Restaurar vida: vecinos plantaron árboles en el humedal del Canal Génova

Tras la excesiva limpieza que afectó gravemente a uno de los ecosistemas más diversos de la región, los presentes incorporaron más de 50 especies forestales al lugar. Exigen al Municipio de Berisso que el eje de las acciones sea el cuidado y no la destrucción de este entorno natural

Vecinos Autoconvocados llevaron a cabo el último sábado una jornada de plantación de árboles en el humedal urbano del Canal Génova de Berisso, a fin de comenzar a recuperar este entorno natural que fue violentamente arrasado por las autoridades locales meses atrás.

Luego de que el pasado 15 de agosto realizaran una exitosa tarea de limpieza en el lugar, en esta oportunidad alrededor de 70 vecinos/as, biólogos/as y naturalistas se encontraron en el Puente Roma, frente a Plaza Almafuerte, para plantar más de 50 especies forestales en distintos puntos del canal. Algunas de las variedades incorporadas fueron tipas, timbó, guarán, aguaribay, jacarandá, palo borracho, entre otras, cuya entrega fue posible gracias a la gestión de las y los vecinos con el Vivero Municipal.

Respetando los protocolos sanitarios, los presentes acudieron pasado el mediodía con sus palas y demás herramientas de jardinería, oportunidad que aprovecharon para mostrar carteles con diferentes consignas.

“Existen diversos focos problemáticos y/o contaminantes en este ecosistema, cómo por ejemplo el hecho de que muchos vecinos toman a dicho humedal como un basural, siendo el destino de plásticos, bolsas, escombros, etc. También la conexión de desagües cloacales en desagües que originalmente eran pluviales, desde hace décadas desembocan y contaminan el agua.  A todo eso, se suma una limpieza llevada a cabo por cooperativas contratadas por la gestión municipal que, sin ningún tipo de capacitación ni supervisión, arrasó con gran parte de la vegetación espontánea y nativa de las orillas y de adentro del Canal”, expresaron desde la organización Vecinos Autoconvocados por el humedal del Canal Génova en un comunicado.

Leé también: canal génova, el humedal urbano que fue barrido sin titubear

Este ambiente natural cumple funciones ecosistémicas muy importantes, al actuar como corredor de biodiversidad y hábitat de la fauna típica de estos ambientes, como contención de las orillas frente a la erosión y también como una barrera natural de protección para las personas y otros animales. Asimismo, funciona como “esponja” los días de intensas lluvias y es un importante reservorio de agua.

Amparados en todos estos beneficios que el humedal tiene para la comunidad, las y los vecinos aprovecharon la jornada del sábado para reafirmar su reclamo al gobierno local y pedir mayor conciencia social: “Exigimos que el Municipio cese con esa limpieza destructiva y trace un plan de manejo que apunte a la raíz de los problemas y también llamamos a todos los vecinos a que conozcan la importancia que tienen estos espacios y que se sumen a cuidarlo y preservarlo. Seguiremos con nuevas jornadas porque EL HUMEDAL ES VIDA, NO ES UN BASURAL NI UNA ZANJA CLOACAL”, señalaron.

Comentarios

- Advertisement -