Una autopista al infierno ambiental

Vecinos de Berisso y Ensenada advierten sobre el impacto negativo de la obra de prolongación de la Autopista LP-BS en ambos distritos, que Vialidad Nacional busca concretar. Pilotes y terraplenes en áreas naturales protegidas. ¿Cómo pudo aprobarse un proyecto de esas características? En esta nota, analizamos una situación que también se juega en la justicia

Por Lautaro Castro
Fotos: Nicolás Braicovich

“¿Qué podemos hacer como vecinos frente al peligro que representa esta obra para el Parque, el humedal, y la urbanización de nuestras ciudades? Si en verdad nos preocupa que esta obra se lleve a cabo, debemos expresarnos”. Con esas palabras la Asamblea Salvemos el Monte de Berisso cierra su reciente comunicado, el cual gira en torno a una situación que desde años la mantiene en alerta: la intención de Vialidad Nacional de avanzar con el enlace de la Autopista Ricardo Balbín (La Plata – BS.AS) con la Ruta Provincial 11, que prevé la intervención de áreas naturales protegidas de los partidos de Ensenada y Berisso.

En este marco, desde la ONG invitan a la población a interiorizarse sobre este proyecto y a decir “presente” en la audiencia pública que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) convocó para el 21 de septiembre a las 11 hs, de manera remota, a través de la plataforma Cisco Webex. Se trata de una instancia de participación ciudadana que, aunque obligatoria, no es vinculante, es decir, que la opinión de los vecinos puede ser considerada o desestimada.

De todas formas, desde la Asamblea buscarán aprovechar este espacio para dejar en claro su postura, tal como asegura a Pulso Noticias Javier Magnani, uno de sus integrantes: “Hay muchas falencias e irregularidades detrás de esta obra. Los argumentos para cuestionarla sobran y los haremos saber”. Las y los interesados en participar de la audiencia tienen tiempo de inscribirse hasta cinco días antes ingresando a http://www.opds.gba.gov.ar/contenido/APHome. También podrá seguirse en vivo por el canal de YouTube OPDS – Ambiente Provincia.

LEÉ TAMBIÉN: CANAL GÉNOVA, EL HUMEDAL URBANO QUE FUE BARRIDO SIN TITUBEAR

La prolongación de la autopista, aprobada por el OPDS en 2014 mediante la Resolución 188/14, establece que la traza continúe desde la Rotonda de Diagonal 74 a través del Parque Martín Rodríguez, avanzando luego sobre pilotes por encima del Canal de conclusión de El Dique, para una vez atravesada la Av. 60, seguir en forma de terraplén en diagonal hasta la Av. Pte. Perón (Av.66) , y continuar en paralelo a la Av. 122 hasta su empalme con la Ruta 11 (posible salida por calle 615), en Berisso.

Concretamente, los puntos más conflictivos de la obra tienen que ver con la afectación de tres zonas clave en materia ambiental y de planificación urbana: el Parque Martín Rodríguez, el Canal de Conclusión de El Dique y el Bañado Maldonado. “El tapón que le van a hacer al Canal con esos pilotes va a cortar el normal escurrimiento de las aguas, que de por sí están contaminadas por la actividad de YPF. En cuanto al Bañado, se va a terraplenar una parte bastante extensa. Todos recordamos que ese humedal se transformó en una laguna el 2 de abril de 2013. De no haber estado, seguramente nos hubiéramos inundado. Por eso pedimos que la urbanización se planifique hacia otras zonas”, señala Magnani.

De acuerdo al proyecto, la traza pasará sobre tres áreas naturales: el Parque Martín Rodríguez, el canal de Conclusión de El Dique y el Bañado Maldonado

En cuanto al Parque Martín Rodríguez, perteneciente al partido de Ensenada, la situación es más compleja. Según la Ordenanza Municipal N° 1829/95, este pulmón verde constituye un área natural protegida, al igual que la selva marginal de Punta Lara, la costa del Río de la Plata y otros canales del distrito. Sin embargo, en diciembre de 2016, el Municipio dictó dos nuevas ordenanzas que buscaron allanar el camino para la concreción del proyecto de la autopista: por un lado, la 4234/16, que deroga la 1829/95 y deja sin protección a estos espacios; por otro, la 4237/16, que autoriza a Vialidad Nacional a avanzar con la traza sobre el Parque.

Sendas disposiciones fueron el detonante para que los vecinos decidieran acudir a la justicia. Silvana Sosa, abogada, los representa en una de las dos causas iniciadas, que apunta no solo a la comuna sino también al OPDS: “Presentamos un amparo ante la justicia contenciosa administrativa, pidiendo la nulidad de la Resolución de la OPDS, que declaró a la obra ambientalmente apta. Esta declaración de impacto ambiental se dictó en 2014, sin tener en consideración que una parte de la traza de la autopista pasaba por el Parque Martin Rodríguez que, en ese momento, estaba protegido por la ordenanza que el Municipio después derogó. En la misma presentación, también planteamos la inconstitucionalidad de la 4237/16”. Paralelamente, la Universidad Nacional de La Plata, a través de su clínica jurídica, interpuso una acción directa ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense pidiendo la inconstitucionalidad de la ordenanza 4234/16, que le había quitado protección al Parque.

En ese sentido, los últimos fallos fueron favorables para los ambientalistas. En diciembre de 2018, cuando los trabajos estaban avanzando sobre el Parque, llegó una cautelar, vigente al día de hoy, que frena la obra y establece ciertas exigencias para su desarrollo. “Seguirá así hasta que efectivamente se acredite que el proyecto cumple con algunas condiciones que no afecten ni al Parque ni al Bañado”, asegura Sosa. En la misma línea, Magnani dice: “Si se cambiara la traza, sin dañar tanto los humedales o con un mejor planteo desde el punto de vista hidráulico, no pondríamos reparos. Pero eso todavía no sucedió y así como están las cosas, no es viable”.

Asimismo, días atrás, la Corte provincial respondió favorablemente al planteo realizado por los abogados de la Facultad de Derecho de la UNLP, al ordenar la suspensión provisoria de la ordenanza municipal 4234/16. De esta manera, el Parque Martín Rodríguez y otras áreas naturales vuelven a estar protegidas legalmente, al menos mientras no haya una sentencia definitiva en torno al conflicto.

Los vecinos piden que las conexiones con el puerto local contemple también otros modos de transporte, como el ferroviario y fluvial

El enlace de la Autopista Balbín con Ruta 11 forma parte de las obras complementarias del Puerto La Plata. Entre algunos de los beneficios que, según Vialidad Nacional, traerá la concreción del proyecto están la descongestión de la Avenida 122, donde hoy coexisten tanto el tránsito pesado como el urbano, y una disminución de los niveles de contaminación. Respecto a este último punto, desde la Asamblea lo desmienten y cuestionan el hecho de que no fueran considerados otros medios de transporte.

“Existen alternativas que generan menos impacto en el territorio y menos contaminación atmosférica, como el transporte fluvial y el ferroviario. Para nosotros, son prioridad. Debería estudiarse la posibilidad de utilizar esos otros modos o hacer un equilibrio entre todos. No se hizo ningún estudio estratégico para ver cuáles eran las mejores opciones. Directamente se privilegió el tráfico camionero de contenedores”, sostiene Javier.

¿Cómo sería posible implementar esas alternativas? La base está, solo hace falta voluntad política: “La conexión ferroviaria ya existe. Antiguamente, el tren llegaba al frigorífico Swift, a la punta del puerto. Hay que poner en condiciones ese ramal, que se puede conectar a la red del Ferrocarril Roca. Y otra opción es que, si se quiere transportar mercadería desde Puerto La Plata hasta Zárate o Dock Sud, haya una conexión puerto a puerto de modo fluvial”. 

leé también: “copetro es un reclamo regional, nos afecta a todos”

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre