Gran La Plata: la tasa de empleo cayó 9 puntos porcentuales

Los datos difundidos por el INDEC corresponden al segundo trimestre de 2020, y coincide con la primera etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. La población ocupada en la región se redujo en 75.000 personas comparada con el mismo período del año pasado

Por David Barresi

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió ayer por la tarde los datos del Mercado de Trabajo correspondientes al segundo trimestre de 2020, período que coincide con la primera etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), que comenzó el 20 de marzo.

Uno de los números significativos que arrojó el informe en lo que respecta al Gran La Plata, es la fuerte reducción de la tasa de empleo, que se calcula como porcentaje entre la población ocupada y la población total de referencia. Comparado con el año pasado este índice cayó 9 puntos porcentuales pasando de 44,2% a 35,4%. En ese marco, la población considerada económicamente activa también bajó considerablemente en la comparación interanual, reduciéndose en 87.000 personas.

Cabe destacar que desde el INDEC informaron que en este caso las estadísticas pueden presentar dificultades a la hora de compararlas con los informes previos debido por un lado a la situación de pandemia (y las complejidades para realizar los estudios en ese marco) y por otro lado a un cambio en la modalidad en el relevamiento de la encuesta.

De hecho, esta vez no se dieron datos para la región desagregados por género (sí, a nivel nacional), que mostraban en todos los trimestres una mayor desocupación y subocupación en mujeres que en varones, especialmente entre la juventud.

Aún con esos sesgos que puede tener la información suministrada, en el informe se advierte otro dato significativo: la caída en picada de la población ocupada. Esto no necesariamente significa un incremento en la desocupación en términos estadísticos, ya que no implica que esas personas hayan estado activamente buscando empleo, y eso es lo que mide el Indec cuando habla de personas desocupadas. En este caso, la baja involucra a aquellos habitantes que estuvieron inactivos por falta de posibilidades para poder trabajar en el marco de la pandemia.

En concreto, la población ocupada en el Gran La Plata cayó en un año de 391.000 personas (segundo trimestre de 2019) a 316.000 (segundo trimestre de 2020): es decir, 75.000 menos. La diferencia incluso se nota en la comparación con el primer trimestre de este año, donde el índice de ocupación abarcaba a 361.000 personas.

Problemas de empleo

Según indica la información difundida por el organismo la tasa de desocupación en la región alcanzó un 9,5%. Si se la compara con los tres meses anteriores, significa un aumento de apenas medio punto porcentual. Pero como se señalaba, hay puestos de trabajo que directamente desaparecieron –como el caso de sectores cuentapropistas u otros del mercado de trabajo informal– y no necesariamente entran en la estadística como desempleo.

En total, son 33.000 personas las que se encuentran desocupadas para la estadística (en el mismo período del año pasado eran 46.000). Mientras, la subocupación –personas que están en condiciones de trabajar más horas pero por causas involuntarias no pueden hacerlo– llegó al 6,5%, abarcando a 23.000 habitantes (el año pasado eran 58.000 personas subocupadas).

En tanto, la población considerada como ocupada demandante –personas que tienen trabajo pero que por distintos motivos buscan activamente otro– alcanzó a 34.000 habitantes. El año pasado la cantidad era de 99.000 personas, por lo que el drástico descenso está íntimamente ligado a la caída en picada de la ocupación.

Sumando la cantidad de personas desocupadas, subocupadas y ocupadas demandantes en la región, los ciudadanos y ciudadanas con problemas de empleo alcanzan 90.000. Apenas un panorama de una situación que en realidad es más grave, producto de la caída de la tasa de empleo y los niveles de ocupación.

Cabe señalar que la caída de la actividad económica en la ciudadno es nueva. Ya lleva dos años según los datos publicados en junio -correspondientes al primer trimestre de este año- por el Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial de la Facultad de Ciencias Económicas.

El informe del equipo universitario señala que “el comercio, la construcción, la administración pública y la industria manufacturera son las ramas de actividad que mayor aporte hacen a la caída: entre todas suman casi la mitad de lo que cae en total la actividad económica de La Plata”. Todo esto, antes del comienzo de la primera etapa de la pandemia, donde la economía se paralizó más aún.

Comentarios

- Advertisement -