Cuidar Verano: la App para irse de vacaciones

Será una derivación del actual sistema que se usa para tramitar los permisos de circulación. El certificado que se emita será obligatorio para el viaje

Las personas que quieran veranear en la provincia de Buenos Aires la próxima temporada deberán bajar una app oficial y presentar una declaración jurada con el lugar de destino, el alojamiento y los días de estadía, mientras que no se permitirán actividades culturales en espacios cerrados, se revisará la capacidad máxima de los hoteles y se crearán estrictos protocolos para todos rubros habilitados. 

Así lo anunció esta tarde el gobernador Axel Kicillof, durante un acto en Mar del Plata en el que adelantó que durante la temporada se desplegarán “una serie de medidas muy rigurosas” para evitar que “haya un montón de gente circulando” sin un lugar fijo de alojamiento.

Acompañado por el intendente local, Guillermo Montenegro, el presidente de la cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, y el ministro de Producción, Augusto Costa, el Gobernador anunció las medidas preventivas que tomará la Provincia para la próxima temporada de verano.

n primer lugar, el mandatario aclaró que no será necesario, para ingresar a los destinos turísticos, contar con un test negativo para coronavirus, puesto que “hoy uno puede tener un test negativo, y mañana empezar a contagiar”.

Sí se anunciaron una serie de controles estrictos para poder asegurar que no se produzcan “grandes aglomeraciones” en los destinos turísticos, según definió Costa. “Va a estar todo protocolizado y regulado. Pero va a exigir conductas responsables: no alcanza con los protocolos si la gente no cumple con las condiciones de cuidado”, dijo el ministro.

Como adelantó DIB el viernes, una de las novedades más importantes para la próxima temporada será la app “Cuidar Verano”, una extensión de la aplicación utilizada por el Gobierno nacional para emitir certificados de circulación que deberán descargar todas las personas antes de viajar.

Según se explicó, en la app se deberá avisar la cantidad de pasajeros, el municipio de destino, el lugar de alojamiento y los días de estadía. Además, deberán presentar material de respaldo, como un certificado de reserva. Cada comuna revisará la información suministrada y validará el viaje. Recién ahí se emitirá el certificado de circulación, que se pedirá en los controles que montará el ministerio de Transporte de la Nación.

Además, Kicillof agregó que “probablemente agreguemos un certificado para pasar el día, si la situación epidemiológica lo permite”.

La intención del Gobierno es controlar lo máximo posible la circulación de personas, evitando que se produzcan las postales más recurrentes de las temporadas exitosas: playas atiborradas, paseos comerciales llenos y sitios gastronómicos desbordados. Todo lo contrario a lo que se recomienda para evitar contagios masivos. “La cantidad de gente que vemos en las playas, toda junta, no va a ser posible reproducir”, aseguró el ministro de Producción.

Para ello se analizará -según adelantó Costa- la capacidad de cada establecimiento hotelero y gastronómico. De esta forma, la Provincia busca asegurar, antes de emitir los permisos de circulación correspondientes, que no haya más de una determinada cantidad de personas en cada distrito de forma simultánea.

Protocolos

Como ya se había anticipado, la temporada comenzará el 1° de noviembre para los no residentes que posean propiedades en distritos turísticos, y el 1° de diciembre para el resto de las personas que deseen viajar. Y se extenderá hasta el Domingo de Pascua, el 4 de abril de 2021. 

La Provincia terminó de definir estos detalles durante una reunión virtual que el viernes mantuvo con una docena de intendentes de los municipios turísticos.  

“Todas las actividades van a estar sujetas a protocolos, desde gastronomía hasta alojamiento, pasando por las playas y el transporte”, señaló Costa durante la presentación. El ministro agregó que no se habilitarán actividades de esparcimiento o culturales en lugares cerrados, tales como el teatro: “Los expertos que nos asesoran recomiendan evitar actividades en espacios cerrados. Vamos a trabajar para que se puedan realizar en ámbitos abiertos”, dijo.

En cuanto a los hoteles y restaurantes, el funcionario provincial señaló que “vamos a definir limitaciones en la capacidad para que se pueda utilizar la estructura, para evitar situaciones donde haya más gente de lo que las situaciones sanitarias aconsejan”. Además, se adelantó que en los alojamientos se va a prohibir el uso de lugares comunes y se van a establecer controles para el uso de piletas. Tampoco se habilitarán los campings.

Por su parte, Kicillof aseguró que toda la planificación del verano “dependerá de la situación epidemiológica”, y señaló: “En la provincia, aunque teníamos todos los números para que haya un desborde sanitario, hemos podido pasar esa prueba de momento exitosamente. En el Conurbano estamos viendo 6 semanas consecutivas de caída de casos. Esto fue producto de un esfuerzo conjunto y solidario de millones de bonaerenses”.

El mandatario provincial reconoció que “los acuerdos son bastantes, parecen tediosos, pero son necesarios”. “Lo peor que nos podría pasar es no tener los recaudos necesarios justo cuando nos queremos ir a descansar”, sostuvo.

“No es una temporada cualquiera, pero para nosotros es una enorme satisfacción anunciar esto y saber que si lo respetamos, vamos a tener una temporada de verano”, cerró.

Comentarios

- Advertisement -