Si no hay respuestas, hay corte

Así lo resolvieron las distintas organizaciones sociales que fueron por segunda vez en la semana a las puertas de la Municipalidad. Exigen respuestas del gobierno de Julio Garro a una serie de pedidos para aliviar la situación de los barrios populares

Distintas organizaciones sociales que desarrollan trabajo territorial en distintos barrios de la periferia platense realizan un corte en las inmediaciones de la Municipalidad, ante la falta de respuestas del gobierno de Julio Garro a una serie de demandas. Se trata de la segunda manifestación en lo que va de la semana, tras un infructuoso intento de diálogo con las autoridades.

Concretamente están solicitando desde hace varios meses, mayor asistencia alimentaria para los comedores y merenderos populares (que incrementaron la elaboración de viandas durante la pandemia); obras en los barrios que generen trabajo y aumento de emergencia para cooperativistas. Este último, un pedido que va más allá de la actual situación sanitaria.

“Las organizaciones sociales nos encontramos desde las 10 frente al municipio de La Plata para reclamarle al intendente Julio Garro que nos brinde respuestas ante la crisis que se vive en los barrios populares”, destacaron en la convocatoria. Y anunciaron que ante la falta de respuestas oficiales, van a extender el corte hasta calle 54 por un lado, y para el otro hasta 50.

“Estamos exigiendo una respuesta a pedidos que venimos realizando hace bastante tiempo, incluso desde antes de la pandemia.  Entre ellos el reconocimiento de comedores que aún no han sido reconocidos”, expresó a Pulso Noticias Paula, una de las manifestantes que pertenece al Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Y se refirió a un reclamo que vienen desde mucho antes que el coronavirus: “Otro de los puntos que planteamos es el aumento de los cooperativistas. Desde enero no hemos tenido aumento y ahí fue de apenas el 7%. En lo que equivale a nuestro salario es una miseria. No estamos llegando a fin de mes”, contó.

La joven expresó que, a pesar de lo insuficiente del salario, los cooperativistas continúan poniéndole el cuerpo en los barrios. “Son tareas que se realizan en los barrios donde vivimos, como la recolección de basura, la limpieza de zanjas, de calles, si no hacemos eso nuestros barrios se transforman en basurales”, relató.

Por su parte Walter, integrante de Izquierda Latinoamericana Socialista, contó que “en los comedores se ha multiplicado la gente que viene a buscar comida porque obviamente no tienen salida laboral, no se pueden hacer changas”.

“Los comedores crecen cada día más, las ollas ya nos están quedando chica y muchos se quedan sin poder retirar la comida. Estamos muy complicados en ese aspecto”, cerró.

Comentarios

- Advertisement -