Messi se refirió la desigualdad como un problema: ¿conciencia o hipocresía?

El delantero argentino habló sobre los inconvenientes sociales que genera la desigualdad a pesar de pertenecer al fútbol de elite. Según reveló el diario francés L’Equipe, el rosarino tiene un sueldo de 8,3 millones de euros brutos al mes y su fichaje ronda los 700 millones de la moneda europea

El capitán de la selección argentina y delantero del Barcelona, Lionel Messi, dijo este jueves que “la desigualdad es uno de los grandes problemas” de la sociedad y que es “imprescindible” que “quienes más lo necesitan” tengan acceso al agua, a la electricidad y a alimentos durante la pandemia.

Messi sostuvo, en diálogo con la revista La Garganta Poderosa, que le produce “un orgullo inmenso ver cómo se involucran” las personas que colaboran en comedores y merenderos de Argentina “incluso en tiempos tan complicados como los que estamos viviendo”.

Messi consideró a la desigualdad como “uno de los grandes problemas de nuestra sociedad” y sostuvo que “hay que luchar para corregirla cuanto antes”.

Durante la pandemia, Messi realizó, de manera particular y a través de su fundación, importantes donaciones a hospitales y organismos que luchan contra la covid-19.

“Es imprescindible, para quienes más lo necesitan, preservar todo servicio fundamental en situaciones como esta pandemia; el agua, la electricidad e incluso los alimentos de primera necesidad”, afirmó.

También recordó sus primeros pasos como futbolista, admitió que de chico “no podía ni siquiera imaginar” con una carrera como la que tuvo y aseguró que hoy lo “obsesiona menos el gol” y que intenta “aportar lo máximo para el colectivo”.

No obstante, la Conciencia de clase es un concepto que define la capacidad de los agentes que pertenecen a una clase social de ser conscientes (y de actuar de acuerdo a dicha conciencia) de las relaciones sociales antagónicas -ya sea económicas, políticas o ideológicas- que los condicionan o determinan, siendo la condición original de la organización política en una sociedad de clases. Pero el hecho de tener un sueldo mensual imposible de igualar para cualquier otro trabajador hace pensar en “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”. Se sabe que siempre habrá personas que cobren más por una labor, pero las cifras que se pagan en el fútbol son cuanto menos estruendosas.

​Los jugadores que más cobran en el mundo:

1) Lionel Messi: 8,3 millones
2) Cristiano Ronaldo: 4,5 millones
3) Neymar: 3 millones
4) Antoine Griezman: poco menos de 3 millones 
5) Luis Súarez: poco menos de 3 millones
6) Bale: 2,5 millones
7) Eden Hazard: 2,5 millones
​8) Kylian Mbappé: 1,9 millones

*Cifras mensuales

Comentarios

- Advertisement -