La representación de futbolistas en tiempos cada vez más modernos

“No hablamos de gerenciamiento, sino de un acompañamiento”, siente y dice lo que siente Diego Arce, un ejecutivo de estos tiempos, práctica, con sentido del trabajo en equipo, al que el fútbol no le permitió tener en la primera línea cuando ya le faltaba poco, pero estudió y se recibió como administrador de empresas y hoy puede volver a ese sendero de sueños, esfuerzos, contratos, con el subibaja de los rendimientos y la chance extra de ser espejo de los que vienen atrás en esta “industria sin chimeneas”

Por Gabriel López
Instagram: gabriel.colo.lopez

Arce prefiere que su trabajo al frente de Grow Sports lo elogien o no por los mismos hechos. ¿Y qué busca o qué lo diferencia de otras organizaciones que trabajan “detrás de las cortinas” de un espectáculo? “Que para esta empresa se entiende que todo se logra en conjunto, que el asesoramiento al jugador pasa por todos los aspectos de la persona”, explica el presidente ejecutivo.

“No solo entrenadores –sigue Arce-, nacimos para darles una oportunidad a directores técnicos, reparadores físicos y entrenadores de arqueros. Y al que juega cumpliendo su gran sueño de la vida hay que ayudarlo, que piense en cómo aprovechar el presente pero sin descuidar ese futuro cuando la vida continúe en otro rol”.

En la República Argentina, donde se exportan más futbolistas que en ninguna otra tierra del mundo, el servicio de “representación” alternó experiencias buenas, malas y hasta pésimas cuando alguien fue a un país lejano a tener su chance. Quizás por esto, y por haber sido jugador, “la excelencia” es un término que tiene en la mira Grow Sports. Las actividades son constantes y no hay un minuto en que los celulares no estén a disposición de las redes internacionales. “Si la ejecución no tiene resultados inmediatos, no sirve”, afirma Arce, y para muestra valen los siguientes trabajos que detalla a Pulso Noticias a modo de presentación.

Primer caso. El año comenzó con gestiones entre el Club Atlético Rosario Central, de Argentina, y el Sepahan FC, de la República Islámica de Irán. El resultado fue que empezarán un intercambio deportivo y cultural. Los rosarinos darán apoyo deportivo a los iraníes. “Estas alianzas forman parte de la internacionalización deportiva mundial”, expresó el empresario de 35 años.

Segundo caso. En Ecuador se solucionó una crisis financiera de uno de los gigantes de ese país sudamericano, que por la caída de sponsors tras la pandemia estaba en baja con los sueldos del plantel. Resultado: “Grow Sports logró acordar con los dirigentes del Club Deportivo Cuenca, que tendrá su privatización por primera vez en la historia. Buscaremos potenciar al máximo el capital del club”.

Tercer caso: el Club Juventud Unida, de Buenos Aires, empezó un cambio desde la raíz.  “El Lobo Rojo”, que en su último partido oficial antes de la pandemia -el martes 16 de marzo de 2020- perdió por goleada 1-6 (ante Cambaceres, en Ensenada) parece que tendrá otras herramientas cuando se reanude el torneo. Tan pronto como llegó a Grow Sports la sugerencia de analizar este club, las gestiones fueron rápidas y ya puede contar con refuerzos que impactarán en todos los sentidos: dos cracks del Sub 20 de Irán, dos belgas franceses y varios africanos de Togo, Nigeria, Ghana, y Costa de Marfil estarán comenzando la pretemporada en octubre. Arce anticipó que “estamos afinando una idea de transmitir los partidos en un canal estatal de Medio Oriente”.

La marca que lidera Diego Arce

Sus alianzas deportivas

Gestionando, intermediando, las redes llegan a muchas asociaciones y federaciones en todos los continentes. Perú, Colombia, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Chile, Brasil, México y Costa Rica, y del otro lado del mapamundis Ucrania. Portugal, España, Bélgica, Holanda, Nigeria y Ruanda, entre otros.

A partir de este nacimiento con fuerza, se puede asegurar que GS se perfila como un exponente de la representación, donde no se descuida ninguna de las cuatro patas de la mesa: el futbolista, el cuerpo técnico, el directivo y el factor espiritual que mueve a toda institución: sus hinchas y sus asociados.

El logo de esta firma tiene raíces muy amplias y profundas, junto a una flecha que apunta hacia arriba. Que todo haya ido rápido y bien no fue fruto de la casualidad, explica el entrevistado. “La empresa es preexistente y está también abocada a temas de consultoría comercial, asesoría económica, educación complementaria y desarrollo profesional”. No son pocos. En la web abre con el detalle de cada uno de sus profesionales: abogados, contadores, analistas, economistas, empresarios, profesores, ingenieros, técnicos, médicos, brockers… Un verdadero equipo como para dar vuelta aquel prejuicio de la palabra “representantes”. Ojalá que tenga buena y larga vida en nuestro planeta fútbol.

Comentarios

- Advertisement -