Caso Sidders: piden que se le prohíba salir del país

La solicitud fue realizada por los abogados querellantes en la causa por abuso sexual contra el sacerdote Raúl Sidders, al fiscal Álvaro Garganta. Exigen la prohibición de salida del país ante el peligro de fuga por la Triple Frontera, y a fin de asegurar la investigación

Tras la denuncia penal por abuso sexual contra el sacerdote Raúl Sidders, ex guía espiritual del colegio San Vicente de Paul de La Plata, solicitaron ante el fiscal de la investigación Álvaro Garganta la prohibición de salida del país.

Raúl Anatolly Sidders estuvo casi dos décadas (desde 2002) a cargo del colegio platense hasta que fue requerido en julio pasado como secretario por el exobispo auxiliar de La Plata, Nicolás Baisi, actual titular de la Diócesis de Puerto Iguazú.

A las pocas semanas de ese traslado, se presentó la denuncia penal de una joven de 27 años por los abusos sufridos entre 2004 y 2007 en dicho colegio. Rocío cursó la primaria y secundaria en esa institución hasta que se fue por los abusos cometidos por Sidders. “A partir de los 11 años empezó a acosarme. En invierno, adelante de todos, me hacía poner mis manos en los bolsillos de su sotana porque decía que yo tenía las manos frías, y me hacía sentir su erección”, relató la joven a Prensa Obrera, entre muchas otras cosas detalladas en la denuncia.

A raíz de la difusión pública, exalumnos y docentes del colegio comenzaron a denunciar a través de las redes sociales más hechos de estas características los cuales están siendo evaluados para sumarse a la justicia penal. Una situación similar sucedió en la causa del difunto sacerdote Eduardo Lorenzo: este medio difundió las denuncias de abusos sexuales eclesiásticos que permitieron que más personas sobrevivientes del Capellán General del Servicio Penitenciario Bonaerense puedan poner en palabras lo sufrido después de muchos años.

https://pulsonoticias.com.ar/wp-content/uploads/2020/09/sidders-prohibicion-salida-1.pdf

Las respuestas de las autoridades eclesiásticas ante estos hechos de abusos siempre responden a un mismo patrón: “mantener el silencio, manejar todo con mucha prudencia y evitar el escándalo”, tal lo ha confirmado a este medio un exsacerdote de la arquidiócesis de La Plata.

Peligro de fuga

“Resultando elocuente que el imputado Sidders se halla a la fecha, sin función alguna y desconociéndose bajo qué autoridad, en la Triple Frontera, conocido trifinio internacional situado en el cruce de fronteras entre Argentina, Brasil y Paraguay, circunstancia que agudiza y patentiza el inminente peligro de fuga, teniendo a la vista la pluralidad de hechos que en esta etapa liminar de la investigación se vislumbran, la pena en expectativa y la posibilidad concreta de que Sidders trascienda sin control alguno las fronteras de la República Argentina”, afirma la querella en la presentación judicial.

En esa misma presentación, se solicita el aporte del legajo eclesiástico por parte del arzobispado platense encabezado por Víctor Manuel “Tucho” Fernández. “Dando cuenta asimismo de la amonestación y reprensión canónica que le habría sido impuesta en vinculación con los hechos que aquí se ventila”, indicando además el destino actual del religioso en cuestión y las funciones asignadas.

La solicitud deberá ser resuelta por el fiscal interviniente de la UFI N° 11, Álvaro Garganta, y el titular del Juzgado de Garantías N° 6, Agustín Carlos Crispo.

Por su parte, el abogado Juan Pablo Gallego, reconocido defensor de los sobrevivientes de abusos por parte del cura Lorenzo, se suma a esta causa. En diálogo con Pulso Noticias, manifestó que esta solicitud es “una medida elemental que no puede estar sujeta a privilegios o excepciones”.

“Queda claro a la luz de las reglas procesales que disponen este tipo de decisiones cautelares. Se ha colocado al imputado en una situación que claramente le permite o le facilita burlar o frustrar la investigación en trámite al facilitar un traslado inexplicable al área de la triple frontera”, resaltó. Y agregó: “A su exclusiva voluntad podría trascender sin restricciones e impedir definitivamente el avance de la causa en la que hoy está siendo investigado en La Plata”.

Cabe mencionar que Sidders fue denunciado en 2011 ante el Inadi debido a sus dichos misóginos y violentos en su programa de televisión en el canal local, “Ave María Purísima”. Durante una de sus emisiones, frente a niños y jóvenes que lo acompañaban, llamó a quienes habían participado de una movilización contra la violencia de género “loquitas”, “yeguas” y “chirusas”, que “pretenden matar bebitos que están por nacer”. 

Comentarios

- Advertisement -