La oposición en bloque se comprometió a defender el Turf

Foto: Hernán Fouillet

El proyecto de ley que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal para quitarle el financiamiento a la actividad logró aunar a todas las bancadas opositoras, que ratificaron su rechazo a la medida. Referentes del sector advierten que se quiere beneficiar al negocio de las tragamonedas

Otra vez un proyecto de ley impulsado por Cambiemos logró unificar a la oposición, que en conjunto tiene los números suficientes como para tabicar cualquier propuesta oficialista en la Cámara de Diputados de la Provincia. De la misma forma en que ocurrió cuando la Gobernación pretendió quitar los impuestos a las facturas de luz y agua afectando los ingresos de los municipios y los bloques opositores lograron frenar la iniciativa original e introducir cambios, ahora el proyecto de ley que busca quitar el financiamiento al turf avanza en un mismo sentido: se aprobará mañana en el Senado pero encontrará su límite en la Cámara baja.

Esta mañana las bancadas de Unidad Ciudadana y del PJ-Unidad y Renovación, tanto de diputados como de senadores, dieron una conferencia de prensa junto a referentes de toda la cadena productiva de la actividad hípica para manifestar públicamente su rechazo total al proyecto del oficialismo. La misma postura tiene el bloque del Frente Renovador, por lo que las chances de que la iniciativa avance son hasta el momento nulas en Diputados.

“Todos los sectores de la cadena productiva del turf coinciden en que la eliminación de este fondo implica la caída de la actividad. Esto tiene consecuencias en la pérdida de una enorme cantidad de puestos de trabajo, pérdida de la posibilidad de exportar este producto, pérdidas de todo tipo”, afirmó la senadora Teresa García, y remarcó que “no se entiende cuál es el motivo de la decisión”.

En ese sentido, Mariano Fragueiro, representante de la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera, apuntó a vincular la iniciativa oficialista con un intento de darle prioridad al negocio de las “máquinas tragamonedas”, por sobre lo que consideran una actividad productiva y no un mero juego. “Hubo mucha gente que dejó su vida para que el turf sea grande y que tenga representación mundial. El turf es un sello mundial de la Argentina. El turf es cultura. No es juego. Lo nuestro es una industria”, afirmó, y recordó que “la introducción de las tragamonedas generó un éxodo que devastó a la actividad”.

En la Provincia este sector reúne 82.000 puestos de trabajo, vinculados a los cinco hipódromos (entre los que se encuentra el de nuestra ciudad) y los alrededor de 550 haras. Argentina es uno de los mayores exportadores de caballos pura sangre. Empleados, cuidadores, jockeys, talabarteros, herreros, domadores, veterinarios, médicos y gastronómicos son algunos de los oficios y profesiones que diariamente le dan vida a la actividad.

Estuvieron presentes los legisladores Juan Manuel Pignocco, Teresa García, Florencia Saintout, Walter Abarca, Darío Díaz Pérez, Carlos Urquiaga y Guillermo Escudero

La semana pasada el proyecto de ley obtuvo dictamen favorable del plenario de las comisiones de Legislación General y Asuntos Constitucionales y Acuerdos del Senado, por lo que mañana se tratará en el recinto, donde será aprobado ya que ahí Cambiemos sí tiene la mayoría necesaria para hacerlo.

Cabe recordar que los hipódromos de la Provincia de Buenos Aires están regidos bajo la Ley del Turf n° 13.253 y reciben dinero del Fondo Provincial del Juego (Foprojue). Se trata de una retención del 34% a las máquinas tragamonedas, de la cual el 30% va a la Provincia y el 4% restante se destina al sostenimiento de la actividad hípica.

El 19% de ese total conforma el Foprojue y, de ese fondo, entre un 9% y un 15% se reparte entre los hipódromos dependiendo de su capacidad, siendo San Isidro y La Plata los más beneficiados. A través de un decreto de febrero de este año, el gobierno bonaerense redujo ese 15% al mínimo de 9% y pretende, con el proyecto de ley en cuestión, quitar progresivamente el subsidio (de alrededor de $1.000 millones) en un plazo de 18 meses hasta eliminarlo.

Omar Alegre, secretario general del Sindicato de Trabajadores Mensualizados del Hipódromo local, afirmó en la conferencia de prensa que “el Poder Ejecutivo ha tratado este tema con muchísima ignorancia y un toque de soberbia. Su proyecto es la destrucción de la industria hípica y de los hipódromos de la Provincia de Buenos Aires”.

En ese marco, al igual que los legisladores que hicieron uso de la palabra, insistió en destacar el carácter de “actividad industrial” que tiene el turf: “No se trata de un subsidio para que la gente vaya a jugar. Les pido a los legisladores que se den una vuelta por el barrio Hipódromo de La Plata, van a ver cómo a partir de las 5 de la mañana está la gente trabajando dignamente. Esta actividad no para, trabaja los 365 días del año”.

Comentarios