Booktokers: los nuevos influencers literarios

En este último tiempo, la red social más reciente, TikTok, se está abriendo camino entre las editoriales. El nuevo fenómeno es compartir opiniones y recomendar libros mediante videoselfies, lo que da como resultado nuevos influencers de lectura: los “Booktokers

Cassandra Clare, S. Lewis, Sarah J. Maas, el grandísimo Stephen King, y autores argentinos como Cristian Acevedo son algunos de los escritores que estos influencers recomiendan. Con videos de corta duración, cortitos y al pie, los Booktokers pueden incrementar las ventas de novedades y otros títulos perdidos en el olvido.

Tal es el caso de “Matilde debe morir”, thriller lanzado en el año 2016 por el escritor Cristian Acevedo. Esta novela, que en su lanzamiento fue bien recibida por los lectores y tuvo un gran número de ventas, luego de un tiempo -como suele suceder con algunos libros- se estancó en una meseta. Gracias a una videoreseña de una Booktoker, las librerías tuvieron que pedir reposiciones de stock del libro y hoy en día se estima que se están vendiendo entre 100 y 150 ejemplares por semana. Es más, este thriller ya aparece en los primeros puestos del ranking y entre los más leídos en el género de ficción.

Con esta novela, el escritor propone una mirada distinta al lector, con mucho humor, situaciones absurdas y juego teatral, apartándolo del relato lineal. De hecho, el mismo autor se ha sorprendido, ya que los jóvenes son los que volvieron a sacar a la luz esta novela, la cual le habla al lector de “usted”, lo que a su vez presupone que el público no es inicialmente joven.

La literatura ha sido un medio de conocimiento desde hace muchos años. Han sido muchos los autores que han introducido movimientos, acciones o juegos en sus obras. Ejemplo de ello se puede encontrar en “Rinconete y Cortadillo”, de Miguel de Cervantes, la primera novela donde se menciona el juego del veintiuno en la literatura, cuyo juego evolucionó hasta llegar a ser el Blackjack, el cual se puede encontrar hoy en día fácilmente en la red. Otro ejemplo puede ser el libro de George Orwell, “Rebelión en la Granja”, donde se hace un análisis de la corrupción que puede darse en cualquier nivel tras la adquisición de poder.

La forma de comunicación en TikTok es muy diferente a las de otras redes sociales que existen

Influencers como Almendra Veiga son la pieza fundamental para la difusión de los libros, ya que abren un canal de comunicación con los lectores despertando el interés por ciertos títulos. Almendra, una joven booktoker que cuenta con más de 161.000 mil seguidores en TikTok y unos 10.000 suscriptores en su canal de Youtube, fue la precursora del boom de “Matilde debe morir”. Suele recomendar libros de ficción bajo categorías como “libros baratos”, “cortito y picante”, “WTF” o “saga épica”. Para ver videos como los de ella, es necesario crearse una cuenta en TikTok y luego buscar palabras clave como “libros”, “books” o “tiktokbooks”. Es un fenómeno que se está dando en todo el mundo, por lo cual se pueden encontrar videos en todos los idiomas.

Los grupos editoriales se han dado cuenta de que deben tener presencia en las redes sociales que se utilizan hoy en día. María Estomba, gerenta de Marketing del Grupo Planeta, ha comentado que lanzarán su propia cuenta de TikTok y que generarán algunos contenidos propios para sus usuarios, con un lenguaje y estética particular, muy informal. La forma de comunicación en esta red social es muy diferente a las otras que existen. Hay que llegar donde se encuentren nuestros lectores. La editorial española Penguin Random House también ha iniciado campañas de posicionamiento de sus libros en las redes sociales. Las acciones llevadas a cabo las han hecho junto a otros famosos booktokers como Celeste Salas y Guille Ortega, quien cuenta con 2,8 millones de seguidores en TikTok.

Está más que claro que los jóvenes también debaten, leen, escriben, reseñan libros, pero lo hacen a su manera.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre