ciudad. 

“Existe una tendencia de expansión urbana en Villa Garibaldi, sobre terrenos bajos localizados en la cercanía del curso de agua correspondiente al Arroyo El Pescado y, más específicamente, sobre su planicie de inundación que, como tal, posee características de anegabilidad”, señaló Botta. 

El proyecto detalla que el humedal del Arroyo El Pescado tiene valor patrimonial por cuestiones ambientales, recreativas y educativas (aspecto que ya figura en la norma original aprobada en 2010); y que la zona a preservar estará definida por el cauce propiamente dicho, sus afluentes principales y su humedal, más una franja paralela de margen de 150 metros adicionales.

“Desde la Secretaría de Planeamiento elevamos previamente al CUOT los lineamientos de esta iniciativa que busca poner en práctica en la ciudad la Ley provincial de Humedales (N 12.247), que si bien fue sancionada en 1999 y el Municipio de La Plata adhirió por medio del Concejo Deliberante, jamás se habían delimitado las zonas que se iban a resguardar y proteger del avance poblacional”, puntualizó Botta. 

Cabe recordar que el artículo 1 de la Ley Provincial 12.247 declara “Paisaje Protegido de Interés Provincial a la Cuenca del Arroyo El Pescado, desde su nacimiento en el partido de La Plata, entre las calles 612 y la Ruta Provincial 36, hasta su desembocadura en el Río de La Plata, entre el Balneario Bagliardi y el Balneario Municipal de La Balandra en el partido de Berisso. (…), área donde no se podrán realizar construcciones que afecten el sector protegido”.

Comentarios

- Advertisement -