Macri profundiza el ajuste en el Estado nacional

Foto: María Paula Ávila

A través del decreto 632/2018, el jefe de Estado dispuso una fuerte reducción del personal estatal. No se podrá contratar nuevos empleados hasta 2020, a la vez que se restringirán viajes y viáticos. Buscan recortar 20.408 millones de pesos

El plan del gobierno de Mauricio Macri para cumplir con las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) aumenta día a día. Hoy, mediante el decreto 632/2018, anunció una poda en los gastos del Estado nacional haciendo fuerte hincapié más que nada en los empleados que debe solventar la administración macrista.

De esta manera, el presidente prohíbe a partir de este momento, que el Estado haga contrataciones con el fin de recortar el gasto público y achicar el déficit fiscal. Así, se impide las designaciones a término en las plantas transitorias, las contrataciones para la prestación de servicios profesionales autónomos y las contrataciones de personal con o sin relación de dependencia, bajo cualquier modalidad prevista en estatutos especiales o fuentes de financiamiento no presupuestarias.

Además, se limitará el pago de bonificaciones, premios, incentivos o suplementos en cualquier área o departamento del Estado nacional; se acotarán los pagos por servicios extraordinarios, gastos de movilidad, gastos fijos de movilidad, reintegro por gastos de comida y viáticos. En el caso del traslado de funcionarios con rango de secretario sólo podrán utilizarse pasajes en clase ejecutiva para viajes de duración mayor a 8 horas, debiendo contar con la previa autorización del titular de la Jurisdicción o Entidad de la que dependan.

La decisión del Gobierno nacional alcanza a toda la estructura del Estado excepto a la Agencia Federal de Inteligencia, la Administración Federal de Ingresos Públicos, el Servicio Penitenciario Federal, las Universidades Nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Además quedan exceptuadas de la prohibición el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, del Servicio Exterior y del Cuerpo de Guardaparques Nacionales.

Esta decisión del Ejecutivo va en consonancia con las exigencias dispuestas por el FMI para darle un préstamo stand by por 50.000 millones de dólares, de los cuales 15.000 fueron entregados a finales del mes pasado, usando 7.500 de esos 15.000 millones para frenar la corrida bancaria en ciernes que sufre la Argentina desde el mes de mayo.

Las críticas a esta decisión no se hicieron esperar, y desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) salieron a manifestar que Cambiemos hace una persecución cuasi ideológica en el Estado nacional, echando a la gente que no piensa como ellos, ya que aducen que desde que asumió Macri en diciembre de 2015, se echaron a más de 11.000 empleados públicos, a la vez que eso no sirvió para bajar los gastos, ya que el gobierno lo que hizo fue aumentar la planta de trabajadores en un 25% con personas que dependen exclusivamente de los mandamientos de la alianza gobernante.

Comentarios